Vie. Sep 24th, 2021

“Muchas veces no es suficiente con dar lo mejor de nosotros mismos, hay que dar lo que se requiera”. Sir Winston Churchill.

Por Ángel Ozuna

Junio 18 del 2021

Aparentemente de acuerdo a los números publicados una buena parte de la ciudadanía decidió sacudirse el lastre de la flojera y salir a votar. Eso de por sí ya es muy bueno. Lo que no logro comprender es como tantos millones de mexicanos sigan dando su apoyo ciego a quien está dedicado a destruir a México. Las posibilidades son muchas y por hoy me voy a concretar a analizar solo algunas de ellas.

Primera posibilidad. El manipuleo de recursos públicos, o sea el dinero que usted y yo pagamos con muchos sacrificios a manera de impuestos. Dicen que de lo que no puede uno escaparse es de la muerte y de los impuestos. Pero de ahí a que tengamos la posibilidad de negociar el día de nuestra muerte no se puede. Podemos administrar nuestro tiempo mientras estamos vivos eso sí, y cada quien le pone la calidad que quiera a su paso por el mundo. Si con mis acciones y trabajos logro contribuir una ínfima parte a hacer mejor este lugar donde vivimos, me puedo retirar al país de las sombras y decir “que dejé este mundo un poquito mejor de cómo lo encontré”. Es como al retirarnos de una playa la dejamos más limpia, o al menos igual de limpia que como la encontramos, eso es solidaridad. De los impuestos mejor ni hablamos, esos no tienen remedio. Sin embargo, el que nuestros gobernantes los utilicen para repartirlos entre la población que menos tienen es la manera más injusta de usarlos. Más bien se deben utilizar para crear nuevos empleos y no dilapidarlos como “dadivas” del gobierno con un fin eminentemente político electoral como es el caso actual. Eso produce muchos seguidores y todas esas hordas se pueden utilizar para llevarlas a votar, todo a costa nuestra.

Segunda posibilidad. Utilizar indiscriminadamente todos los recursos a la disposición del presidente mexicano, que son muchos y de incalculables alcances para manipular la votación a su favor. Lo que se llama comúnmente como “echar a volar la aplanadora” para asegurar un triunfo del partido del presidente, de la marca o el color que quieran. Incluso puede llegarse a dar el caso, como ya se dio con Obrador que el mismo presidente viole todas las leyes empezando por la constitución y se pare en público y le diga al pueblo de México: Si tengo injerencia, ¿y que van a hacer para detenerme?

Haciendo un pequeño paréntesis: Existe actualmente en México un acalorado debate en cómo llamar a Obrador: si dictador, si comunistoide, si marxista-leninista, sí anarco-sindicalista, tirano, autócrata y otras linduras. Pongámosle el epíteto que le pusiéremos, el asunto es que el señor nos está arrastrando inevitablemente a un precipicio, “que, si nos vamos a convertir en otra Venezuela”, que, si formamos parte del tratado de Sao Paulo”, “que, si le vamos siguiendo la huella a Cuba”, etc. La verdad es que nos vamos a convertir en un México empobrecido y sin futuro, con un friego de petróleo que no se puede vender, con la energía más cara del mundo y con apagones semanales, con hijos, hermanos, primas y demás parientes presidenciales y del gabinete robando a manos llenas, con un ejército que hasta anda vendiendo boletos para las rifas presidenciales y con un aeropuerto que no sirve para nada y nadie quiere utilizar. En eso sí nos vamos a convertir. Es más, yo diría que ya estamos ahí. Un México como su presidente, mentiroso y mediocre.

Antes de continuar quisiera comentarles: la segunda posibilidad me lleva a preguntarme a mí mismo: ¿Quién puede detener al presidente?, ¿Quién le va a decir que respete la constitución?, es más: ¿Quién lo va a demandar cuando realice un acto violatorio de nuestras leyes? Para todas estas preguntas debemos buscar la solución y aplicarlas ¡ya! Antes de que se nos desmorone lo poco que tenemos.

Conclusiones personales de las elecciones intermedias:

Obrador nos echó encima todo el poder de la presidencia en contra del pueblo de México. Echo a andar la maquinaria de los adoradores de su secta. Utilizaron todo lo habido y por haber de triquiñuelas para asegurarse el triunfo a como diera lugar. Se notó que la orden que dio fue: “nada nos detendrá, cueste lo que cueste” en fin que él no paga, los que pagamos somos nosotros.

A pesar de tantas amenazas, fue alentador observar como la ciudadanía salió a votar rebasando las expectativas, desgraciadamente el pueblo fue aplastado por la maquinaria oficial, aun así, hubo más triunfos de la oposición que los esperados.

Se logró el objetivo de arrebatarle la mayoría en la cámara de diputados. El presidente ya no podrá hacer lo que él quiera, se le puso un freno.

Por lo demás, salvo algunas deshonrosas excepciones fueron unas elecciones ejemplares. El INE cumplió a cabalidad con sus funciones, aún en contra del mismo presidente. Por lo tanto, la locura de Obrador de desaparecerlo (al INE) va a tener que esperar otra ocasión.

Como nunca hubo una violencia desatada contra candidatos debido a la política gubernamental de brazos cruzados y de abandono.

El caso de Baja California Sur es muy peculiar en virtud de que el candidato puntero al final salió derrotado, lo mismo sucedió en Sonora y en Campeche. ¿Qué paso en esos estados? ¿A qué se debió ese cambio tan drástico en la votación? Por el momento solo podemos especular, vamos a esperar que nos informen.

En la ciudad de México el fracaso de morena fue estrepitoso, la ciudad quedo dividida como Berlín después de la II Guerra. Cayo el bastión de Obrador y sus compinches. Sigue el país completo.

Como ciudadanos civilizados debemos aceptar quien perdió y quien gano y seguir adelante.

Queda pendiente la visita de la Sra. Kamala Harris, su venida no es una casualidad, yo estoy seguro que viene a pintarle una raya a Obrador y que va a tener muy serias repercusiones. Nos la van a disfrazar que discutieron de inmigración y de otros asuntos. La Sra. Harris de seguro trae dos discursos preparados, uno por si Obrador ganará el congreso y el otro por si lo pierde ese control y lo acepta. A propósito, Obrador afirma que no van a tratar el tema de la ayuda norteamericana a las organizaciones no gubernamentales que se oponen a él, y que ya le dijeron que no van a suspender dicha ayuda, vamos a ver si es cierto. ¿A quién le creemos? Normalmente Obrador dice una cosa y hace otra, acuérdense de la visita a Washington.

El martes 08 de junio Obrador va a andar derechito, hasta que se vaya la Sra. Harris, después va a seguir como él es fanfarrón y mentiroso.

La jornada que nos espera es ardua, pero tenemos que seguir defendiendo a México.

Noticias del Día

Deja un comentario