Jue. Oct 28th, 2021

“La diplomacia es el arte de decirle a la gente que se vaya al infierno de tal manera que pidan como llegar”, W. Churchill. López Obrador alineo a México, su pueblo, su gobierno y las fuerzas armadas en pleno al bloque pro comunista integrado por Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y otros más.

Por Ángel Ozuna

No me gusta utilizar alocuciones latinas, pero esta frase ha estado de moda a raíz de la muy mal planeada 6ª. Reunión de la CELAC debido a que Pro tempore le corresponde a México llevar la conducción de la misma mientras se efectúan las propuestas y se hacen las votaciones para asumir la presidencia. Todo hubiera estado muy bien si no es porque al presidente obrador se le ocurre traer como invitados de honor al presidente de Cuba Díaz-Canel y a Maduro de Venezuela.

Sintetizando: lo que hizo obrador fue lo siguiente: alineo a México, su pueblo, su gobierno y las fuerzas armadas en pleno al bloque pro comunista integrado por Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y otros más. El mensaje importante que estamos enviando es de que México admira y reconoce los regímenes dictatoriales, tal vez en un mudo deseo de seguir su ejemplo, como dicen en los ranchos: “dios guarde l´hora” pero para allá vamos.

Como si no tuviéramos suficientes problemas domésticos, Obrador se encarga de conseguirnos broncas gratis, ¿Qué necesidad hay de meternos en esos pleitos? ¿Para qué traer a dos dictadores y atenderlos como reyes? Tanto Díaz-Canel como Maduro viajaron a todo lujo en sus propios aviones ejecutivos, por si no se fijó Obrador o se hizo como que no vio. Fueron recibidos por el arrastrado de Ebrard en el hangar presidencial, aunque no quieran llamarlo así, pero es lo que es. Los demás integrantes de la CELAC fueron llegando poco a poco siendo recibidos por funcionarios menores de poca monta.

El 16 de septiembre pusieron como invitado de honor a Díaz-Canel. El secretario de la defensa cuando lo dejaron, dio el discurso inicial por mero compromiso, el show principal lo dieron Diaz-Canel y Obrador: los blancos de sus ataques fueron por supuesto los archi malosos norteamericanos por tener de rodillas al pueblo de Cuba con su maldito bloqueo. A propósito: Obrador hizo una larga apología de los vituperios con los que atacaban a Miguel Hidalgo, fueron muchos y muy picudos algunos como ese de llamarlo: “el primogénito de satanás”, “Caco, malo, malísimo, “Pacha” (quien sabe que signifique eso), “monstruo”. En verdad el autor de esa lista, Paco Ignacio Taibo, se esmeró en que no se le escapara ninguno de los supuestos y muy ofensivos motes de Hidalgo. Pero en una ceremonia oficial recordar que al Cura de Dolores lo llamaban “primogénito de satanás” yo lo veo totalmente fuera de lugar.

A resumidas cuentas: para mí como hombre común y corriente (más corriente que común, decía un instructor) la multicitada junta de la CELAC fue un fracaso diplomático y cuyo costo va a ser muy alto. Me llamaron la atención las intervenciones de los presidentes de Paraguay y Uruguay. Mario A. Benítez de Paraguay dejó en claro que no estaba de acuerdo con la presencia de Díaz-Canel y Maduro y que su representación no por estar presente reconocía a los gobiernos antes mencionados. Más adelante se retiró de la junta dejándolos hablando solos. El presidente de Uruguay se mantuvo igualmente al margen. En dicha reunión no se tocaron temas fundamentales como la democracia, los derechos humanos ni la migración. En cambio, Obrador propuso la creación de un organismo idéntico a la Unión Europea y si lo nombran a él como presidente, aunque sea “pro tempore” mejor. Una más de sus locuras.

Gran demostración de fuerza y organización.

Las fuerzas armadas mexicanas dieron una vez más prueba de su buena organización y disciplina, su buen equipamiento y adiestramiento, todo eso estuvo muy bien, pero me queda una duda ¿los tanques con sus cañones de 75mm van a repartir “abrazos”?  Los infantes con su armamento ¿pueden con un enemigo peligroso? ¿O se van a seguir dejando “cintarear”, escupir y desarmar vergonzosamente por las hordas enardecidas?

