Sáb. Jul 24th, 2021

* Por los Lic. Jorge Iván Navarro Manríquez y el Lic. Jesús Francisco Rubio Salgado

Junio 28 del 2021

Es un gusto saludarle Estimado(a) lector(a), esperando que tenga un excelente día y este gozando sobre todo de una muy buena salud, que precisamente es el tema que creo yo con justa razón debemos de tocar en estos tiempos, y no hacerlo de forma tan repetitiva en el contexto del famoso covid-19 y la ola de incrementos por motivo del contagio que de nueva cuenta no sacó el prado; siendo entonces qué de lo que le hablaré en esta ocasión es precisamente sobre el derecho humano a la salud y la trascendencia que ha tenido precisamente en Baja California Sur.

Generalmente, cuando escuchamos hablar del derecho a la salud creo yo nos contextualizamos en el ámbito de la salud biológica, es decir la salud de nuestro organismo, de nuestro cuerpo, sin embargo no es el único aspecto del derecho a la salud que comprende, sino que también existen otros aspectos que tienen relación directa con la salud y que son precisamente la salud emocional y la salud mental, como lo ha señalado en diversos criterios jurídicos la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo tanto es evidente que estamos ante un derecho humano muy importante, y cómo se ha dicho en la doctrina y en base a sus principios reguladores los Derechos humanos estos están interconectados y si se viola uno se violan todos, dicho sea de paso, en lo que concierne al derecho humano al trabajo qué tiene su relación con el derecho humano a la salud y está protegido este a través de los esquemas de seguridad social del trabajador, pero, cómo lo veremos más adelante, para que pueda preservarse el derecho humano a la salud es necesario conocer de fondo la compleja maquinaria gubernamental que está detrás de ese derecho humano que permite preservarlo e incluso irlo mejorando progresivamente, siendo entonces que la administración y funcionamiento de la maquinaria estatal, es puesta a prueba todos los días por las exigencias de los derechohabientes de los servicios sociales de salud en todos los esquemas, sobre todo y no se diga, en lo que concierne a ésta larga y desgastante época de proliferante  pandemia.

Ahora bien, en lo que respecta al derecho humano a la salud, éste está reconocido en el artículo 4º Constitucional, en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 12 del Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en el artículo 5º  de la Convención Internacional Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, artículos 11º  y 12º  de la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación de la Mujer y desde luego en el artículo 24º  de la Convención de los Derechos del Niño, tal referido derecho entonces se traduce en la obtención de un determinado bienestar general para la persona integrado por el estado físico, mental, emocional y social de la persona y del cual deriva otro derecho que es precisamente el derecho a la integridad físico- psicológica, de lo cual resulta evidentemente que el Estado tenga un interés de rango constitucional en proporcionarle a las personas, sea en el aspecto individual o social, una condición de salud y bienestar, y  por otro lado en lo que se refiere al aspecto social del derecho a la salud, este tiene que ver con el deber del Estado de darle atención y solución a los problemas de salud que afectan a la sociedad en general mediante la creación y establecimiento de mecanismos, programas y estrategias para que todas las personas tengan acceso a los servicios de salud, lo que se traduce en lo que se conoce cómo políticas públicas, que desde luego involucran un control en la calidad de los servicios de salud y en la identificación de los principales problemas que afecten la salud pública.

Y una vez dado a conocer lo que es el derecho a la salud, nos preguntamos estimado lector o lectora ¿si en Baja California Sur realmente está bien preservado, cuidado y atendido ese derecho humano a la salud? Tenemos por un lado el distinguido Instituto Mexicano del Seguro Social, qué es una institución del Gobierno Federal Mexicano tripartita, esto es que se integra con las aportaciones económicas del Estado, de los patrones y los trabajadores, Y que además según los criterios del máximo tribunal de impartición de justicia de México, actúa como un órgano fiscal autónomo, sin embargo creo yo que es un hecho notorio que no es suficiente y menos aún en estos tiempos la calidad de los servicios que ofrece para estar a la altura de las exigencias de la actual realidad social, aunado a las necesidades de atender los cuadros patológicos que devienen de otras enfermedades, ya que se dice, se sabe o se presume que se ve rebasado en cuanto a personal y recursos para atender a los derechohabientes.

