Hangares vacíos…para guardar el viento

Simulación y engaño, la marca de Obrador

Por: Ángel Ozuna.

Febrero 18 de 2021

El día 10 de febrero, supuesto “Día de la Fuerza Aérea Militar (FAM)”, se llevó a cabo una ceremonia de inauguración de “nuevos” hangares y una “nueva” pista, incluyendo una “nueva” torre de control que hasta donde se sabe, no estaba funcionando, solo se hizo la pantomima de que estaban “ocupadísimos” los controladores aéreos -con 4 aviones civiles-, ¿Una base aérea con controladores civiles? Está muy sospechoso el asunto.

En esta miserable vida no hay nada más triste que ver un hangar vacío y sin aviones. Recordando la novela de José León Sánchez (“La isla de los hombres solos”) quien en su libro “Campanas para llamar el viento” narra la epopeya de la fundación de las misiones a lo largo de la península de Baja California, así como él lo dice:” las misiones ahí estaban, pero nadie acudía a su llamado”. Trasponiendo los tiempos y los lugares yo digo: “Esos hangares de Santa Lucía lo único que van a guardar es el viento”, simple y sencillamente, porque la FAM no tiene suficientes aviones para ocupar esos espacios

Pero vámonos por partes, en primer lugar, no sé cuál sea la lógica que aplica Obrador para primero, “inaugurar” la pista y las nuevas instalaciones de Santa Lucía, si lo que le urge es alguna obra, la que sea, para poder justificar el desmoronamiento de su fracasado gobierno, o para su propia promoción en tiempos electorales, Si tanta prisa lleva ¿por qué mejor no concentrarse en un aeropuerto civil, ya que mando desmantelar el de Texcoco? Para que montar un carísimo “show” que no va a dejar más que hangares vacíos, llenos de viento, que por esos lares abunda y una pista llena de tierra, no había ninguna necesidad práctica para “construir” a toda prisa ese endeble circo barato de arrabal, con disculpa para las barriadas de Buenos Aires.

La Base Aérea No. 1 “General Piloto Aviador Alfredo Lezama Álvarez”, ya estaba funcionando con normalidad, fue inaugurada como ya lo tenemos dicho, por el presidente Miguel Alemán en 1952. Antes de iniciar el descabellado proyecto de Obrador, dicha instalación de la F.A.M. estaba al 100 por ciento, con su pista, sus plataformas y sus hangares, no existía por el momento una necesidad real de incrementar su capacidad.

Para satisfacer las necesidades operacionales de la FAM, en el valle de México se cuenta, aparte de la propia de Santa Lucía, con una base aérea adjunta al aeropuerto Benito Juárez, con una gran capacidad, si, con la suficiente para manejar el tráfico militar que requieren las operaciones actuales.

En el AICM nunca ha existido ningún problema para manejar la mezcla de tráficos militares con las aeronaves civiles, esa necesidad solo existe en la mente de Obrador, pero nadie se atreve a decirle que no.

Entonces, tenemos que la FAM tiene dos alternativas de operación, las cuales son absolutamente capaces de manejar el actual volumen de vuelos militares y aún más, de igual forma, Obrador prometió que el gigantesco hangar presidencial, “HP” como le decimos, iba a desaparecer y sus espacios ocupados por el aeropuerto. Ni ha desaparecido, ni va a desaparecer por mucho tiempo; el empedernido y terco Boeing 787 sigue ahí, bajo su sombra, tal vez Obrador lo quiera volver a rifar…

Entonces, yo no veo la prisa de Obrador por “inaugurar” una nueva, según él, base aérea, hubiera sido mucho mejor para sus pretensiones, terminar primero el “inexistente” aeropuerto Felipe Ángeles, pero allá él y sus necedades.

Eso sí, los flamantes hangares recién re-inaugurados, según mis cálculos van a estar vacíos o semi vacíos por más que los quieran presumir; la pregunta que yo me hago es ¿cómo es posible que el secretario de la Defensa Nacional no le diga nada a su jefe y que lo deje hacer y deshacer?

Durante la faramalla del día 10, al bajarse del avión, en cuanto Obrador se quitó el cubre-boca, en automático los dos secretarios, de Marina y de la Defensa se quitaron el suyo, el gesto en sí, carecería  de toda importancia, pero nos demuestra el grado de abyección al que han llegado los militares, sus líderes deberían ser ejemplo de las fuerzas armadas mexicanas y lo único que nos dejan entrever es la estulticia y la falta de criterio de todos ellos, solo les interesa “quedar bien” con el jefe, lo demás que se vaya al diablo (Obrador dixit).

Vamos a elucubrar un poco, toda fuerza aérea en el mundo necesita: aviones, pilotos, mecánicos, instalaciones de apoyo, etc; las cosas pueden ir sucediendo en el orden que mencioné, primero, aviones, luego, quien los vuele y los mantenga, y desde luego, donde guardarlos; aquí en nuestro sufrido y aguantador país, primero construimos hangares (en Santa Lucía), luego vamos a ver que metemos en ellos, fin de la historia.

El polvo, el lodo y la improvisación chafa, fueron gratis, pero así nos están acostumbrando, los aviones, no hay que equivocarnos, están construidos para resistir la intemperie y mucho más, los aviones militares ni se diga, pero siempre es conveniente contar con un lugar a resguardo de los elementos para desempeñar labores de mantenimiento, etc.

En este momento no existe en todo el mundo un país con su fuerza aérea o una compañía aérea que tenga hangares suficientes para meter en ellos todos sus aviones, ocupan demasiado espacio y eso sería incosteable, sobre todo los grandes aviones de transporte, imagínense los hangares para aviones como el C-5 Galaxy; entonces, los hangares se utilizan para labores de mantenimiento y cuando los aviones son pequeños, para protegerlos de las inclemencias del tiempo.

vamos a suponer que tenemos una gran unidad militar típica, digamos, un grupo de combate, integrado por tres escuadrones, cada escuadrón con mínimo 15 aviones, ¿en qué hangar vamos a meter 45 aviones de combate? La verdad, no existen de ese tamaño, solo tal vez un porta-aviones, pero aun así le faltaría espacio, y me refiero a guardar sus aviones bajo techo, no a la intemperie. Solo la Fuerza Aérea de los Estados Unidos tiene un hangar lo suficientemente grande para alojar, no uno, sino a dos 747´s, o tal vez más aviones, ¿Ustedes creen que durante la guerra de Vietnam había bases aéreas con hangares suficientes para albergar a una flota de enormes bombarderos B-52´s? Por supuesto que no.

La FAM tiene hangares para guardar a sus aeronaves más pequeñas a nivel escuadrón (10 o 15 aviones), pero no los aviones más grandes de transporte.

En Santa Lucía, Obrador mando construir muchos hangares para la FAM, eso es bueno, pero ahora vamos a ver como los llenamos; para que quede claro, siempre es ideal que los aviones duerman dentro de su hangar, pero, cuando una fuerza aérea tiene más espacio en sus hangares que aviones algo anda mal… Lamento profundamente el hecho de que el gobierno de Obrador utilice a la Fuerza Aérea Mexicana para fabricar sus espectáculos políticos, La Fuerza Aérea Mexicana merece respeto y consideración, no hangares de cartón, vacíos por añadidura.

Noticias del Día

Deja un comentario