Denuncias mediáticas sin sustento jurídico ¿Y el debate?

Por Bertoldo Velasco Silva

Mayo 26 del 2021

Los diez candidatos a la gubernatura por la entidad, se dijeron ganadores del segundo debate o encuentro, organizado por el Instituto Estatal Electoral. Hubo algunos de ellos, que provocaron sueño y otros… pena ajena, que al final con ellos, se perdió el tiempo porque no sabían suponemos, a qué fueron a este segundo encuentro donde uno los aspirantes basado en su misma política de denuncia, no se quedó atrás como parte de su campaña mediática sin sustento, y por lo tanto, los dos abogados, le reprocharon su ignorancia y el método, por lo que le indicaron que toda denuncia debe estar basada en hechos y no en subjetividades.

Armida Castro, Andrea Geiger y Elizabeth Wayas, aprovecharon su espacio para promocionarse, sin dejar a un lado las propuestas ya planteadas desde el primer debate. Sin embargo, fue Alejandro Lage, quien le tocó, literalmente hablando, dar el remate final al debate con una sentencia que caló hondo, con una declaración bastante reveladora; “mientras Armida Castro o yo, proponemos una izquierda de avanzada, progresista y tecnificada para poder utilizar todas las ventajas que ofrece la nueva era digital, el ex compañero -refiriéndose al profesor Víctor Castro Cosío de Morena- mira hacia atrás llevándonos hacia una izquierda comunista que no promete ni siquiera, garantizar un avance en la sociedad”.

Decir quién ganó este segundo debate, se escucharía o se leería inverosímil. La ciudadanía que estuvo al pendiente de este encuentro, que por cierto, no tuvo el éxito como el registrado por la Coparmex, ya que no rebasaron las 800 vistas al momento, es decir, ya no le dio mucha importancia, solo nos demostró que ciertos candidatos como se dice coloquialmente, estaban dando patadas de ahogado, aun y cuando llevaban papelitos para afirmar “te voy a denunciar, porque no es posible que hayas comprado tres propiedades en un solo día y un lote de joyas por mas de tres millones de pesos”, pero que al profesor Víctor Castro, quien con esto pretendía levantar los ánimos alicaídos de sus seguidores le salió el tiro por la culata, porque se le olvidó que Francisco Pelayo Covarrubias, es un empresario agrícola y de la construcción y ha estado fuera de la administración por más de 4 años. En tanto que el candidato de Morena, no supo responder cómo es que tiene una mansión con valor de 20 millones de pesos con tan solo el sueldo de maestro y jubilado.

De ahí surgió lo que Víctor Castro señaló que de llegar al gobierno, va a combatir el delito de la corrupción, porque es un delito -todavía lo ratificó- de la corrupción, a lo que el candidato por la vía independiente Ramón Parra Ojeda le aclaró -tildándolo casi de ignorante- cuando le aseveró “la corrupción no es delito, no existe el delito de corrupción, es un invento de la cuarta transformación, hay peculado, administración indebida, ejercicio indebido de atribuciones y facultades y otros delitos, el delito como tal de corrupción, no existe como figura jurídica”.

Por lo que prácticamente el otro abogado Adonai Carreón le dejó ir a mansalva al candidato morenista que las denuncias sin fundamento no funcionan si no se antepone la denuncia ante las autoridades correspondientes, por lo que Víctor Castro, solo hizo una denuncia mediática que no tiene fundamento jurídico.

Castro Cosío, en una de sus intervenciones denunció que no se puede “seguir saqueando el acuífero del Valle de Santo Domingo, del que tiene un déficit de 30 millones de metros cúbicos de agua”, por ello pidió cuidarlo, pretextando que este, “no es un asunto político sino de carácter social”, al afirmar que “hay quienes dicen que es legítimo, que es jurídicamente correcto, pero no pueden 9 familias de Santo Domingo, tener más agua, 300 por ciento más que el ayuntamiento de Comondú, por lo que he pedido a la Conagua una investigación de este distrito de riego para que se aclare lo del saqueo, porque no solo roban las arcas públicas, sino también nos roban el agua”, tratando con ello de denostar a su principal adversario político de Unidos Contigo, el que de inmediato provocó la airada respuesta de Pelayo Covarrubias quien le devolvió el golpe en la réplica, “Víctor, no te cansas de mentir, ahí vas de nuevo, porque se productor agrícola es un orgullo, trabajar no es malo, deberías intentarlo por primera vez en tu vida. Tener concesiones de agua, no es un delito, todo esta legalizado en la misma Conagua. Debiste haber alzado la voz para que no desapareciera tu gobierno federal los programas de tecnificación y modernización del riego que ustedes (gobierno morenista) aniquilaron. Eso, es lamentable, y en el gobierno del PAN (federal), si construyeron dos presas una en Comondú y otra en Los Cabos, y hasta ahorita, no hay un proyecto igual que el gobierno federal actual haya impulsado en su administración”.