Por otro lado, tenemos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para Los Trabajadores del Estado, que creo yo tiene el mismo esquema de aportación tripartita que el seguro social y que a diferencia del IMSS que cubre a los trabajadores en el sector privado el ISSSTE se encarga de brindar los beneficios de salud y de carácter social a los trabajadores del gobierno federal y de los gobiernos estatales, dando cobertura así a un gran porcentaje de población de México, pero estimado lector me gustaría plantearle la pregunta, si le dieran a escoger en qué institución de salud pública le ofrecen un mejor servicio ¿Cuál escogería? Y es así qué debemos de hacer un análisis racional de la calidad de los servicios que ofrecen ambas dependencias en Baja California Sur, tomando en consideración hechos notorios que resultan por demás muy evidentes y que se traducen propiamente en la burocratización del otorgamiento del derecho a la salud qué es un problema de políticas públicas y de igual forma compartiendo una solidaria responsabilidad nosotros los derechohabientes qué debemos tener la conciencia de cuidar eso muy valioso que se llama salud dando prioridad y ponderación aquellos casos en que de verdad se necesita preservar la salud en los pacientes graves, mujeres embarazadas o niños e incluso optar por la cultura del deporte, cuya legislación en la materia tenemos en Baja California Sur y ayudar a tales dependencias en el sentido de no saturar el otorgamiento de los servicios en cuanto a sus trámites se refieren y más allá un si lo ponemos en el plano de las prestaciones sociales en el otorgamiento y mantenimiento del régimen de pensiones.

Y ya que estamos en el contexto de lo jurídico, me permito comentarle que la Ley de Salud para Baja California Sur prescribe y reitera en su artículo 1º  qué es de interés general y de orden público la protección de la salud estableciendo las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud proporciona dos por el estado y en concurrencia de este y a sus municipios en términos del artículo cuarto constitucional, del artículo 18º de la Constitución Política de nuestro Estado de Baja California Sur y de lo concerniente a la Ley General de Salud, reiterando en su artículo 2° que la protección a la salud es el derecho que tienen todos los habitantes del Estado de Baja California Sur a la procuración de las condiciones de salubridad e higiene que le permitan el desarrollo integral de sus capacidades físicas y mentales que propicien un amplio desarrollo en sus capacidades así como prolongando y mejorando la calidad de la vida humana, y teniendo una parte axiológica qué tiene que ver con la coadyuvancia, creación, conservación y disfrute de las condiciones de salud que contribuyan a un desarrollo social, lo cual implica también el conocimiento que debemos de tener como ciudadanos sobre la solicitud y el uso de los servicios de salud que proporciona el Estado a través de sus dependencias.

Ahora bien, líneas atrás mencionaba lo complejo que es  la estructura del mecanismo que es el rubro de los servicios de seguridad social del Estado y todo lo que contempla, tan así que la Ley de Salud para el Estado de Baja California Sur contempla en su artículo 3º  lo que es la materia de salubridad general que vislumbra lo que es la atención médica ponderando primeramente el beneficio de los grupos social y económicamente vulnerable y de la atención médica «gratuita» a los jóvenes menores de 18 años sin discriminación alguna, la atención materno infantil, planificación familiar, salud mental, lo concerniente a las actividades que realiza la comisión de mediación, conciliación y arbitraje médico en el Estado de Baja California Sur para aquellos casos que existan conflictos entre los derechohabientes y los servidores públicos de la salud, que creo yo son muchos y que puede prestar sea simulación jurídica y sobre todo en aquellos casos en que se implica una negligencia médica cuya reparación del daño puede elevarse a niveles estratosféricos ya que la salud puede ser incuantificable en base a criterios aritméticos salvo ciertas excepciones tal vez generando un impacto económico en el Estado y en las finanzas públicas desde luego, también lo que concierne a los recursos humanos para la salud, las actividades de investigación en el rubro de la salud, promoción y educación a la salud, políticas de prevención a la salud como en el caso de la nutrición, sobrepeso y obesidad como trastornos de las conductas alimentarias en la familia, donaciones y trasplantes, control sanitario en la donación de sangre humana, prevención y control de los efectos dañinos de los factores ambientales en la salud de las personas, salud ocupacional, prevención y control de enfermedades, rehabilitación de personas con discapacidad, el rubro de geriatría, lo que concierne a la calidad del agua potable y del drenaje así como el saneamiento y disposición de las aguas, limpieza pública, lo relativo a la sanidad de los mercados y centros de abastos, transportes y vehículos, los centros de readaptación social, funerarias y crematorios, sexo servicio, lugares como establos y similares en el caso de la crianza de animales de campo, baños públicos, y desde luego los esquemas de pensión, guardería, prestaciones económicas y demás servicios y que en este caso los que se han citado sólo se mencionan de forma enunciativa pero no limitativa debido a la amplitud de obligaciones y necesidades que integran el derecho humano a la salud, y de esta forma exponiéndole querido lector todo el gasto publicó que implican esos servicios y que desde luego con el producto de nuestro trabajo aportamos a tal objetivo.

