Vie. Dic 3rd, 2021

Guerrero Negro, B.C.S. La Unidad Foránea Guerrero Negro (UGN) del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, S.C. (CIBNOR) se creó en 1997, pero los orígenes de este campo experimental datan desde 1990, en lo que en su momento fue el Proyecto Agrícola JICA desarrollado entre el gobierno de Japón y el de México. La UGN se ha enfocado en desarrollar proyectos, asesorías y servicios técnicos especializados con un fuerte compromiso de socialización del conocimiento que se genera en sus investigaciones financiadas por fuentes nacionales e internacionales. Sus asesorías, transferencias de tecnologías, proyectos comunitarios y desarrollo de insumos innovadores han contribuido positivamente al impulso agrícola y pecuario sustentable del noroeste de México.

La innovación es lo que motiva el quehacer científico-tecnológico de la UGN, pero lo que enlaza las distintas actividades es la educación ambiental dirigida hacia la mejora de actitudes, valores y cultura de los sectores con los que interactúa para que emprendan de manera colaborativa a través de estrategias productivas sostenibles.

En el periodo 2020-2021, se continuó trabajando en proyectos de investigación, educación ambiental y desarrollo comunitario con todas las medidas de prevención implementadas por el gobierno federal y el sector salud para prevenir la diseminación del virus SARS-CoV-2 que ha causado la pandemia de Covid-19. Los proyectos están siendo financiados por fondos internacionales como UNESCO, Mitsubishi Corporation y Universidad de Tottori, Japón.

Durante su presentación en el marco del 46 aniversario del CIBNOR, el Dr. Raúl López enfatizó:“Insertos en una crisis, como la provocada por Covid-19, la solidaridad institucional del CIBNOR cobra mayor protagonismo, mayor humanismo, y es por eso que la UGN se está adaptando para enfrentar nuevas estrategias de movilidad y formas de transmitir conocimiento para continuar tendiéndole la mano a la sociedad, quien fue quien la creó y quien la financia”.

Es importante destacar que la investigación financiada por la Universidad de Tottori tiene como objetivo central, fortalecer al sector social y productivo con sistemas intensivos de producción de hortalizas y hierbas aromáticas sin utilización del suelo y con elevado uso eficiente del agua. Aunque la educación ambiental es parte esencial de cualquier acción de la UGN, recientemente Mitsubishi Corporation se ha sumado a esta acción y está financiando a la UGN  la capacitación de jóvenes de los alrededores de Guerrero Negro en la producción de alimentos de manera sustentable.

Finalmente López A, recordó que en la actualidad, la UNESCO financia el establecimiento de módulos hidropónicos de bajo costo para la producción de frutas y verduras que permitan reducir la inseguridad alimentaria de familias que viven en condiciones de pobreza agravada por la crisis económica ocasionada por la pandemia de Covid-19. 

Deja un comentario