Mié. Sep 22nd, 2021

Por Lic. Jesús Francisco Rubio Salgado y Lic. Jorge Iván Navarro Manríquez

Muy buenos días, o tardes, tenga Usted Estimado Lector, dependiendo de la hora del día en la que se encuentre tranquilamente leyendo esta columna, qué con Gran Gusto realizamos para Usted, esperando se esté cuidando del típico calor Sudcaliforniano, muy abrumador.

En esta ocasión traemos para Usted el análisis titulado “Educación, Ciudadanía y Democracia en Baja California Sur”, que después de haber pasado esta jornada electoral aún sigue habiendo temas sobre la mesa que imperativamente implican un análisis objetivo y de vital importancia para el quehacer social y de la ciudadanía, y socialmente hablando es necesario que debamos concientizar en los temas que nos impactan en la vida diaria del microcosmos que es nuestro estado de Baja California Sur.

Partimos del concepto de “educación” y así entonces nos permitimos definirlo, puesto que la palabra “educación” proviene del latín educere que en su significado más próximo se refiere a “conducir, guiar, orientar” y que se puede relacionar con la palabra exducere que a su vez significa “sacar hacia fuera”, y así entonces relacionamos ambos conceptos etimológicos llegándose a interpretar el concepto de “educación”, como el de conducir hacia afuera y por lo tanto el significado etimológico tiene su esencia en la idea de hacer que el ser humano saque todo su potencial.

Por otro lado, es un hecho notorio que el ser humano está inmerso en una realidad, conviviendo en la naturaleza, la sociedad y la cultura y cada uno de estos contextos va educándolo, viéndose envuelto en una parte de la realidad y dado a sus características cognoscitivas, por naturaleza propia, tiene la necesidad de aprender, siendo curioso y una vez que adquiere el conocimiento puede modificar su entorno hasta donde las mismas leyes de la naturaleza le permitan.

Como decía Nelson Mandela, “la educación es el arma más poderosa qué puedes tener para cambiar el mundo”, el sabio Aristóteles citaba “sólo una mente educada puede entender un pensamiento diferente al suyo sin necesidad de aceptarlo”, por su lado Confucio, desde la antigüedad, manifestaba que “la educación genera confianza, la confianza genera esperanza y la esperanza genera paz” y por último Jean Piaget señalaba que “sólo la educación es capaz de salvar a nuestra sociedad de un posible colapso ya sea violento o gradual”.

Ahora bien, podemos Amigo Lector, entrar en el abismo del relativismo por tantas definiciones sobre educación que nos dan algunas mentes ilustradas, pero si somos objetivos, con esta serie de definiciones podemos ir construyendo un concepto general de educación que nos sirva para entender el presente contexto, entonces diríamos que “la verdadera educación tiene como finalidad transformar al ser humano que a su vez pueda para cambiar el mundo y hacer de este un mejor lugar para vivir, permitiendo que converjan una diversidad de pensamientos distintos pero de la misma estimación que motive a tener empatía con el prójimo, creando una paz tanto individual como social y que a su vez fomente un progresismo que ayude construir los cimientos para que las generaciones presentes y venideras del mañana tengan la fortaleza para soportar los violentos tiempos de cambio, perpetuándose el bien común de la sociedad”.

En el marco constitucional, el derecho humano a la educación se encuentra regulado en el artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual señala que toda persona tiene derecho a la educación y que el Estado, entendido como la Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios impartirán y garantizarán la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior; por su parte la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California Sur, en su artículo 10º precisa que la educación será motivo de especial atención del Estado, asumiendo el ejercicio de todas las atribuciones que le confieren el artículo 3º de la Constitución General de la República y sus disposiciones reglamentarias, reiterando que todos los habitantes del Estado tienen derecho a recibir educación y que el Estado de Baja California Sur y sus Municipios, impartirán educación preescolar, primaria, secundaria y media superior, y qué le educación será gratuita y tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia.

Así mismo, el derecho a la educación está vinculado con la libre manifestación de las ideas y con el progresismo social, en cuanto al avance científico y tecnológico se refiere, también contribuye al perfeccionamiento del ser humano tanto en lo espiritual como en lo material o corpóreo, permitiéndole discernir entre lo bueno y lo malo de manera objetiva y potencializar todas sus habilidades.

Así entonces, en ambos preceptos se reconoce el derecho a la educación, siendo importante para aprovisionar de entrenamiento intelectual necesario para generar una autonomía personal posibilitando el ejercicio de otros derechos y alcanzar una verdadera libertad, preparando al hombre para integrarse como miembro de una sociedad democrática, y sobre todo porque es la educación el elemento esencial para construir una sociedad justa, ya que es una condición sine qua non (sin el cual no) que el Estado aseguré condiciones de igualdad de oportunidades en el goce de los derechos humanos y el acceso justo y equitativo a los demás bienes sociales, y que permea en una pluralidad de contextos de naturaleza individual o colectiva, cómo lo es lo científico lo cultural lo social lo económico lo ecológico lo político, etcétera.

