Trazos y Retazos / Alianzas de Partidos Políticos

Por César de Jesús Ortega Salgado

Enero 20 del 2021

Como nunca antes en México se ha empezado a valorar el largo tramo histórico que se ha tenido que transitar desde el surgimiento de los primeros partidos políticos en el seno del Parlamento de Gran Bretaña en el siglo XIX, donde la monarquía dejaba el poder absoluto al fundarse los partidos liberal y conservador, así como posteriormente las correspondientes opciones políticas en Europa, llegándose a América y otras partes del mundo, dejándose cada vez más atrás realezas, autoritarismos y totalitarismos, convirtiéndose la democracia representativa en el sistema de gobierno más común.

En nuestro país como en muchas naciones, no todo ha sido fortalecimiento de partidos políticos y consolidación de sistemas democráticos, considerando que desde hace muchos años enfrentamos una crisis de la representatividad ciudadana, entre otros factores, por la desconfianza hacia los partidos políticos tradicionales ante la inconsistencia de sus principios al olvidarse una vez en el gobierno, así como en algunos casos fracturas alentadas por las descalificaciones inferidas por quienes abandonan militancias relevantes, al no haber logrado candidaturas principalmente.

Baja California Sur, en el escenario político ha resentido este efecto de inconsistencia de pertenencia a Partidos y consecuentemente la perdida de identificación de la ciudadanía con estos; por ello, no existe un convencimiento general en los propósitos de integrar alianzas de partidos, que solo se impulsan por elites que controlan internamente intereses de grupo y familiares en algunos casos.

Tal vez la forma más sencilla de descripción de un Partido es la de ser un Mediador entre los ciudadanos y el gobierno, dándole voz a los primeros para plantear requerimientos colectivos, para que sean realizadas por el segundo; algo tan sencillo, que ha sido totalmente olvidado.

También estoy consciente de que cuando menos en BCS dos alianzas, que encabecen el PAN y MORENA se consolidarán, con Partidos que a través de sus candidatos en pasados procesos electorales denigraron, descalificaron y agredieron verbalmente hasta la saturación, lo que representan estas dos opciones políticas; siendo este factor, uno de los mayores obstáculos a superar, considerando que las ofensas se guardan, pero no se olvidan y lo que es peor, los simpatizantes las manifiestan en votos.

No es un asunto menor, la crisis que enfrenta MORENA por su extrema cercanía con el PT, que ahonda diferencias al interior, en las definiciones de candidaturas que disputan relevantes militantes, como son las correspondientes a las alcaldías de La Paz y Los Cabos; sobre todo orque la preferencia ciudadana ha decaído considerablemente en los últimos meses para el Partido del presidente de la República, con lo que el escenario prospectivo electoral no es alentador.

Tampoco es menor la dificultad de las altas pretensiones de quienes desean parte de la cobija azul de Acción Nacional, cuando se encuentran con puertas que no están dispuestas a abrirse tan fácilmente, sabiendo que pueden entregar una parte valiosa con la alcaldía de La Paz y considerando que en tiempo presente se pesan los gallos para soltarse al redondel del palenque electoral 2021.

Al final de cuentas los ciudadanos solo veremos, otra vez rostros, frases, nombres y sobre todo los multicolores distintivos partidistas, alineados a veces a la izquierda o a la derecha, arriba o abajo, uno, dos, tres o más como mudos testigos de la indiferencia ciudadana, que al final en junio del 2021 si debemos ir a donde nos toque votar, a hacerlo con pleno convencimiento de que nuestro voto cuenta y otorguémoselos a quienes pensemos pueda representar una posibilidad de mejor el estado de cosas que guarda nuestro distrito, municipio, estado y país.

Noticias del Día

Deja un comentario