Vie. Sep 24th, 2021

“Cuando el pueblo le teme a su gobierno hay tiranía. Cuando el gobierno le teme al pueblo hay libertad”. Thomas Jefferson.

Por Ángel Ozuna

Julio 20 del 2021

Con el debido respeto a Juana Inés de Asbaje Ramírez de Santillana. Este gobierno no tiene límites para la estulticia, el ridículo y la burla hacia los ciudadanos. Ríos de tinta se han desgastado inútilmente para tratar de hacer entrar en razón al de Macuspana. Él se cree dueño de México y nosotros, tristes mortales, tenemos que obedecerlo, por eso recurro a Sor Juana Inés de la Cruz: “¿Quién es más de culpar? ¿Si obrador con su farsa de la siguiente consulta o nosotros que le hacemos caso? Ambos diría yo. Uno por querer pasarse de vivo y nosotros por salir a votar y así darle piola a una de las más grandes vaciladas de este sexenio (eso espero que solo sea un sexenio) a donde nos llevaron 30 millones de personas.

A principios del siglo XX, en lo que llamamos la Primera Guerra Mundial se utilizaba un método para tratar de esconderse del enemigo y que consistía en generar nubes de humo, tanto en tierra como en el mar para tratar de engañar al contrario y esconderse. En la II Guerra Mundial con el advenimiento del radar, las cortinas de humos quedaron obsoletas cuanto inútiles. Hoy, más de 100 años después, Obrador utiliza los mismos métodos en su inútil intento por tratar de disfrazar la realidad nacional utilizando distractores que según él van a desviar la atención del público hacia otros lados u otros temas que él inventa. Solo que la terca realidad no lo deja esconderse, es muy difícil evadir los hechos que una y otra vez, lo hacen quedar mal.

Si alguno de sus múltiples hermanos se le descubre recibiendo dinero y se le evidencia en un video, inmediatamente monta otro espectáculo para distraer a la opinión pública y tratar de hacer como los barcos en la batalla de Jutlandia, con espesas cortinas de humo intentar huir del enemigo. A obrador nadie le ha dicho que eso ya no funciona, mientras tanto él lo sigue intentando. Desgraciadamente, para Obrador los radares modernos son capaces de detectar a cualquiera de su familia practicando el deporte de apoderarse de recursos de procedencia sospechosa, así que más vale que los controle antes de que sean descubiertos y expuestos a la luz pública, aunque para algunos de ellos ya es demasiado tarde, pero obrador hace como que no se da cuenta y finge demencia y se voltea a ver a otra parte. Mientras tanto su familia se sigue enriqueciendo, y si eso pasa en su familia no quiero ni pensar cómo estarán los integrantes de este totalmente incompetente gabinete.

Dicen los que saben que a Santa Ana y a Álvaro Obregón les decían los “quince uñas” porque Santa Ana nada más tenía dos brazos y una pierna y Álvaro Obregón solo tenía dos piernas y un brazo. A la familia de Obrador le faltan manos para apoderarse de los recursos nacionales…y solo les quedan tres largos años y quién sabe cuántos hermanos y primas le queden a Obrador para darles también su turno a que metan mano, o tal vez ya la metieron y no nos hemos enterado, ojalá que Carlos Loret y compañía nos sigan informando, aunque sea nada más para enojarnos, porque no les van a hacer nada.

La publicación británica The Economist, es la segunda ocasión que le dedica sendos artículos a la actuación de Obrador. La primera por allá por mayo del presente en la portada aparecía una foto de obrador en una planta de Pemex rodeado de soldados bajo el título: “Mexico´s false messiah” (El falso mesías de México). Huelga decirles los epítetos que Obrador y su ministro de relaciones le endilgaron a la revista, de la peor inmundicia no la bajaron. Ahora de nuevo le vuelven a lanzar dardos envenenados por medio de otra publicación en la que tildan a Obrador de “peligro para México” y de utilizar un argumento “cantinflesco” para tratar de consultar al pueblo sublime, dicharachero y cervecero si se somete a juicio o no a los expresidentes, una maniobra totalmente carente de sentido y legitimidad. Eso sí, vamos a tener que pagar algo así como 500 millones de pesos para que se celebre esa farsa, recursos que hacen falta para cubrir la falta de medicamentos y que Obrador quiere que se dilapiden inmisericordemente y sin ninguna utilidad, pero nadie lo frena, nadie le dice nada y allá vamos a presenciar una parodia más de este presidente.

Me da satisfacción el hecho de que aquí en el país encontremos personas que levanten la voz para crear conciencia sobre las incongruencias del gobierno de morena y su banda de atracantes; pero igual celebro que en el extranjero también se den cuenta de las locuras obradoristas y las publiquen a cielo abierto, aunque se moleste el de Macuspana.

El famoso avión que ya se vendió/no se ha vendido; que ya se rifó/ nadie se lo sacó, como nadie lo compra, va a servir para fiestas/, acaba de realizar un vuelo a Japón para llevar algo así como parte del equipo que necesitan los atletas para su participación en los juegos olímpicos. No sabemos que transportaron o a quiénes, además hicieron una escala técnica en Anchorage, Alaska sin ninguna necesidad. Sería interesante saber cuál fue el costo del viaje ida y vuelta, así como el retorno. Solamente necesitamos saber cuántas horas de vuelo se aventaron y se van a aventar ya que termine la olimpiada, así como el costo total. Digo, si se puede porque entre todos, lo vamos a pagar ya que Obrador no va a poner ni un quinto.

El gobierno mexicano a diferencia de otros países, a las compañías comerciales de aviación no les dio ningún tipo de apoyo, no se diga a los demás sectores de la aviación nacional, Obrador simplemente los dejó “morir solos” y les mandó el mensaje de: “háganle como puedan”.

Desgraciadamente, este personaje que eligieron los aspiracionistas y golpistas trató con el mismo rasero a toda la economía mexicana por eso estamos al borde del colapso, pero vamos requetebién. Lo curioso que quiero comentarles es que dichas compañías aéreas mexicanas salieron con la muy lamentable “arrastradencia” por no encontrar otra palabra de fabricarle el “show” de Santa Lucía y mandar cada una de ellas un avión vacío con un altísimo costo por tiempo y combustible totalmente desperdiciados y tirados, en este caso “al aire” para quedar bien con el señor, aunque no los voltee a ver hasta que tiene urgencia de transportarse a algún punto del país. No contentas con estas miserables demostraciones, ahora intentan ayudar a que la Agencia Federal de Aviación Civil recupere la categoría 1 de donde nunca debieron haber salido. Aeroméxico, Volaris, Viva y Aeromar se merecen lo que les pasó, les sigue pasando y les va a pasar por andar de arrastrados con Obrador y sus planes de acabar con el país. Nadie se los va a agradecer solo van a tener que seguir marchando al ritmo que les toque la aviación a nivel mundial, paso muy diferente del que quiere seguir nuestro gobierno al cual no le interesa para nada lo que le pase a la aviación mexicana. En pocas palabras, para los que no entendieron: México lleva un rumbo totalmente equivocado, mientras en el resto del mundo sus gobiernos ayudan a salir adelante a la aviación.

Y ya mejor le paro porque las teclas se están calentando. Gracias por leer.

Noticias del Día

Deja un comentario