Otro de los derechos que se encuentran conectados con el de la educación es precisamente el derecho a la cultura, y en el caso de la Ley de Educación para el Estado de Baja California Sur, se menciona en el artículo 2º del referido cuerpo legislativo, que precisamente en su párrafo segundo señala que la educación es el medio fundamental para adquirir, transmitir y acrecentar la cultura, es decir que sea una verdadera cultura sensible y expresiva, que también debe estar basada en las ciencias artísticas como pueden ser la música, la pintura, la escultura, la danza o el cine, y que dado a la naturaleza pluricultural e intelectual de la población se manifiesta de diversas maneras, evitando la degeneración y la prostitución cultural, cómo actualmente sucede dado a un capitalismo que en vistas de lucrar con la necesidad de esparcimiento y de recreación cultural de las personas ofrece material cultural de baja calidad y ociosamente repetitivo, incitando a un hedonismo capitalista, vacío y sin sentido que no cultiva y proveyendo de un banal placer a los sentidos, atrofiando las mentes.

Y no sólo el derecho a la educación se encuentra reconocido y tutelado en nuestra Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos en sus artículos 3º y también el 4º, y de igual forma no sólo en la Constitución para el Estado de Baja California Sur, ya que está inmerso y reconocido en tratados internacionales como lo son la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales “Protocolo De San Salvador” y desde luego en la Convención Sobre los Derechos del Niño. Ahora bien, ¿qué beneficios tiene la educación en la democracia? mire Usted Amigo Lector, yo creo que son evidentemente muchos, por un lado permite a los ciudadanos estar atentos a la problemática social que nos afecta, permite tener una cultura de la legalidad, permite tener una cultura del ahorro, se comprenderá mejor la idea de qué escoger una profesión es escoger un destino y que existe un compromiso social para regresarle a la sociedad lo que tanto nos ha dado, permitirá conocer nuestra historia y nuestras raíces de origen, a su vez permitirá que siga existiendo nuestra cultura regional característica de Baja California Sur, cómo lo es la sabrosa cocina Sudcaliforniana, permitirá comprender a los ciudadanos de nuestro Estado lo que significa ser un verdadero Sudcaliforniano.

También permitirá tener una ciudadanía de calidad, respetuosa de su prójimo, y que como ciudadanos Sudcalifornianos, debemos tener presente que así como tenemos derechos también tenemos obligaciones como lo son el de inscribirnos en el catastro municipal manifestando nuestro haber patrimonial e industrial, así como nuestra profesión u ocupación, inscribirnos en los padrones electorales, alistarnos en la guardia nacional, votar en las elecciones, ejercer los cargos de elección popular y desempeñar las funciones electorales y demás que señale las leyes respectivas, como bien lo señala la Ley de Ciudadanía y Calidad del Sudcaliforniano.

En el plano de la equidad de género, permitirá comprender y ejercer lo contenido en la Ley de Igualdad Entre Mujeres y Hombres para el Estado de Baja California Sur, emanada propiamente del artículo 4º Constitucional qué cita que la mujer y el hombre son iguales ante la ley, ayudando a garantizar la igualdad entre hombres y mujeres y estableciendo mecanismos institucionales que promuevan la igualdad sustantiva tanto en lo público como en lo privado; aunque la mencionada ley utiliza el término “empoderamiento” en su artículo 1º, creo yo que no resulta muy ad hoc (apropiado, adecuado) emplear el término empoderamiento, ya que le da una connotación sumamente elevada, qué puede prestarse al famoso fenómeno de victimizar tanto a hombres como a mujeres, y es que el espíritu de la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres, o bien Hombres y Mujeres, permite erradicar abusos y desventajas en cuestión de género que pudieran provocarse por una mala cultura y desde luego por una mala educación de géneros.

Una cuestión que desde un punto de vista muy personal me gustaría resaltar es la relacionada a la lectura, y no quisiera hacer uso de la reiterativa pregunta ¿cuántos libros ha leído Usted en lo que va del año?, sino más bien apuntar qué hay diversas formas para adquirir conocimiento y una de las cuales es precisamente la lectura, señalando que, como se dice científicamente, se sabe o se presume, mientras más se lea se crean más conexiones neuronales en el cerebro, lo cual permite mejorar la capacidad de adquirir y procesar información, y bendito sea nuestro Honorable Congreso Local, que para tal efecto ha promulgado la Ley de Fomento Para la Lectura y el Libro del Estado de Baja California Sur, cuyo objeto, según su artículo 3º, es precisamente el de fomentar y promover la lectura, la escritura y las bibliotecas, erradicar los distintos grados de analfabetismo en las poblaciones de Baja California Sur, promover la producción, distribución, difusión, calidad y preservación del libro y desde luego facilitar el acceso a toda la población, ya que es el libro un elemento central de la cultura y también una herramienta para la conservación y transmisión del patrimonio cultural de la nación y de Baja California Sur, señalando también que aparte de que el Estado debe estimular la actividad editorial, que genera una derrama económica favorable a nuestro Estado, el fomento a la lectura genera un incremento en los valores a la cultura, a la libertad de expresión y a la democracia; desde luego que también con esto se comprende la modernización y actualización de acervo literario y periodístico de todas y cada una de las unidades bibliotecarias del Estado de Baja California Sur, entre otros aspectos de relevancia.

