Lun. Nov 29th, 2021

Arq. Eugenio Santa Cruz H.

Haciendo Historia.

Sin duda las declaraciones vertidas hace unos días por el titular de la SEPUIM Marco Antonio Gutiérrez de la Rosa inquieta y genera controversia sobre el futuro inmediato de nuestras vías vehiculares.

Los datos oficiales muestran una radiografía completa y explícita de lo que padecemos todos los conductores de La Paz cada día que transitamos por esas calles destrozadas.

Desinterés, falta de una buena planeación en los Planes de Desarrollo sexenales desde hace varios años dieron pie al estado lamentable que presenta la ciudad con vocación turística, agregar a ello las pocas y pésimas obras de pavimentación que se han realizado en calles a lo largo y ancho de nuestra capital (recordemos la reciente de Félix Ortega entre Ocampo y Bravo), que recién terminada se perdió la carpeta asfáltica por el mal manejo de los materiales y una pésima compactación de las terracerías, y la supervisión? ¿Y los laboratorios? ¿Y los costos? Esa inercia nos ha llevado que las obras de relumbrón algunas presenten pronto fracturas, hundimientos o problemas en el saneamiento.

En ello ha tenido gran responsabilidad el mismo gobierno del estado, porque no se ha aplicado a una buena supervisión y porque tal vez las pruebas de laboratorio, la calidad de materiales los trabajos de topografía o tal vez corrupción, terminaron por entregar y recibir obras de mala calidad. ¿Aplicaron las pólizas de garantía de vicios ocultos?

En los gobiernos municipales el problema es mayor y consiste en la aprobación de nuevos fraccionamientos en donde la calidad de las arterias viales dista mucho de tener la calidad probada, a los meses de autorizar y municipalizar los servicios empiezan inmediatamente los problemas que luego tienen que resolver el mismo municipio y el gobierno del estado. Redes de agua potable y drenaje con el material más corriente y por supuesto con poca vida de utilidad. Entonces no es una noticia nueva el rezago de pavimentación que tenemos en nuestras ciudades, ante la omisión y en veces sumisión del funcionario, las grandes empresas constructoras les doblan las manos y como siempre el tiempo apremia en estos trabajos…se hacen obras pocas de mala calidad y a las carreras.

Sin duda la pavimentación de nuestras ciudades sudcalifornianas debe ser prioridad a los gobiernos entrantes en el estado de BCS, hablar de rezago siento es una disculpa antes de agarrar la pala, por eso decía que no es nueva la historia de que tenemos atraso en la pavimentación, junto a ella van los trabajos de conducción de agua potable y de drenaje que conlleva a mejorar la calidad de vida del ciudadano. Pero el reconocerlo da pie a tener la idea de la preocupación del Gobierno ante este problema.

Como sugerencia le pediría respetuosamente a nuestro secretario de SEPUIM Marco Antonio Gutiérrez de la Rosa, le diera una revisada a sus archivos que deben estar en su dependencia y conozca los trabajos realizados hace algunos años en el exitoso Programa de Pavimentación del Fideicomiso del 1% en el municipio de Los Cabos.

En un esfuerzo del gobierno del estado, colegios de ingenieros y arquitectos ambos de Los Cabos junto con Empresarios, se lograron pavimentar 17 calles importantes en Cabo San Lucas y San José del Cabo con concreto hidráulico, terracerías, saneamiento, banquetas, guarniciones y alumbrado público, en un fondo que manejamos de 120 millones de pesos con Banobras y que al final del Programa hubo alrededor de 8 millones de pesos en ahorros que realizamos en los trabajos de las obras, se tuvo una magnifica supervisión externa que garantizó la calidad, por cierto este dinero se utilizó junto con recursos del ayuntamiento de Los Cabos en la ampliación y pavimentación de la carretera en la salida de Cabo San Lucas a La Paz. Estos trabajos realizados por el gobierno del estado coadyuvamos con el gobierno del estado y los realizamos en el trienio del presidente municipal. C.P. Ulises Omar Ceseña Montaño y un servidor que era el Secretario de Obras y Servicios Públicos en su administración. Nos queda la satisfacción que las obras se terminaron en tiempo y forma como era nuestra responsabilidad, cuidamos mucho su calidad y los recursos públicos, la prueba ahí está en las obras que tienen a la fecha un estado perfecto.

Ojalá se implemente un buen Programa Sexenal de pavimentación, la ciudad lo merece, atendiendo primordialmente los pavimentos que ya cumplieron su vida útil y sus instalaciones de saneamiento, priorizar circuitos nuevos y que desfoguen tráfico vehicular y tengan gran conectividad con las ya existentes. Exigir CALIDAD en las obras y en los materiales, de ello depende la vida larga del concreto o del asfalto, junto a ello un Programa de mantenimiento y bacheo que debería ser una dependencia completa para ejercer presupuesto y obra.

En fin, le apostamos a la experiencia y honestidad del Titular de la SEPUIM y le deseamos el mejor de los éxitos, si se aplica dejará huella de un trabajo que recordaremos los paceños por años cuando transitemos por esas calles pavimentadas.

Ojalá así sea.

Deja un comentario