HABLE COMO HABLA / SOLDADOS DE AMLO, NO DE VÍCTOR

Por Giovanny Carlos Díaz

Enero 25 del 2021

Hace semanas, cuando Víctor Manuel Castro Cosío fue elegido virtual candidato a la gubernatura de Baja California Sur, cualquier partido político podría advertir que el proceso electoral para la sucesión de Carlos Mendoza Davis sería el más cerrado de la historia. Sin embargo, la falta de respeto a los acuerdos, las imposiciones, encuestas poco claras y un sinfín de actos misóginos están acabando con la credibilidad del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Jesús Armida Castro Guzmán, alcaldesa de Los Cabos; Carlos José Van Wormer Ruiz, diputado local de Morena; Rubén Gregorio Muñoz Álvarez y Alejandro Lage Suárez, entre otros, han denunciado inconsistencias al interior del partido, que van desde el dudoso mecanismo de selección de candidatos, imposición de virtuales candidatos a la alcaldía de La Paz y Los Cabos, así como violencia política de género. Todo lo anterior orquestado por Castro Cosío y Alberto Arnoldo Rentería Santana, este último dirigente interino de Morena.

Tan grave es el problema al interior de este partido que la alcaldesa de Los Cabos advirtió que podría salir de ese partido y buscar otro para contender en el próximo proceso electoral, advirtiendo que dejar a Morena no es abandonar al presidente Andrés Manuel López Obrador en su lucha de lograr una cuarta transformación. Lo mismo dijo Muñoz Álvarez cuando se declaró «soldado del presidente», esto cuando le hicieron del conocimiento que la encuesta para seleccionar al virtual candidato a gobernador estaba a favor de Castro Cosío, aunque esto no haya sido así; o por lo menos el alcalde aseguró tener «otros datos».

En diciembre, Van Wormer Ruiz reconocía a Castro Cosío como el candidato perfecto de Morena a la gubernatura; aseguró que se enfocaría en ser factor de unidad y, como quedó grabado, dijo que los conflictos internos habían quedado atrás. Sin embargo, un mes después este mismo diputado decidió emigrar al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) tras no soportar «mentiras y procesos ficticios».

Ahora, tras estos atropellos podría surgir un tercer grupo político electoral, a quienes respetuosamente llamó «Los pateados de Víctor Castro», los mismos que le dejarán un boquete al interior de Morena y podrían desplazarlo en el ánimo de la gente. Es decir, quienes han advertido que se van de Morena es porque ya lo decidieron. Lo único que están esperando es el momento para seguir luchando en favor de la cuatroté pero desde otro partido. No suena loca la idea de este tercer grupo. Hay que recordar que los enemigos de mis enemigos son mis amigos, dicen por ahí, y que hasta una patada en el trasero es un impulso hacia adelante.

¿Se imaginan la cara de Castro Cosío cuando le notifiquen que ha perdido el capital político que representa en Morena Muñoz Álvarez, Castro Guzmán, los Cota, entre otros? Y que no diga que no sabía que esto podría pasar cuando fue él y su equipo cercano quienes lejos de hacer una operación cicatriz decidieron romper con el resto de los adversarios internos.

De parte de los pateados de Víctor Castro hay dos opciones para candidato a gobernador, pero es Rubén Muñoz el más fuerte. Quien dijo ser un soldado del presidente jamás dijo que sería un esclavo de la Morena recalcitrante.

Noticias del Día

Deja un comentario