Víctimas de “la democracia”

Por Bertoldo Velasco Silva

Marzo 30 del 2021

Fueron humillados, vulnerados en sus derechos políticos. Fueron engañados, timados, avergonzados ante la sociedad, ante la militancia, ante la ciudadanía. Fueron abatidos de la peor manera por un misógino, por un violentador de los derechos políticos en razón de género contra la mujer. ¿Por qué? Por proteger los intereses personales, de grupo, de los amigos, de las cuotas. Como bien lo dijo Porfirio Muñoz Ledo, diputado federal por Morena y uno de los principales ideológicos de ésta corriente de izquierda en México -trasladando su dicho en lo que sucedió desde el pasado sábado hasta hoy en día en nuestra entidad-, “la selección de candidatos de Morena a elección en la Cámara de Diputados fue injusta y dedocrática. Se prefirieron miembros del PRI y del PAN sobre los nuestros, las bases están indignadas en todo el país. Mario Delgado afirmó públicamente que era POR INSTRUCCIONES DE ARRIBA”. Pasó lo mismo en Baja California Sur. ¡Igualito! Aquí el YSQ, son nada más y nada menos que el dirigente estatal de dicho partido, Alberto Rentería Santana y su ahora candidato a la gubernatura, Víctor Castro Cosío. Pero eso es Morena y…  “su democracia”, una democracia ramplona y acomodaticia a los intereses del “jefe”.

Morena, mal y de malas. Carece de experiencia y de tacto político, pero sus acciones, no solo lo hunden como partido, sino que afectan definitivamente, el resultado de las próximas elecciones a favor de sus candidatos desde diputaciones locales, alcaldías hasta la de la gubernatura. Y si no, veamos lo siguiente.

Pero mañana miércoles 31 de marzo, se cierra el plazo para los registros de quienes serán los candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa para renovar el Congreso del estado. En el proceso de selección, elección, nominación, designación o como guste llamarle al interior de los distintos partidos o coalición de partidos políticos participantes para los comicios de junio 6 del presente año, pues muchos no quedaron muy conformes con los procedimientos, sobre todo en Morena, donde las víctimas de “su democracia”, salen en desbandadas rumbo a los partidos chicos o hacia aquellos que estaban esperando estos “caiditos” para tratar de desempeñar un papel decoroso en estas elecciones.

El pasado domingo, el aún dirigente de Morena en el estado, identificado, calificado y designado “violentador de los derechos políticos en razón de género contra la mujer”, título bien ganado por misógino y por el desprecio hacia las mujeres sudcalifornianas, en medio de un teatro bien orquestado, llamó por igual a quienes supuestamente ganaron “una encuesta” y también a los que perdieron en ese estudio demoscópico, que hasta la fecha, y según versiones de los propios contendientes, nunca se hicieron porque sus simpatizantes y militantes de Morena en cada uno de los distritos, no llegaron a hacerles las preguntas necesarias, por lo que vil y llanamente fueron engañados, traicionados, con una falsa, tramposa y mentirosa encuesta.

Es decir, en esa conferencia de prensa, ni las gracias, vaya ni el saludo se merecieron aquellos que realizaron un trabajo político para merecer la candidatura, mucho menos los tomaron en cuenta para las suplencias, pero eso sí, afirman sin temor a equivocarse, solo “ganaron” aquellos que son amigos, compadres, hijas de la amiga o amigo, es decir, al no existir de por medio y en la realidad una encuesta que recogiera el sentir de la militancia morenista, pues la dirigencia estatal del partido que encabeza el misógino y violentador de los derechos políticos en razón de género, optó por el vil dedazo político.

No hay que olvidar que para Morena, solo existe la democracia cuando gana, y cuando pierde, esta son válidos los procesos de elección. Sin embargo, en esta ocasión, Morena, con esa “democracia” engañosa que pregona, como lo dijo el violentador de los derechos políticos en razón de género contra la mujer sudcaliforniana, que “en Morena, a diferencia de otros partidos, no tenemos problemas internos, que toman decisiones adversas a la ciudadanía cuando en nuestro partido, se les dio la oportunidad a todos, encuestas realizadas para conocer el sentir de la población sudcaliforniana, como del nivel de aceptación, ya que fueron encuestas honestas”. Sin embargo, la realidad y las circunstancias, lo rebasaron.

En el caso de Muñoz Ledo, que citamos al inicio de este Artículo, se refiere al rechazo de su aún partido Morena a la posibilidad para él de una reelección, pero como muchos allá como en Baja California Sur, fue rotundamente rechazado, pero también, va este mensaje para aquellos que hicieron su trabajo político para participar en la convocatoria que emano del propio partido y participar como cualquier militante o simpatizantes, pero fueron echados y despreciados para imponer a aquellos provenientes de los partidos a los que siempre ha combatido los morenos. Por eso, el legislador federal sobre este tema, se refiere, que “quienes hayan sido agraviados, deben defenderse por todos los medios legitimos a su alcance mediante la revolución de las conciencias”.

Pero lo peor, se vino cuando de buenas a primeras, a los que ya había asignado, les tomaron la foto con el dirigente nacional, les hicieron firmar papeles de que ya eran las y los “candidatos oficiales”, que los cambian, y fueron sustituidos de la peor manera. Vaya, no tuvieron ni el tacto político, bueno… eso es pedirle mucho a los morenos, para una disculpa pública, un razonamiento jurídico o razonable por ese cambio. Y eso, sucedió con varios morenistas, entre ellos, Nolzuly Almodovar, Karina González Gavarain, y en el camino se quedaron varios de ellos que, trabajo político hicieron, pero optaron por los arribistas, como se dice en el argot político.

Gravísimo error de la dirigencia de Morena, porque muchos de los que no fueron “nominados” por esas falsas encuestas, no encuentran respuestas a sus reclamos, porque la dirigencia estatal se encerró a piedra y lodo, para no escucharlos. Pero todas estas anomalías tendrán un alto costo político, y ese, se lo van a cobrar a Morena no solo al abandonarlo sino a engrosar las filas de otros partidos, unos afines y otros, adversarios políticos, pero se reflejará en las urnas el próximo 6 de junio. Y si no, al tiempo.

Noticias del Día

Deja un comentario