¿Cómo no ver?

Solo los ciegos no ven, México es un país de ciegos. O, un país de cobardes.

Por: Ángel Ozuna

Mayo 02 del 2021

El coraje me ciega la vista y obnubila mi mente. La frase de marras se refiere a una situación que estamos viviendo como pueblo o si ustedes quieren, como ciudadanos de un país que se lo está llevando el tren y nosotros como si nada. Estamos viendo la debacle y no rezamos, después, cuando esta  tormenta pase, que nadie se llame a sorprendido o alegue ignorancia. Nos lo dijeron, nos dimos cuenta de ello, y aun así no hicimos nada. México está en grave riesgo de convertirse en uno más de esos países aplastados por un caudillo con ansias de dictadorzuelo que todo lo quiere. Estamos a un paso. Tal vez más cerca.

Ustedes digan: ¿Cómo no ver lo que hace Obrador con un juez que no lo deja actuar de manera arbitraria e ilegal? De inmediato le suelta los “sabuesos” de la UIF para que lo investiguen por ser, según él, un juez “al servicio de las minorías rapaces”, y se lo turna al ciudadano Lelo para que lo sentencie.

Ciudadano (si es que es mexicano, yo todavía tengo mis dudas) Obrador: ¿Quiénes son o a quién se refiere con eso de “minorías rapaces”? Si tienen nombre por qué no decirlo abiertamente

¿Qué quiere decir todo esto? Que se trata simple y llanamente de un ataque de Obrador en contra de México y sus ciudadanos. Aclaro que estoy a favor de que se investigue a cualquier juez del sistema judicial mexicano, igual que a cualquier otro ciudadano, pero de ahí a hacerlo precisamente al juez Gómez Fierro quien está dando muestras de dignidad y valentía en contra del tiranozuelo de Macuspana (emulo de Tomás Garrido Canabal otro ser abyecto como el, tenebroso y nefasto para el país).

La ley prohíbe que Zaldívar continúe por otros 2 años: “que se quede hasta el 2024”, me vale grillo la Constitución”.

Los estatutos de morena prohíben que un familiar sea nombrado candidato a gobernar un estado: “Me vale Wilson, juanita va a ser la candidata”.

La Constitución prohíbe directamente la reelección: Obrador: “me valen grillo la constitución y otras leyes más, me tienen totalmente sin cuidado. Si el pueblo sabio me lo pide, yo voluntariamente me ofrezco a sacrificarme otros 6 años, yo respeto la voluntad popular, siempre y cuando sea la mía”. ¿Quién puede más? ¿Lo que es legal o lo que el pueblo quiera?

Obrador: “yo obedeceré todo lo que el pueblo me mande”. (Siempre y cuando sea mi voluntad).

¿Cómo es que no vimos lo que se nos venía encima? 30 millones de retrasados cerraron sus ojitos en el 2018 y votaron por Tomas Garrido Canabal, perdón, por Obrador, el bufón de Macuspana.

Entre algunos pensadores mexicanos (ninguno de morena) se explica la conducta dictatorial de Obrador atribuyéndole a que se apega a los principios de la “escuela de Frankfurt” (Frankfurter schule), que postula los principios social-demócratas de los años de la pre-guerra en los 30as, para una sociedad igualitaria, apegándose a los principios del marxismo-leninismo súper bien trasnochados y ya en franca decadencia. Obrador, estoy seguro, no llega tan lejos en su capacidad intelectual, mucho menos le concedo la posibilidad de que quiera aplicar esos principios a la sociedad actual en México. Sin embargo, todo su desempeño está orientado a dominar férreamente al pueblo de México, pero estos son métodos dictatoriales bananeros, ya muy bien tropicalizados. El problema es que está teniendo un éxito relativo entre las masas furibundas de un pueblo cansado de la tiranía sexenal, pero, sería bueno resaltar, que existe una gran mayoría de mexicanos que estamos conscientes del camino al cual quiere llevarnos este payaso y nos vamos a oponer a que lo logre. No lo vamos a dejar. Sobre mi cadáver tendrán que pasar.

Ya con el ánimo más tranquilo y una vez habiendo reflexionado sobre la situación del país, me vuelvo a poner acalorado al acordarme de todas las maniobras que lleva a cabo Obrador. En este momento, la única posibilidad de tranquilizarse es no pensar y no acordarse de este sátrapa que quiere acabar con México, pero si eso hacemos le soltamos la rienda a este caballo desbocado. La ley no la respeta. A los ciudadanos no nos respeta. Entonces ¿Qué hacemos con este diablo? Solo queda destituirlo legalmente de su investidura. Nosotros tenemos la ley, Obrador tiene el poder y al ejército y a la armada, no tiene a la Fuerza Aérea Mexicana. Por lo siguiente: Ya vieron la vacilada de Santa Lucía, eso va a ser un completo fracaso, eso ya estaba visto y pronosticado, pero ¿por qué entregarle el control, y el usufructo de una base aérea militar al ejército? ¿Qué saben ellos de aviones? ¿De control del espacio aéreo? Vamos, ridículamente: ¿Qué saben de la administración y operación de un aeropuerto civil? La respuesta contundente es: nada, absolutamente nada, aquello nos va a costar carísimo, dinero dilapidado sin ninguna necesidad.

¿Cómo no ver?

Addendum: En estos días aciagos cómo no ver que la más olvidada, vilipendiada y menoscabada de las fuerzas armadas mexicanas es la F.A.M. Todo mundo habla del ejército y de la marina, nadie de la fuerza aérea, pero ahí está, la invoquen o no.

PD. “Una triste tormenta está azotando sin descansar”. “Cuando salí de Cuba”.

A Obrador solo le quedan: 1,228 días para irse a su rancho. El tiempo inexorable lo va a alcanzar. Obrador no es mexicano, es extra-terrestre. Desgraciadamente se equivocó de planeta.

Noticias del Día

Deja un comentario