Según datos estadísticos de la INEGI, en Baja California Sur la esperanza de vida en este pasado 2020 fue de 75.9 años, en cuanto a la natalidad hasta 2019 se determinaron 9,146 nacimientos y 3,556 defunciones, en cuanto al acceso a la salud que las personas pueden tener tomando en cuenta  si habitan en zonas urbanas o rurales, el 91% de los habitantes viven localidades urbanas, las cuales evidentemente tienen un acceso mucho más fácil a los servicios de salud, mientras que el 9% habita en localidades rurales y de lo cual se desprende que ese porcentaje probablemente tenga un acceso a servicios de salud de forma no tan fácil, esto hasta el año 2020, por lo cual estos datos nos pueden servir de parámetros para más o menos apreciar cómo inciden los servicios de salud en la calidad de vida de las personas en nuestro Estado en esos aspectos.

Por lo tanto, si hablamos de una complejidad de servicios y de un sistema que tiene reto de satisfacer todas esas necesidades y que a la presente fecha creo yo es un problema de políticas públicas y de cultura social, porque es muy cierto acomodarnos en un estado de zona de confort y exigirle al gobierno calidad máxima y la rapidez debida en los servicios de salud, también es muy cierto que a conciencia debemos deponer nuestro granito de arena para ayudar al sistema de salud que creo yo está en un estado de oscilación constante y tomando en cuenta el bono poblacional que tiene México, es decir la población joven y laboralmente activa que pudiera oscilar en los 18 y 40 años aproximadamente, a criterio de quien escribe, podríamos facilitarnos más las cosas ya que el beneficio para el Estado es el beneficio a nosotros mismos.

Y dado a la evidente relevancia que tiene el derecho humano a la salud en general y dado también a la notoria burocratización en la calidad de los servicios en los que a veces no se pondera la formalidad sobre la gravedad de los problemas de salud, esto puede traducirse en un plano de promoción de juicios de Amparo promovidos ante la Justicia Federal para obligar a la autoridad titular de la función de la salud pública otorgar tal o cual servicio, recurso o medicamento, y que el en el plano del deber ser y del mundo de lo jurídico debe ser así porque el fin último del Estado es el bien común y si lo relacionamos con el concepto de familia, la salud en esta permite preservar la salud del tejido social y la de los integrantes del mismo Estado, pudiendo incluso existir casos complejos que implique el poco conocido derecho a la objeción de conciencia de un paciente en el que colisionan el derecho a la salud, por ejemplo en el hipotético de que un paciente sea candidato a un determinado tratamiento bajo características peculiares y que entre en conflicto por la confrontación con otro derecho como puede ser el de la religión que profesa, cómo puede ser el caso de la transfusión sanguínea necesaria a beneficio de la salud de una persona que practique una creencia religiosa que no esté ad hoc (del latín adecuado, apropiado) a esos procedimientos médicos que implica la transfusión sanguínea, y ante una situación así ¿qué puede hacer el servidor público de la salud?, o bien en el caso de un servidor público de la salud en el que colisione su derecho a la objeción de conciencia en virtud de que en su momento realizó un juramento médico deontológico (deber ser) para proteger la vida como es el caso del juramento de Hipócrates, considerado por la historia como el padre de la medicina, colisionando reiteró con algún otro derecho de salud del paciente como tal vez pudiera hacer la práctica del aborto, la eutanasia o bien algún procedimiento médico experimental o de riesgo qué puede implicar una responsabilidad, administrativa o penal por parte del servidor público de la salud y que desde luego amerite una sanción jurídica de cualquiera de esa naturaleza antes mencionada y por lo tanto una inminente reparación del daño por parte del Estado.

