Sáb. Nov 27th, 2021

El recibo de agua potable de la clave de usuario 21150941 del establecimiento, además, se le cobra sólo el consumo mínimo de 17 metros cúbicos como tarifa doméstica y no industrial

El Director General del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de La Paz, Mario Gálvez, ordenó que el recibo de inmueble ubicado en Isla Coronado 180 esquina con Altata en la Colonia Paraíso del Sol sin número de medidor, lugar donde se ubica la empresa purificadora “Agua del Claro” propiedad de su esposa, fuera cobrado con tarifa doméstica, bajo la clave de usuario 21150941, a nombre de Gómez Muñoz Fabiola de Lourdes cuando debería debería tener tarifa industrial.

A través de una denuncia pública, se encontró que el recibo de agua potable cambió de uso industrial a residencial desde el mes anterior, cuando Mario Gálvez asumió la dirección general del organismo operador; además, que se le retiró el medidor y se le impuso tarifa mínima de 17 metros cúbicos para cobrarle solamente al mes 164 pesos, a un establecimiento dedicado a la venta y procesamiento de agua purificada y que es propiedad de su esposa.

Con fundamento en el artículo 3 fracción XXXIV  de la Ley de Aguas del Estado de Baja California Sur, este usuario es considerado industrial, y que este concepto contempla textualmente lo siguiente según esta legislación “Uso industrial: La utilización de agua en fábricas o empresas que realicen la extracción, conservación o transformación de materias primas o minerales, el acabado de productos o la elaboración de satisfactores (plantas potabilizadoras, plantas purificadoras, fábricas de hielo y otros), así como la que se utiliza en parques industriales, en calderas, en dispositivos para enfriamiento, lavado, baños y otros servicios dentro de la empresa, las salmueras que se utilizan para la extracción de cualquier tipo de sustancias y el agua aun en estado de vapor que sea usada para la generación de energía eléctrica o para cualquier otro uso o aprovechamiento de transformación”.

Este abuso fue denunciado por usuarios de las redes sociales, quienes expresaron que mientras existen usuarios que no cuentan con agua potable en sus hogares y que se les cobra tarifas elevadas, el director de SAPA La Paz, Mario Gálvez, al amparo del abusa y viola la confianza de la alcaldesa Milena Quiroga y de los principios de la cuarta transformación de no robar, no mentir y no traicionar.

Justamente este martes, la alcaldesa Milena Quiroga, posteó una polémica pregunta abierta que textualmente dice: ¿Quién se quedó con el dinero del SAPA? Justamente este mismo día sale la denuncia pública en el que se evidencia a su más cercano colaborar, que al amparo del poder, estaría aprovechándose de su cargo para favorecer intereses personales y de familia.

La diferencia en caso del consumo mínimo residencial al industrial es de más de, toda vez que el usuario residencial paga por cuota promedio fija 164 pesos al mes, mientras que el usuario industrial paga por 1181.00 pesos, suponiendo que consumiera el mínimo de 24 metros cúbicos, lo que es imposible que pase en una empresa que utiliza la transformación de agua como materia prima principal, en la purificación y venta de la misma, que podrían alcanzar hasta los 100 metros cúbicos al mes en su facturación, recursos que dejarían de entrar al organismo operador.

Deja un comentario