¿Y qué onda con los jóvenes?, desde luego que también nuestros jóvenes entre 12 y 29 años, considerados así por la Ley de la Juventud para el Estado de Baja California Sur, son un sector importante qué contribuye a la participación democrática y que desde luego tienen derecho a manifestarse y sobre todo porque existen temas que les afectan y qué son propios de la etapa por la que están transitando y cuya finalidad, de la citada ley, es la de regular las medidas y las acciones que contribuyan al desarrollo integral de los jóvenes, garantizando el respeto de sus derechos fundamentales en todo el territorio de Baja California Sur, también el de regular la organización y funcionamiento del organismo público descentralizado denominado como Instituto Sudcaliforniano de la Juventud del Estado de Baja California Sur, dicha ley en su artículo 7º enuncia una serie de principios y conceptos dentro de los cuales destaca el de “civilidad” entendida ésta como el desarrollo de los valores democráticos en la persona para potenciar la convivencia, la libertad y la tolerancia en sociedad, y de igual forma menciona el concepto de “participación” haciendo referencia a la intervención libre, constante y democrática de los jóvenes en los procesos de toma de decisiones que afecten su entorno.

Así las cosas, Amigo Lector, ya en ediciones anteriores de esta Su Columna, se habían abordado temas relacionados con la democracia, cómo lo es el de la Participación Ciudadana, recordando que el término democracia, etimológicamente hablando, proviene del latín demos “pueblo” y kratein “gobernar”, y que viene a ser un sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho de este a elegir y controlar a sus gobernantes, “el gobierno del pueblo para el pueblo”. Luego entonces, para poder realizar esto, resulta evidentemente necesario estar educado, es decir tener una verdadera educación de calidad que garantice el Estado, y que naturalmente se complementa, en a prima facie (a primera vista) con la educación de casa, ya que ciertamente la sociología y la antropología señalan que el primer grupo en el que el ser humano empieza a formar sus primeras relaciones humanas y a recibir la primera educación es propiamente y muy acertadamente la familia, sobre todo en lo que respecta a los valores morales; dicho sea de paso ¿por qué el Estado protege la vida en el vientre materno? porque esa vida es un ciudadano en desarrollo, haciendo un paréntesis para señalar que no existe el derecho al aborto, por qué el bien más tutelado por el derecho es la vida y tampoco existe el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo afectando la vida que lleva dentro, ya que ni la madre ni el producto tienen ni mucho menos comparten los mismos órganos, aunado también a que tanto la madre como el producto no poseen el mismo código genético, por lo cual se concluye que son dos personalidades individualmente distintas.

La democracia es una constante, es un horizonte inalcanzable que al ser perseguido se nos escapa, y al alejarse cobra sentido la metáfora, ya que es una persistente búsqueda por alcanzar el perfeccionamiento, la armonía y la paz social, y la llave está en aportarle a la educación del hombre, ya que es la única forma de transformar el mundo.

Como siempre, Agradecemos una vez más a todos los queridos lectores que nos regalan un poco de su tiempo para poder leer nuestra columna y por supuesto a la REVISTA analisisbcs.com que nos permite este espacio a favor de la opinión y de la diversidad de la manifestación de las ideas, por las temáticas de nuestra realidad social en Sudcaliforniana, quien es un motor para nosotros en vista de seguir exponiendo nuestras opiniones bien intencionadas y de forma objetiva, reiterando el agradecimiento para con aquellas dudas, sugerencias o comentarios respecto a sus temas jurídicos de interés que pudiéramos abordar para exponerles y así abonarles más a su acervo de conocimiento, que desde luego consideramos es amplio y bastante.  RS Abogados, Estudio jurídico, somos profesionales del Derecho, especializados en Derecho familiar y civil, así como en Derechos Humanos que está compuesto por, el Lic. Jorge Iván Navarro Manríquez, egresado de la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, con diplomado en Derechos Humanos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Lic. Jesús Francisco Rubio Salgado, egresado de la licenciatura en Comunicación y de la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, con diplomado en Derechos Humanos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.  Datos de contacto rsabogados.bcs@gmail.com, con gusto recibiremos sus sugerencias y temas de interés.       

Deja un comentario