¿De qué sirve tanto personal y armamento si no los dejan utilizarlo? ¿De qué sirven los francotiradores con sus trajes de ramas y sus poderosos rifles cal. 50, si son nada más para el desfile?

Tanto dinero invertido en equipo, personal y material para que el 50% (según los norteamericanos) del territorio nacional esté en poder de grupos delictivos, es decir, estados en poder de la delincuencia “organizada” o “desorganizada” en donde nadie puede circular libremente si no es bajo amenazas.

Siento desilusionarlos, pero esa demostración de las fuerzas armadas mexicanas suena a farsa, a puro bluff, esos vehículos blindados con sus llantas nuevecitas y relucientes con “armorall” ¿no deberían estar mejor en los lugares en donde no se puede circular por los bloqueos de los diferentes carteles? O, si están tan bien equipados que salgan a darle una buena tunda a los chicos malos y enseñarles quién tiene el mando de este país. Aviones, helicópteros artillados, vehículos blindados, soldados bien equipados y armados, ¿no podrán contra el crimen? ¿Qué pasa entonces? ¿Por qué no actúan enérgicamente? A menos, claro está, que todo sea una farsa gigantesca.

Los únicos que en todo caso debieran marchar en los desfiles de cada 16 de septiembre serían los cadetes de las escuelas militares, los demás efectivos hay que ponerlos a trabajar para que desquiten lo que cuestan, ¿para qué nos quieren apantallar con tanto equipo y soldados si no los saben utilizar?, o no quieren utilizarlos, para el caso es lo mismo. Nos daría una mucho mejor impresión que todo eso que se nos mostró en el desfile lo utilicen para retomar el control de ese 50% del territorio nacional y no que solo los saquen a relucir cada año.

Si, muy bien señor secretario todo estuvo muy bonito, ahora vamos a demostrar en el terreno de qué están hechos nuestros soldados, y ver si pueden cumplir las misiones que el presidente imprudentemente les asigne como policías de rancho, al fin y al cabo, para repartir “abrazos” no se requiere más que soldados risueños, desarmados y listos para repartir flores.

Señor presidente, señor secretario: ¿de verdad creen que los AT-6 con el armamento que llevan debajo de las alas con cartuchos de guerra sirvan para repartir “abrazos”? Pero si el alto mando así lo ordena esos aviones pueden llevar debajo de las alas contenedores de rosas y tulipanes. Si la misión es abrazarnos unos y otros, para eso no necesitamos ningún tipo de armamento, solo ramos de flores, convirtamos a la FAM en FAF, o sea: “fuerza aérea floral” para repartir flores por todo el país y ser felices, o tal vez hasta repartir “cartillas morales” para que los malosos se porten bien, porque si no, los acusamos con sus mamacitas. ¡Uff! Ya estamos hasta la coronilla de tanta mafufada, hasta me da vergüenza mencionar todo eso, pero hay que hacerlo para que quede constancia de que no estamos de acuerdo con los haceres de este gobierno chafa y mediocre que no tiene otro destino más que la ruina.

En el 2022 vamos a tener elecciones, así como en el 2023 y en el 2024, sendas oportunidades para desbancar a esta ramfla de ratas que tomaron por asalto las arcas nacionales.

La reconstrucción del país va a tener que ser una prioridad después de este vendaval llamado 4T. 30 millones les dieron carta blanca a estos salteadores de oficinas, ya llevan 3 años tratando de acabar con México, no lo van a lograr. El 2022, el 2023 y con mayor razón el 2024 los vamos a mandar a que pasen a retirarse al rancho de su afamado mesías, ahí vamos a ir a cobrarles las facturas.

Un penúltimo comentario: el presidente obrador utiliza todo lo que está a su alcance para lograr controlar a partidos y políticos por igual. Las embajadas y consulados son un arma favorita para comprar voluntades y fidelidades. ¿Quién va a rechazar ser embajador o cónsul? Ya sé que el servicio exterior mexicano siempre ha sido utilizado a conveniencia de los presidentes, imagínense más abajo como estará la cloaca.

Gracias por leer.

Deja un comentario