Dom. Ene 16th, 2022

A los hermanos y hermanas de nuestra diócesis de La Paz, a través de los distintos medios de comunicación de nuestra Baja California Sur:

Les comunico que en la madrugada de este miércoles 22 de diciembre de 2021 ha fallecido quien fuera el primer obispo de la Diócesis de La Paz.

Mons. Gilberto Gilberto Valbuena Sánchez nació en Chietla, Puebla, el 4 de febrero de 1929. Hijo de Jesús Valbuena y Elvira Sánchez. Estudió en el Seminario Palafoxiano y fue ordenado sacerdote el 21 de mayo de 1955.

El 9 de diciembre de 1972 fue nombrado Obispo Titular de Vazari Didda y Auxiliar de la Diócesis de Tacámbaro, Mich., y el 8 de febrero de 1973 recibió la consagración episcopal.

El 1 de marzo de 1976 fue designado Vicario Apostólico de La Paz, para posteriormente, el 29 de marzo de 1988, ser nombrado el primer Obispo de la Diócesis de La Paz, Baja California.

Posteriormente, fue nombrado para la Diócesis de Colima como su noveno obispo, el 8 de julio de 1989, tomando posesión de la misma el 31 de agosto de 1989. Su ministerio pastoral se caracterizó por un fuerte impulso a la pastoral de conjunto y la revitalización de las estructuras eclesiásticas.

En las diócesis en donde le tocó servir como obispo se caracterizó por su entrega y cercanía, tanto con el pueblo como con sus sacerdotes.

Al cumplir los 75 años de edad, el Papa Benedicto XVI le aceptó la renuncia por edad canónica, el 9 de junio de 2005.

Como obispo emérito, Mons. Gilberto vivió en la Ciudad de Puebla, apoyando en la Catedral como confesor y celebrando la santa Eucaristía. En tiempo de Mons. Rosendo Huesca, apoyó como Vicario Episcopal de Religiosos y Religiosas; después, al asumir la Arquidiócesis, Mons. Víctor Sánchez Espinosa le pidió que apoyara en el Consejo de Asuntos Económicos. Recientemente, convivió unos meses con los presbíteros de la Casa del Sacerdote y posteriormente se trasladó a la Casa de espiritualidad de El Cerrito, en Cholula, Puebla.

Fue llamado a la Casa del Padre el 22 de diciembre de 2021, a los 92 años de edad.

Viviremos siempre agradecidos con Dios por su presencia a través de un pastor como lo fue don Gilberto.

Miguel Angel Alba Díaz

Obispo de La Paz

La Paz, BCS

Deja un comentario