Mensaje del Gobernador Carlos Mendoza Davis de «La negativa del Congreso del Estado a acatar la resolución de la Queja 3/2020 emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.»

Mensaje sobre el desacato en el que nuevamente incurrieron las y los diputados de Morena Amigas y amigos: por la gravedad, y por el daño que produce a nuestro estado y sus familias, decidí recurrir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para denunciar el desacato en el que nuevamente han incurrido las y los diputados de Morena. Como representantes populares, debemos ser los primeros en cumplir la ley; por ello, hago un llamado enérgico a las y los legisladores a actuar con el ejemplo y acatar la orden de nuestro máximo tribunal nacional. De nada sirve, ni servirá, actuar bajo intereses políticos o de grupo, cuando se viola flagrantemente la Constitución y el orden jurídico. Las y los invito a ver mi mensaje:

Sudcalifornianas, sudcalifornianos

Les pido un minuto de su atención.

Les informaré sobre los nuevos y desafortunados hechos registrados al interior del Congreso del Estado, que se ha negado a acatar una orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por su gravedad, y por el daño que produce a nuestro estado y sus familias, decidí recurrir a nuestro máximo tribunal nacional para denunciar el desacato en que nuevamente han incurrido los diputados de Morena.

Como recordarán, el año pasado, los diputados de Morena desconocieron la Mesa Directiva que presidía la diputada Daniela Rubio Avilés, e intentaron destituir en 2 ocasiones a 8 diputadas y diputados de diversos partidos de oposición.

Ante la existencia de dos mesas directivas en el Congreso Local y ante la evidente violación a los derechos políticos y ciudadanos de las y los diputados opositores, interpuse ante la Suprema Corte diversas controversias constitucionales.

Luego de una revisión exhaustiva, la Corte me otorgó la razón jurídica.

Es más, el pasado miércoles 17 de marzo, los ministros que conforman la segunda sala de la Suprema Corte, sobreseyeron por improcedente, las 4 demandas de controversia constitucional que los diputados de Morena interpusieron en mi contra.

Sin embargo, a pesar de existir un mandato claro de la Corte, los diputados de Morena se negaron -por segunda ocasión- a reconocer la Mesa Directiva presidida por la diputada Daniela Rubio y que fue validada por el Poder Judicial.

Durante la sesión del pasado 15 de marzo, los diputados de Morena, simularon cumplir la resolución y de nueva cuenta convocaron, ese mismo día, a una sesión ordinaria con una mesa directiva distinta a la reconocida por la Suprema Corte.

Es así, que las y los diputados de Morena, nuevamente incurren en un desacato a un mandamiento de nuestro máximo Tribunal.

Llegan al extremo de interpretar la resolución de la Corte a su conveniencia e incluso, hasta al absurdo de someter a votación el cumplimiento de lo mandatado por la Corte. Cualquier ciudadano sabe que un mandato judicial no se somete a votación, simplemente se acata y se cumple en sus términos.

Con estas acciones, desafortunadamente se alarga la crisis que por más de un año ha sumido al Congreso del Estado en inacción y conflicto.

Desde un principio, establecí que le competía a los integrantes del Poder Legislativo resolver sus diferencias mediante el diálogo y el entendimiento.

Expresé, que no era justo para la sociedad que el Poder Legislativo estuviera inmerso en una crisis institucional, que si no se resolvía a tiempo, provocaría una parálisis legislativa de graves consecuencias y además se pondría en riesgo la estabilidad política del Estado y el orden constitucional.

Hoy, a un año de iniciado el conflicto en el Congreso, hago un llamado enérgico a las señoras y señores diputados a cumplir con lo mandatado por la Corte.

Como representantes populares, seamos los primeros en cumplir la ley.

Actuemos con el ejemplo.

Hoy las familias viven en una crisis económica y de salud sin precedentes.

Estemos a la altura de lo que la sociedad demanda.

Apoyemos a resolver las necesidades básicas de la población.

De nada sirve, ni servirá, actuar bajo intereses político o de grupo, cuando se viola flagrantemente la Constitución y el orden jurídico.

Reitero, como gobernador del Estado velaré hasta el último minuto de mi gobierno por el respeto a la legalidad y al Estado de derecho.

Esperaré a la determinación que tome la Suprema Corte de Justicia de la Nación, respecto de los hechos que hice de su conocimiento.

Lamentablemente, la sociedad que eligió a sus representantes locales, también tendrá que seguir esperando para que regrese la sensatez a las y los Diputados de morena. Muchas gracias.

Noticias del Día

Deja un comentario