Micrópolis / ¡Morena se desmorona!

“Los pateados”, los van a patear

Enero 25 del 2021

Primero, el joven Manuel Cota Cárdenas, el cachorro de Leonel, pidió la renuncia de Alberto Rentería Santana al frente del partido Movimiento de Regeneración Nacional, por antidemocrático en los procesos internos y supuestas encuestas con empresas marca “patito” con resultados totalmente a modo para la selección de candidatos. Luego, hizo lo propio la alcaldesa de Los Cabos, no solo por ese motivo, sino por misóginos. Y recientemente, la abrupta salida del partido de los diputados morenistas, Carlos Van Wormer Ruiz, Héctor Ortega Pillado y Sandra Moreno Vázquez. A todo eso, súmenle la lamentable y desastrosa administración del alcalde de Comondú, el doctor Walter Valenzuela Acosta, en detrimento de los comundeños. ¿Díganme si Morena no se está desmoronando?

Pero no solo fue eso, uno de los pretensos a la candidatura a la gubernatura, Alejandro Lage Suárez, quién acusó que la famosa encuesta que presentó Mario Delgado Carrillo, dirigente nacional de Morena, fue no solo un fiasco sino que fue una treta para engañar a los 8 participantes, que no le creyeron ni un ápice en esos “resultados”, una encuesta que dijeron, nunca se realizó, y que por tal motivo, ya fue impugnado el proceso no solo ante la instancia correspondientes del partido, que por cierto dirige un puertoriqueño sino que también ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien ya ordenó a la dirigencia de Morena, reponer el proceso ante la serie de irregularidades denunciadas.

De los pretensos, el diputado Ramiro Ruiz Flores, que le juraba lealtad sin trabajas a Mario delgado, quien por cierto le dio una patada en el trasero porque nunca se enteró que el legislador local fue “su representante” cuando candidato a la dirigencia nacional de Morena, y ante la cerrazón de los morenistas locales de ser candidato a la diputación federal, optó como “pateado” a buscar esa posición en otro partido, y Movimiento Ciudadano se lo concedió. Su esposa, Lavinia Núñez, otra candidata, también salió de Morena y ahora se encuentra refugiada en el MC, como su candidata a la alcaldía de La Paz.

Del alcalde de La Paz, Rubén Muñoz Álvarez, un fuerte aspirante a la candidatura a la gubernatura y que logró hasta rebasar al profesor Víctor Castro Cosío en las preferencias de la militancia, tampoco quedó conforme con esa supuesta “encuesta” que favoreció al senador con licencia. Dudamos por lo mismo, vaya a permanecer en dicho partido, pues todo parece indicar que ahí solo manda el grupo que se adueño del partido, y en ese equipo, Rubén Muñoz, no está en el círculo dorado del profesor Víctor Castro.

De la confabulación que hicieron entre el dirigente estatal de Morena, el piloto aviador Alberto Rentería Santana como del equipo de Víctor Castro Cosío como del ex gobernador Narciso Agúndez Montaño, el mismo Luis Armando Díaz, ambos del Partido del Trabajo para excluir a la alcaldesa de Los Cabos, Armida Castro Guzmán, les costó fueran denunciados por misóginos y por violencia de género. Y por lo tanto, la edil cabeña, pintó su raya y dijo que “su capital político y su estructura con la que llegó desde el 2018 al Ayuntamiento, no estarán a favor de esa cofradía”. Y que, según expresó ella, “hay varios partidos políticos donde tengo las puertas abiertas”, o lo que es lo mismo, no permanecerá más en Morena. No es para menos, no solo le faltaron al respeto, sino que demeritaron su trabajo y su capital político.

Más recientemente, el diputado Carlos Van Wormer Ruiz, quien le juró lealtad al profesor Víctor Castro, como coordinador de la 4t en la entidad, hace un mes aproximadamente, se cansó de las mentiras como de los procesos ficticios a los que fue sometido por esos personajes, de los cuales dijo, “no hay manera de negociar con ellos”, y optó por encontrar cobijo en el Partido Verde Ecologista de México, donde no solo se registró como militante, sino que llega como virtual candidato a la alcaldía de Los Cabos. En esa salida de su anterior partido, no se va solo, le acompañan sus pares Héctor Ortega Pillado y Sandra Moreno Vázquez.

El capital político que representan los ediles en sus respectivos municipios de Los Cabos y La Paz, Armida Castro Guzmán y Rubén Muñoz Álvarez, fue despreciado por la dirigencia estatal de Morena y su virtual candidato a la gubernatura. Sus acuerdos en lo oscurito, las negociaciones a espaldas no solo de la militancia sino de sus principales actores políticos y sobre todo, la intromisión del ex gobernador perredista Narciso Agúndez Montaño, considerado por el propio López Obrador como “un traidor a la causa morenista”, la falta de veracidad, de credibilidad y de confianza en supuestas encuestas para dar resultados que mas bien parecen un dedazo al viejo estilo del PRI, pero sin la sensibilidad política de antaño, así como el favorecer a los amigos o a los integrantes del círculo dorado, fueron factores para considerar que Morena, en Baja California Sur, se esté desmoronando.

Aparte de los ediles, están los cuatro diputados locales, Ramiro Ruiz Flores, Carlos Van Wormer Ruiz, Héctor Ortega Pillado y Sandra Moreno Vázquez, podrán decir misa los morenistas, pero también cargan con un capital político, y este, no se queda en Morena, se van con ellos.

Un asunto que está sonando a nivel nacional, es la impugnación de un proceso amañado para elegir al candidato a la gubernatura por Morena, puede venir a echar por tierra la candidatura del profe Víctor Castro, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ordenó a Morena, la reposición de ese proceso viciado de origen como de “resultados”. Y este, es el asunto más peligroso de lo que se pueda pensar. Y creo que tanto Víctor Castro como Mario Delgado Carrillo, lo han minimizado, porque saben perfectamente bien, que fue “un dedazo presidencial”. Lo que ha puesto en duda, la seriedad del asunto, por lo que quienes apoyan esta desorganización, se vayan a quedar como el perro de las dos tortas.

Los ediles Rubén Muñoz y Armida Castro, los diputados, Ramiro Ruiz, Carlos Van Wormer, Héctor Ortega y Sandra Moreno, y también Manuel Cota Cárdenas, a los que han apodado “los pateados”, pues ahora si que les quedó como anillo al dedo, porque al rato, con las circunstancias que padece Morena y sus pretensos favorecidos, pueden ser los que a final de cuentas, sean los pateadores.

Noticias del Día

Deja un comentario