Creo también, qué en Baja California Sur de la lista de enfermedades más comunes que se atienden en las instituciones de salud pública del sector salud son las relacionadas a carcinomas y a cuadros de diabetes mellitus, cuyo factor tal vez, pueda ser los antecedentes clínicos familiares y sobre todo la alimentación no balanceada, suponiendo los sin conceder, de ahí en fuera los cuadros de enfermedades comunes y lo relacionado a ciertos accidentes de trabajo tal vez, pero, un día normal en una institución de salud pública implica, según la vox populi y mi propia experiencia, el ocupar una gran cantidad de tiempo para ser atendido pudiendo aplicar tal vez un diagnóstico médico erróneo, y esto último lo comentó en razón a que la ciencia médica es una ciencia imprecisa y puede haber un margen de error tolerable y un margen de error no tolerable, para lo cual el estado debe exigir una verdadera preparación profesional y actualización constante a sus servidores públicos, y también previamente a esto la responsabilidad solidaria que tienen las universidades tanto públicas como privadas para preparar a los profesionistas de la salud.

Para concluir las presentes líneas semanales,  Estimado(a) lector(a), los problemas de gestión y administración de la salud pública no son tan ajenos a los de otras partes de la república y van en proporción al número de población que tenemos, siendo muy complejo, cómo lo traté de exponer en mis argumentos, garantizar por parte del Estado en un 100% el derecho humano a la salud, por ejemplo cuando una persona acude a una dependencia pública del sector salud por motivo de una dolencia o padecimiento, digamos algo sencillo, en la zona estomacal de su vientre, el médico que lo atienda está obligado a ser una serie de estudios completos para descartar cualquier otro padecimiento o patología del paciente en aras de la protección del derecho humano a la salud, cuya actividad demanda un gran valor económico para invertir en esa persona y cumplir con tal fin.

Por lo tanto debemos de apoyar al sistema de salud y no deslindar nuestra coadyuvancia que debemos de tener con el Estado para ayudar a preservar y mantener en la medida de lo posible, como personas racionales, el marco de todo este contexto social de salud, por último y como mencioné al principio los Derechos humanos están interconectados y desde luego éste íntimamente ligado con el derecho a la vida y sin la vida querido lector no existe nada, no existe ningún derecho, ni ser humano a quién ayudar.

* Como siempre, Agradecemos una vez más a todos los queridos lectores que nos regalan un poco de su tiempo para poder leer nuestra columna y por supuesto a la REVISTA ANÁLISISBCS.COM que nos permite este espacio a favor de la opinión y de la diversidad de la manifestación de las ideas, por las temáticas de nuestra realidad social en Sudcaliforniana, quien es un motor para nosotros en vista de seguir exponiendo nuestras opiniones bien intencionadas y de forma objetiva, reiterando el agradecimiento para con aquellas dudas, sugerencias o comentarios respecto a sus temas jurídicos de interés que pudiéramos abordar para exponerles y así abonarles más a su acervo de conocimiento, que desde luego consideramos es amplio y bastante.  RS Abogados, Estudio jurídico, somos profesionales del Derecho, especializados en Derecho familiar y civil, así como en Derechos Humanos que está compuesto por, el Lic. Jorge Iván Navarro Manríquez, egresado de la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, con diplomado en Derechos Humanos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Lic. Jesús Francisco Rubio Salgado, egresado de la licenciatura en Comunicación y de la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California Sur, con diplomado en Derechos Humanos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.  Datos de contacto rsabogados.bcs@gmail.com, con gusto recibiremos sus sugerencias y temas de interés.

Noticias del Día

Deja un comentario