Micrópolis / Hay sumas que restan, y sumas que multiplican

Abril 12 del 2021

Como en toda campaña política, sobre todo cuando está en la mira la gubernatura, suceden deserciones y sumas. Esta etapa de proselitismo en Baja California Sur, no ha sido la excepción. Sin embargo, es necesario diferenciar entre aquellas sumas que restan, y las sumas que multiplican. Cuando hay deserciones, los afectados tratan de justificar con una y mil maneras que quienes se fueron, están equivocados y que al rato de van a arrepentir, porque además -estúpida teoría-, se “van solos, nadie los acompañará”.  Los que abandonaron, lo hicieron por justificaciones sólidas, porque tienen principios y defienden sus derechos políticos. no son conformistas, ni agachones. Y la palabra común del por qué se fueron esas personas es, TRAICIÓN.

Traición, porque vulneraron sus derechos políticos. Traición, por misoginia, por violencia política en razón de género contra la mujer; por favorecer a los amigos, a los compadres y hasta los familiares en las candidaturas, por usarlos, humillarlos, engañarlos, timarlos, por encuestas y resultados totalmente falsos, por ingresar en las planillas a gente de dudosa reputación, como sucede en Los Cabos. Por eso, optaron por buscar dónde no se cometan estos atropellos, y lo encontraron en la persona de Francisco Pelayo Covarrubias unos, y otros, prefirieron ser abanderados de sus propias causas en otros partidos, pero no en Morena, donde se no se respetó el derecho de la militancia morenista.

Hablando de sumas a Morena. Primero se quejan de que en los partidos políticos de Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, son los culpables de llevar a la desgracia y pobreza a este país. Sin embargo, Morena, está integrada precisamente por esos personajes a los que acusa, empezando por su presidente de la República, el tabasqueño, que en su momento, hasta el himno del PRI fue el que hizo la letra. Y qué decir, de los integrantes de su gabinete presidencial como de familiares acusados de corrupción. Pero surgieron primero del PRI y del PAN, como del PRD, y en la actualidad, aquí en Morena, pues no hacen mal los quesos, como dirían en mi barrio. Las “sumas que restan”, como la del abogado Omar Zavala y la expresidenta municipal, Esthela Ponce Beltrán, que hasta candidata a diputada alcanzó a poner por encima de los derechos de las morenistas. Es decir, se privilegió a los de afuera.

Se le salieron de Morena, valores políticos como la alcaldesa con licencia Armida Castro Guzmán, ahora candidata a la gubernatura por el PEVM; Azucena Meza, candidata del verde a la alcaldía de La Paz; los diputados Carlos Van Wormer, Sandra Moreno y Héctor Pillado, por supuesto que no se fueron solos, se llevan sus propios capitales políticos, abriéndole tremendo boquete en las esperanzas de triunfo de ese partido a la gubernatura del estado. Estos, solo por citar algunos, pero veamos la siguiente lista de personas con verdaderos liderazgos sociales y que hoy, con sus sumas, le están multiplicando un escenario de triunfo para el candidato de la Coalición Unidos Contigo, que encabeza Francisco “Pancho” Covarrubias Villaseñor, quién ha dicho que esta alianza, “se fortalece con la suma de estas personas”, a quienes les ha dado la bienvenida.

De las primeras personas en renunciar a la militancia de Morena, fue la activista Pilar Martínez, quien a través de las redes sociales hizo ese anuncio y se adhirió al proyecto político de Pancho Pelayo a la gubernatura como de Ricardo Barroso a la alcaldía de La Paz. Ella, como muchos otros, atribuyó su salida por la actitud del candidato a la gubernatura Víctor Manuel Castro Cosío y al dirigente estatal, de Morena, Arnoldo Alberto Rentería Santana, quienes no habrían respetado los métodos de selección de candidatos, favoreciendo a personas sin perfil ni posibilidad de triunfo.

Si bien es cierto que, al conocerse su salida de Morena fue invitada por otros partidos políticos para sumarse, entendiendo que les sumaría votos, Pilar Martínez dijo que tras pensarlo mucho, se decidió por apoyar a los candidatos de la Alianza Unidos Contigo, simplemente porque afirmó en su momento, “quiero lo mejor para Baja California Sur y La Paz”, por lo que no se considera ni traidora ni chapulina, como la catalogaron en su ex partido en venganza por la salida de este liderazgo social con verdadero capital político.

En su salida, Pilar Martínez fue muy clara, cuando afirmó que “a mis amigos que se han ido a otros partidos por las mismas condiciones siempre, los respetaré. Pero no soy ni traidora ni chapulina, ni sumisa, ni agachona, soy ciudadana libre para decidir. Por eso los invito a meditar su voto, ¡ni un voto a Morena! ¡Adiós izquierda, voy por la derecha!”

A ella, se sumaron en este trayecto, muchísimas personas más que, por los mismos motivos de Pilar, como de Armida, Azucena, “El Chaky”, “El Pillado”, está Nolzuly Almodovar, Martín Agúndez, Lisandro Rodríguez Ochoa, Srio. de Acción Política del Sindicato de Burócratas sección La Paz; Pablo Peniche, Joselín Márquez, Yary Martínez y Juan Carlos Tinajero; Secretario de Organización, Enlace Gubernamental, Secretaría de la Mujer e integrante del Partido Verde, respectivamente.

Se adhirieron al equipo de Unidos Contigo, Alex Pino y maestra Mary Toña Tapiz, ex precandidata por el Distrito 1 local de Los Cabos por el Partido Verde; Erick Jován Murillo Carrillo, ex precandidato de #Morena por el Tercer Distrito; y qué decir de la salida de la diputada local Soledad Saldaña Bañales ex militante de Morena y la ex aspirante a Diputada por el Partido Encuentro Social, y el Ex alcalde de Comondú, Javier Gallo Reyna, así como de varios liderazgos sociales más, porque la lista es extensa.

Pero aun faltan por contabilizar las sumas que vienen registrándose con los candidatos de los Alianza Unidos Contigo a las alcaldías de Mulegé, Loreto, Comondú, La Paz y Los Cabos. O sea, más pérdidas para Morena.

¿Qué pasa con todas estas figuras políticas rechazadas por el morenismo a ultranza de una dirigencia misógina y violentadora de los derechos políticos en razón de Género? Pues fueron recibidos con entusiasmo en la Alianza Unidos Contigo, porque se suman a un proyecto que encabeza Pancho Pelayo, quien al darles la bienvenida, los exhortó a trabajar por la entidad, y en clara referencia al rechazo que obtuvieron de su anterior partido, el abanderado a la gubernatura los cobijó, señalando, “en este proyecto, cabemos todos”.

Son estas las razones y justificaciones, aunado al resultado de la gran variedad de encuestas, que apuntan al triunfo de esta alianza de partidos PAN-PRI-PRD-PRS y PH, rumbo a la gubernatura del estado, los ayuntamientos, la mayoría del congreso local y las dos diputaciones federales. Mientras que en Morena, con estas deserciones, desafiliaciones, restas y mentiras, la asignación de candidaturas mediante burdos y arcaicos sistemas “democráticos”, como la selección mediante la tómbola, van en franca caída en las preferencias electorales.

Esa es la diferencia, mientras el marco morenista va hundiéndose por no tener un capitán, en el barco de Unidos Contigo, el capitán lleva su barco viento en popa.

Noticias del Día

Deja un comentario