Sáb. Jul 24th, 2021

Arq. Eugenio Santa Cruz

Julio 15 del 2021

La Pandemia nos ha calibrado para calificarnos como género humano, de forma individual, familiarmente y como sociedad. Con ella hemos mostrado y demostrado el carácter que cada uno de nosotros poseemos por naturaleza ante una emergencia sanitaria.

La desgracia de muertes de familiares amigos o vecinos nos ha otorgado la experiencia de corroborar cuan débiles somos como seres vivos, lo frágil que es nuestra naturaleza humana ante la desgracia y que hemos entendido en forma forzada que esta enfermedad no es un juego pues se trata de preservar vida o de encontrar a la muerte.

La vacuna y la fortaleza física individual por supuesto son muy importantes, así como una alimentación sana y no se diga llevar una vida lejos de drogas o alcohol que ayudan mucho pero que no son preceptos que garantizan la supervivencia.

La Pandemia nos ha enseñado a vivir de otro modo, en otras formas y en una nueva realidad: trabajar, estudiar, y atender nuestros asuntos cotidianos en línea o en plataformas virtuales, con una menor movilidad y a la nueva forma de vida nos hemos acostumbrado a usar normalmente el cubre bocas y a cuidar la sana distancia. Lavarnos las manos regularmente como antes no lo hacíamos, o guardar la distancia entre personas que antes nunca respetamos, o taparnos la boca al toser o estornudar se ha hecho un lenguaje corporal que muchos no lo hacían antes de esta contingencia.

A lo largo de la Historia del hombre han sucedido Pandemias que han diezmado a la población del género humano en el mundo entero, pero no la han puesto en riesgo de su extinción, en estos casos han fallecido millones de personas por diferentes enfermedades. ¿Será esto cíclico en el género humano para sobrevivir?

Otro motivo de muerte han sido las guerras en la historia de vida del hombre, en un ejercicio de muerte colectiva que denigra la calidad humana pensante y que hasta ahora es injustificable sea cual sea el motivo.

Cuadro 1 Principales Pandemias en la historia de la Humanidad.

Aquí un resumen general de Pandemias en la Historia:

En México la Pandemia del Covid 19 nos ha puesto a prueba y nos ha costado trabajo entenderla y atenderla; acatar las indicaciones y protocolos que las Secretarias de Salud nos han dictado; dando pretextos, desinterés, y en la mayoría de los casos irresponsabilidad por parte de la ciudadanía.

También ha habido una gran flacidez Oficial en México en los 3 órdenes de Gobierno para hacer cumplir las Normas que ellos mismos imponen, argumentando en cierto modo el problema económico, el desempleo, el político, etc. ¿La muestra? en estos momentos que México atraviesa la grave tercera ola de contagios por Covid, el Presidente López Obrador anuncia que la próxima semana dará a conocer un Programa para el regreso a clases, la verdad no entiendo la postura.

A veces me he imaginado como vivieron los ingleses por meses debajo de los túneles del Metro de Londres soportando los embates de los nazis con sus bombas V1 y V2 al final de la II Guerra Mundial, en precarias condiciones y sin alimentos, con frio, sin agua, abrigo o medicinas, salir al exterior significaba la muerte. Sin embargo, resistieron y pudieron vivirlo para contarlo. ¿Por qué ahora no tomar la misma actitud de responsabilidad y cuidarnos?

Así deberíamos comportarnos todos días, enclaustrados en casa y saliendo a lo elemental y respetando los señalamientos que nos han dado repetidamente las autoridades, pero pregunto… ¿Quién las cumple cabalmente? Y como nadie las respeta y tampoco se hacen cumplir me pregunto ¿Cuándo terminará esta pandemia?

Es la pregunta que sobrevuela mi cabeza todos los días ¿hasta cuándo estaremos en cuarentena? Yo creo que la solución la tenemos todos, pero nadie quiere colaborar.

Usted y yo tenemos la respuesta, solo será cuestión de vivir en orden y acatamiento.

A nivel local, suprimir las medidas “a medias” del Gobierno como los porcentajes de aforos en playas que debe ser tajante su cierre, playas como el Comitán son cantinas ambulantes todas las noches que aparte de la promiscuidad molestan a los residentes de esa zona, y no se diga en otras zonas por rumbo del Tecolote, en el área del Malecón la llamada de los Cocos el fin de semana pasado (sábado 10 de Julio 2021) estaba atestado de gente, igual los bares que no son negocios de primera necesidad; el número de pasajeros en autos debe regularse para evitar el acarreo de familias enteras.

Nos dicen que para entrar a una tienda debe ser una persona por familia, y en el estacionamiento del negocio está el auto lleno de gente. ¿A cuántos niños Usted ha visto en las tiendas y sin cubre bocas?

Los camiones urbanos siguen sin respetar el cupo permitido, la banqueta sur del Malecón repleta de gente en bares y cantinas, aunque la del lado del mar esté totalmente vacía. Totalmente incongruente.

Regresando a la pregunta que me hago todos los días sobre el día que regresemos a la normalidad… con este comportamiento que tenemos todos creo que es impredecible conocerlo, nuestro regreso a clases presenciales y a la vida normal estará condicionado al semáforo (no tan congruente y eficiente, por cierto), seguramente Santa Claus vendrá en esta Navidad en forma virtual o tal vez el próximo año ya en Semana Santa nos puedan abrir al 100% nuestras hermosas playas de Baja California Sur.

Todo dependerá de todos.

Noticias del Día

Deja un comentario