Sáb. Nov 27th, 2021

Capitales políticos emigran al Verde Ecologista. Como ráfaga, pero en picada, Morena y sus candidatos.

Febrero 26 del 2021

La misoginia, la soberbia, la violencia política en razón de género, el desprecio al voto de la mujer sudcaliforniana, la falta de diálogo y acuerdos políticos, la intransigencia, resultados de encuestas fraudulentas, son algunos de los motivos por los cuales Morena ha pintado un escenario muy desalentador, mejor dicho, catastrófico, rumbo al 6 de junio, en donde no se ve por ningún lado, triunfo alguno en la mayor parte de los cargos de elección popular en disputa, desde la gubernatura, alcaldías, diputaciones federales y locales.

A todos esos factores, hay que sumarles la división, el engaño, la mentira y la traición a la militancia morenista con decisiones equivocadas, con designaciones a favor de los amigos, las amigas, por el desprecio a quienes tienen derecho a ser tomados en cuenta, con candidatos como el de Los Cabos, Oscar Leggs Castro, acusado de falsificación de documentos y firmas oficiales las cuales se persiguen de oficio porque son delitos de carácter federal; o porque una cofradía decidió de candidaturas para favorecer a grupos políticos que solo buscan la venganza y no por el bien común de los sudcalifornianos, aunque a los solovinos les duela y no quieran reconocer la verdad, pero esto, es lo que está sucediendo en Morena, su partido y lo peor del caso, no pueden hacer nada.

En Los Cabos, la dirigencia nacional de Morena ratificó un fraude, al señalar a Oscar Leggs Castro, como el candidato “ganador” de una supuesta encuesta realizada por una empresa demoscópica de carácter nacional, cuando ésta subcontrató a una empresa local para hacer su trabajo, una labor de la cual ya sabíamos que arroja resultados fraudulentos, con entrevistas focalizadas, dirigidas, es decir, a petición del que paga, es el resultado, y así se las gastó Morena, por eso ningún militante cree en esos resultados a modo del que paga, con lo cual se gesta una gran estafa hacia la militancia a la que se engaña a cada rato, y que estos, a sabiendas de ello, acepta los resultados como si fuesen verídicos o reales.

Por todo esto, en Los Cabos, se augura un rompimiento entre el Partido del Trabajo y Morena, y dos de sus principales figuras que participaron en esa fraudulenta encuesta, han decido trabajar juntos, pero también desde otra trinchera como respuesta a ese engaño, a ese gran timo orquestado desde la dirigencia estatal del partido que dice comandar el experto piloto aviador de fertinal, Alberto Arnoldo Rentería Santana, acusado de misoginia, de violencia política en razón de género y que por ello, está “honrosamente” inscrito en la más despreciable de las listas negras de este país, en el Padrón Nacional de Personas Violentadoras de los Derechos Políticos en razón de género, razón por la cual de tener calidad moral (aunque creo que desconoce el significado de esa palabra), el dirigente estatal de Morena debería no solo renunciar a ese cargo sino  también a su ambición personal de ser el candidato a diputado por el distrito electoral federal 02, donde por cierto, es un distrito donde hay mayoría femenil y donde su voto es muy importante para cualquier elección, mujeres a las que este violentador despreció cuando afirmó que, “con el 13 por ciento de los votos de las mujeres de Los Cabos, no se gana una elección”, lo que demuestra su ignorancia total, porque el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), ya dio a conocer los resultados del Censo de Población realizado el año pasado.

Por eso afirmamos que Morena y sus candidatos, van en picada, por culpa de esos factores señalados, lo que ha ocasionado que dos políticos de la talla de Armida Castro Guzmán, alcaldesa de Los Cabos como del galeno Ernesto Ibarra Montoya, hayan mostrado su desacuerdo con el resultado de esa encuesta amañada, fraudulenta y estén a un tris de una, salir de Morena y emigrar al Partido Verde Ecologista de México, y otro fomentar una candidatura común entre el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista, lo que le provocaría al partido de Rentería Santana, un tremendo boquete difícil de llenar y que a estas alturas, resultaría una estruendosa derrota electoral de Morena el próximo 6 de junio.

Sin embargo, y a pesar de que anoche, ya de última hora, el diputado federal del Partido del Trabajo, Alfredo Porras Domínguez, convertido en vocero oficial para este tipo de asuntos (no se le conoce actividad legislativa alguna en favor de la entidad desde que es representante popular ante la Cámara de Diputados), indicó que, “debido a inconsistencias de la citada encuesta donde resultó ´ganador´ Oscar Leggs Castro, se va a repetir”, lo que viene a representar un durísimo golpe a los intereses políticos tanto del candidato a la gubernatura Víctor Castro Cosío, así como a los dirigentes estatal y nacional de Morena Alberto Rentería y Mario Delgado, respectivamente, como también al grupo político Los Cabos, comandado por el gobernador Narciso Agúndez Montaño como al propio dirigente del Partido del Trabajo en la entidad, Luis Armando Díaz, a quienes se les cayó el teatro de este gran fraude, de querer llevar a Leggs Castro como coordinador de la defensa de la 4t en dicho municipio.

De acuerdo a las declaraciones de Porras Domínguez, las dirigencias nacionales de Morena y PT, rechazaron el resultado de la encuesta donde resultó “ganador Oscar Leggs” y aceptaron auditar la supuesta encuesta realizada en Los Cabos, para determinar al virtual candidato a loa alcaldía, por lo que “no hay nada definido en la candidatura en el municipio de Los Cabos, porque hay inconsistencias y varias situaciones que obligan a la dirigencia nacional del PT a una nueva encuesta”.

El Partido del Trabajo, exige auditar la encuesta del 13, 14 y 15 de febrero, y que anteayer se ratificó por el dirigente nacional de Morena; y programar una nueva y final encuesta definitoria con otra empresa que garantice un resultado imparcial y cuyo levantamiento se daría en el municipio pero esta vez sin publicitar la fecha para evitar manipulaciones que den sesgo a la opinión ciudadana en favor de cualquiera de los 3 participantes (Armida Castro Guzmán, Ernesto Ibarra Montoya y Oscar Leggs Castro).

Con estas declaraciones a nombre del dirigente nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, a través del legislador federal, Alfredo Porras, se puso al descubierto el gran timo para la militancia morenista como petista, estos últimos que se sintieron totalmente defraudados por dichos resultados fraudulentos y engañosos, como los efectuados en la encuesta estatal pasada.

Esto nos demuestra que en Morena, existirá un reverendo cochinero para elegir al resto de los candidatos a las alcaldía, como a las diputaciones federales, locales y a los cinco ayuntamientos, como ya lo observamos en las dos últimas “encuestas” realizadas por una empresa “demoscópica” local marca patito y con una resultados fuera de todas realidad.

Morena, es el cochinero andando, y la muestra, son estos resultados de sus supuestas encuestas para procesos “totalmente democráticos, donde se respeta la honestidad, la transparencia y sobre todo la imparcialidad”, si, ajá. Pero aun con todo y este anuncio, no creemos que se vaya a repetir la encuesta por una sencilla y política razón, partido chico no pone candidato, aunque este no sea el favorito del Partido del Trabajo y estos, en Los Cabos, representan 25 mil votos, y pues razón tienen Armida Castro y Ernesto Ibarra, en que es mejor emigrar a otros escenarios, pero esto, se decidirá la próxima semana. Por lo pronto, el golpe está dado.

Noticias del Día

Deja un comentario