Sin embargo, tal parece que al profesor Víctor Castro no lo asesoraron adecuadamente. Primero, las concesiones de agua destinada para uso agrícola, las otorga el gobierno federal a través de la Comisión Nacional del Agua, y no se puede destinar para consumo humano, y no le esta robando el agua a ningún Ayuntamiento, el cual tiene la obligación de solicitar a la dependencia reguladora o sea a la Conagua, una mayor dotación y esta dependencia buscará si le autoriza perforar más pozos, pero nunca quitándosela a los productores agropecuarios para que los ayuntamientos hagan negocio vendiéndola a los usuarios. Son dos cosas totalmente distintas, por lo que el candidato de Morena se vio muy mal, por segunda ocasión, señalando este “saqueo” que solo esta en la mente elucubrante de sus ignorantes asesores. Ahora que si habla de este “saqueo”, también otros productores agropecuarios en el mismo Valle de Santo Domingo que tienen igual cantidad de concesiones, pero como son amigos de Castro Cosío, no los “denunció mediáticamente”.

De ahí la razón de Alejandro Lage cuando señalío que el profesor Víctor Castro, si gana la elección el próximo domingo 6 de junio, va a llevar al estado a un comunismo pernicioso que no le garantiza a los sudcalifornianos, el pleno desarrollo al que tiene derecho, y vaya que lo dice con conocimiento de causa, pues Lage Suárez es miembro fundador de Morena, y eso sí, comulga por una izquierda de avanzada, progresista y tecnificada, es decir, moderna, no como la que pretende el candidato de Morena a la gubernatura.

Buenos puntos para los candidatos Ramón Parra Ojeda, de aclarar la situación y de ir por la legalidad y evidenciar ciertas cuestiones que pusieron en vergüenza al candidato morenista por su ignorancia en materia de leyes, como también lo hizo el candidato Adonaí Carreón.

Nos quedó claro el asunto que en cuanto a Francisco Pelayo, en materia de manejo de los recursos financieros del estado, se manejaran todo en una caja de cristal para que la ciudadanía esté atenta sobre el cómo se utilizarán sus impuestos, a pugnar por un gobierno incluyente de los grupos minoritarios como al trato respetuoso que se merecen.

Un comentario muy destacado en el debate, fue la respuesta del candidato independente Ramón Parra, sobre la frase de la “austeridad republicana” que promueve el candidato morenista, cuando afirmó que es “obligado, la revisión del presupuesto, pero ahorrando, no haciendo una austeridad franciscana como la que pretende imponer morena en BCS”.

Muy desenvueltas se vieron las candidatas Armida Castro del PVEM; Andrea Geiger de Movimiento Ciudadano y Elizabeth Wayas de Fuerza por México, quienes sin problema alguno, desempolvaron sus propuestas de anteriores encuentros políticos, pero ahora sí, mediante el formato que se les brindó anoche, pudieron explayar sus ideas. De Gabriel Andrade como de Manuel Dersdepanian, mejor ni hablar.

La pregunta queda en el aire. ¿Quién ganó el encuentro entre los candidatos a la gubernatura por BCS? Eso, se lo dejamos a Usted, estimado lector. Por lo pronto, la mejor recomendación, es acudir a votar el próximo 6 de junio conociendo ya, cómo piensan y qué pueden hacer por los sudcalifornianos las 10 propuestas para gobernar el estado en los próximos 6 años, pero vaya a votar, que no lo coaccionen o lo amenacen de que si no vota por “X” partido o candidato, se van a eliminar los programas sociales o dejaran de recibir la beca de sus hijos. Eso, es una mentira y una amenaza que debe denunciar ante las autoridades electorales. Tampoco vote por una despensa, venda su futuro o aniquile su libertad.

Razone su voto.

Noticias del Día

Deja un comentario