Vie. Sep 24th, 2021

Por Bertoldo Velasco Silva

Después de un descanso obligado por motivos de salud y esperando recuperar la movilidad normal de mi mano derecha, Micrópolis regresa al escenario político con una nueva imagen en nuestra web, analisisbcs.com, gracias a nuestra diseñadora y a nuestro web master, que le han dado una frescura y colorido a la página, respetando ante todo, los contenidos y perfiles de quienes día con día, participan con su colaboración. Quiero decirles, me gustó la nueva imagen. Espero que, a Usted, estimado Lector, también sea de su agrado, independientemente de los contenidos.

Ayer, fue otro día de elección. Muy diferente a la del 6 de junio pasado. Las estimaciones que hace el Instituto Nacional Electoral, es que no rebasó el 8 por ciento del padrón que se esperaba fuese del 40 por ciento en base a la lista nominal, para lograr 37 millones de sufragios en todo el país.

Y los factores determinantes del fracaso de esta Consulta Populares fueron varios, a saber: la gente ya está cansada de este tipo de participaciones tras la pasada contienda electoral; la segunda, fue el desdén de la población como de los mismos militantes del partido promovente como de lo que no la querían, de la poca promoción que realizó el árbitro electoral y por ubicar escasas mesas receptoras de votos y ubicarlas muy alejadas de los ciudadanos que imposibilitaron la asistencia de quienes deseaban ser partícipes, y los más, que concluyeron que esta consulta era una ocurrencia, porque la ley, debe aplicarse no consultarse.

Para que fuese el resultado vinculante y así poder enjuiciar a los personajes del pasado, que mucho daño le hicieron a México, tendría que haber sido el señalado del 40 % sobre el padrón nominal. Sin embargo, al realizar un recorrido por algunas mesas receptoras de votos en esta capital, pudimos darnos cuenta de la escasa participación ciudadana.

Tal parece que la expresión que dice la boleta electoral de este primero de agosto, no atrajo a los sufragantes, pues no es lo mismo “enjuiciar a los expresidentes” a “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminando a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas? Si o No”.

Cierto es que esta, es la primera consulta popular realizada y organizada por el Instituto Nacional Electoral en la historia política del país, pero los pronósticos tanto por el presidente de la República, como principal promotor ni de Morena su segundo promovente, fueron los esperados, pues de acuerdo a los datos arrojados en el conteo rápido realizado por el INE, afirma que la participación ciudadana apenas fue menor al 8 por ciento de un 40 por ciento que se estimaba para que el resultado de la consulta fuera vinculatoria.

¿De quién fue culpa este fracaso de la consulta popular? ¿De los promoventes? ¿Del Instituto Nacional Electoral? Ayer, en la la casilla que le correspondió acudir a votar el gobernador electo Víctor Castro Cosío, éramos más los reporteros que los sufragantes. Sin embargo, Castro Cosío al ser entrevistado por analisisbcs.com, prácticamente culpó al INE de esta situación, por ubicar en malos lugares las casetas receptoras de votos, alejadas de la ciudadanía. Cierto, fueron ubicadas en escuelas públicas, pero no en los lugares adecuados, pues mientras el profesor Víctor Castro tiene su domicilio en Isabel La Católica entre 5 de mayo y Morelos, la casilla correspondiente la colocó el INE a una distancia de 20 cuadras. Ilógico.

Y así como esa casilla, se instalaron la mayor parte de ellas. Y por ello, el gobernador electo de la entidad, fue contundente en sus declaraciones, el Instituto Nacional Electoral actuó a propósito, para desalentar la participación ciudadana; porque “organizó mal la consulta popular, cuando este instituto debía ser ejemplo de impulsar, de crear, de ir, para que la gente fuera a participar, con esto, el INE está falseando la realidad”.

En esta entrevista, dijo Castro Cosío, que ellos, han trabajado por años, “para fortalecer la democracia, algunos creen otros no, pero poco a poco se va haciendo más creíble. Porque sin democracia, no hay justicia. No puede haber un país con desarrollo económico sin democracia., porque democracia significa el respeto a los derechos de las personas; significa luchar en contra de la corrupción; significa la participación de la gente en las grandes decisiones nacionales; por eso, nosotros no vamos por una democracia representativa sino por una democracia participativa, solo así se construye la democracia”.

Ya lo dijo el profe Víctor, pero también, tanto promoventes a favor como los que estaban en contra, hicieron su papel, unos para que acudieran a las urnas, y otros, para que no lo hicieran; sin embargo, la mejor respuesta la tiene Usted, estimado Lector, para saber, cuáles fueron las razones del por qué la gente no acudió a este llamado para según unos, llevar a juicio a los expresidentes del país, y otros, de que “no era necesario consultar a la ciudadanía para aplicar la ley”.

Pero, los resultados de esta consulta, en cuanto a la participación ciudadana de casi el 8 por ciento, fue mayor a las consultas anteriores, tal y como se las mostramos en la siguiente gráfica.

Deja un comentario