El ciudadano Lelo

Por Ángel Ozuna

“Las circunstancias no forman a los hombres, los muestran”. Felicité de Lamennais. Periodista francés.

Abril 26 del 2021

El ciudadano Lelo de Larrea, en la vida real: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, teniendo la oportunidad de su vida de retirarse dignamente al término de su gestión, decide seguir comiendo ante el plato de lentejas que le pone Obrador, abandonando todo decoro y de violar la Carta Magna que él ofreció defender. Todo por quedar bien con Obrador. Este par de pillos habría que ver qué es lo que planean para el 2024, si se van a comportar como creemos que lo van a hacer, van a buscar la reelección del diablo de Macuspana y emulo de Tomas Garrido Canabal, amén de que en el camino el ciudadano Lelo le va a perdonar todo a su jefe, pavimentándole la transición a una dictadura abierta y descarada. Eso es todo. Piensan robar y además violar todas las leyes para burlarse del pueblo de México.

Es curioso, en su intento de “justificación”, el ciudadano Lelo no menciona para nada que lo que están haciendo él y los integrantes del vergonzoso congreso, es violar la constitución, la cual están obligados a respetar. Obrador, una vez que se supo el atraco, o más bien le confirmaron lo que él había ordenado, dijo: “los de la oposición que quieran quejarse pueden hacerlo” … -en la suprema corte de la nación con el ciudadano Lelo-.

Yo los invito a hacer una pequeña reflexión: si alguien viola la constitución, debe ser castigado de acuerdo a la falta que cometa. Si un ciudadano mexicano viola flagrantemente la Carta Magna, llámese presidente de la nación o presidente de la suprema corte de justicia, o, con perdón del gremio, un barrendero, se le debe señalar e inculpar para que explique su falta. Si cualquier ciudadano mexicano se da cuenta que alguien viola nuestra constitución, se le debe denunciar, so pena de convertirse en cómplice. Entonces, tenemos que tanto el presidente de la república como el presidente de la suprema corte están cometiendo el delito de encubrimiento al darse cuenta que el congreso de la unión, pretenden violar un precepto constitucional en vías de hecho, y no solo no dicen nada, sino que lo apoyan. En virtud de tratarse de las dos más altas instancias de que dispone un ciudadano mexicano (la presidencia y la suprema corte) yo me pregunto: ¿A quién más vamos a recurrir? ¿Al congreso de la unión? Ellos son los segundos en violar la ley. Ustedes díganme a quién recurrimos.

Los ciudadanos mexicanos estamos en una situación crítica de indefensión. Los poderes de la unión están violando flagrantemente la ley. ¿Qué sigue?

Que los abogados y expertos en leyes nos respondan. Usted y yo, indefenso ciudadano nos vamos a aguantar y a soportar el chaparrón, nos manden lo que nos manden. No tenemos para adonde correr.

Unos 10 segundos después de conocerse la postura de los peleles del congreso, el ciudadano Lelo se pronunció para justificarse (ligeramente tarde) diciendo que él respeta la ley, que siempre ha sido honesto, y que él no se auto-propuso, bla, bla, bla.

Yo quisiera que el ciudadano Lelo me dijera por qué razón, al enterarse de que se pretendía violar un precepto constitucional él no se opuso y mostró su inconformidad. Independientemente que sus leyes le marquen que guarde silencio hasta que el asunto se resuelva “legalmente”, él debió haber levantado la voz en protesta viril, ha reserva de que se investigue. Eso no se lo voy a perdonar jamás, por cobarde y arrastrado. Una carrera profesional tirada a la basura por un sueldo que a lo mejor le va a permitir ir a esquiar a Aspen junto con sus hijos y los hijos de Obrador, pero vendió su dignidad a un precio muy barato. Aunque pensándolo bien, deben existir otros motivos e intereses más poderosos que van más allá del simple dinero. Solo ese par maligno lo sabe, si completan el chanchullo, nadie les va a poder decir nada, solo sus conciencias se lo van a demandar.

Ese famoso artículo 13 transitorio, es una maniobra a todas luces ilegal, pero igual la van a permitir, o ¿no sabrá el ciudadano Lelo que un transitorio no puede por estar encima de la Constitución? ¿Qué una ley no puede ser personalizada? ¿Qué se requiere una reforma a fondo de la constitución para validarla? Y ya mejor no le seguimos porque vamos a terminar enojados. Son 11 los magistrados de la suprema corte, según Obrador solo el ciudadano Lelo es capaz de llevar a cabo los cambios que él quiere, así que, 10 carísimos licenciados y licenciadas están sobrando.

La discusión la podemos seguir prolongando ad infinitum, una cosa si es cierta: según el artículo 97 de la Constitución, el ciudadano Lelo debe estar solo 4 años al frente; según Obrador y el congreso va a estar 6 años, a reserva de mejorar.

Estamos gastando tiempo, dinero y papeles (leyes y constituciones por igual) en balde, mejor que Obrador y el ciudadano Lelo nos digan qué es lo que debemos hacer, para no fallarle.

¿De qué nos sirve tener una Constitución violada y una Suprema Corte de Justicia supeditada a los mandatos del jefe? Espero sinceramente que el ciudadano Lelo no pertenezca a una de esas sectas satánicas degeneradas a las que son tan afectos los de morena. Eso terminaría de redondear el circulo negro con el que están acabando con México.

Como dice la canción:

“Una triste tormenta está azotando sin descansar” … “Cuando salí de Cuba”.

Los cubanos ya están en proceso de liberarse de la familia Castro después de 61 años de dictadura socialista (el sueño dorado de Obrador y todos los trasnochados que lo siguen). En México apenas llevamos dos años y pico de aguantar a un presidente mentiroso y populista, ¿Qué tanto nos faltará?

Según yo, a Obrador solo le quedan, a partir del 27 de abril del 2021, 1,233 días para acabar con México. Al ritmo que llevan estos sátrapas obradoristas, parece mucho y lejano el día que nos libremos de este dictadorzuelo, pero no debemos desesperarnos, ese día va a llegar.

Noticias del Día

Deja un comentario