Micrópolis / Morena, Rentería y su juego perverso

Una encuesta que engaña a aspirantes y militantes morenistas

Por Bertoldo Velasco Silva

Enero 18 del 2021

Los resultados de una reciente encuesta que Alberto Rentería Santana, dirigente estatal de Morena presentó a medios de comunicación el pasado jueves 14, solo vinieron a enturbiar aún más, los graves problemas de divisionismo, incertidumbre, falta de credibilidad y transparencia en los que tienen sumidos a sus aspirantes a los diversos cargos de elección popular como a los militantes del partido.

Aspirantes a regidores, a diputados locales, federales como alcaldes, no creyeron en los resultados de esa encuesta de cierta empresa demoscópica local, de la cual no deseo dar a conocer su nombre por obvias razones, pero creo que ni el mismo dueño se creyó eso de que el presidente de la república, lo tengan con excelente calificación los sudcalifornianos con un 82.6 por ciento, cuando empresas encuestadoras de corte nacional e internacional, en el caso de Baja California Sur, no le dan una aprobación del 40 por ciento, es decir, los sudcalifornianos reprobaron al gobierno federal del morenista Andrés Manuel López Obrador.

¿Por qué decimos que Rentería Santana mantiene un juego perverso en Morena? Porque contrató a una empresa encuestadora local, que le cobró, según se dijo en la conferencia, 300 mil pesos, dinero de los contribuyentes sudcalifornianos, para mandar al encuestador a que le diera unos resultados a modo, si a modo de engañar a quienes tienen aspiraciones a un cargo de elección popular, y en ese sentido, el empresario, que según sus gráficas dice, recorrió el estado para levantar reste estudio demoscópico, pues ofreció a quien lo contrato, unos resultados “inéditos”, pero totalmente faltos a la verdad, y vamos a decir por qué.

El levantamiento de este “estudio” fue focalizado, dirigido y planeado para que solo se entrevistaran a morenistas, y no a la ciudadanía en general, como es el objetivo de cualquier empresa encuestadora, para dar resultados reales y no ficticios como los que se manejaron ese jueves 14 de enero.

¿Cómo se llevó a cabo esta encuesta engañosa por sus resultados y tramposa por cómo se hizo? 

Primero, no fue una encuesta hecha al azahar, o aunque fuese hecha vía telefónica, por internet o por redes sociales. El estudio se levantó, de la siguiente manera: desde las entrañas del partido Morena, fue enviada una geolocalización a todos sus simpatizantes y militantes, comités de base avisándoles de la encuesta, por lo que los mismos aspirantes a los diversos cargos de elección popular, obviamente los favoritos de Alberto Rentería fueron alertados de inmediato para que se acercaran al encuestador y respondieran el breve cuestionario.

Para ser más claros en esta tramposa encuesta de Rentería y la empresa que la llevó a cabo con esa consigna, se confirma aquel dicho que dice, que “el que paga manda”, solo que los resultados no son los reales, por lo que consideramos que con esos falsos resultados, les dio atole con el dedo a aspirantes, militantes y simpatizantes de Morena.

Para corroborar esta aseveración, es necesario decir que varios de los que aspiran a un cargo de elección popular, y uno de ellos fue contundente con sus declaraciones, no supieron el nombre de la empresa encuestadora, menos de la metodología, el tipo de preguntas, cuándo se haría y en qué distritos electorales se realizaría, pero si hubo muchos de esos aspirantes que si supieron y se apresuraron en su momento, a llevarle gente a los levantadores del estudio, todos ellos llevados como borregos para que respondieran al cuestionario y con ello, favorecieran al amigo o la amiga.

Y para ello, ponemos un ejemplo y vamos a involucrar a los que aspiran a una candidatura a la gubernatura.

Veamos. Según dijo Alberto Rentería, en la candidatura a la gubernatura, su candidato profesor Víctor Castro Cosío, con el 39.1 % le lleva una amplia ventaja al abanderado del PAN Francisco Pelayo Covarrubias (se aclara que este solo es precandidato y está buscando la candidatura a la gubernatura ante los militantes panistas), que solo lleva un porcentaje de 25.7 por ciednto, pero la empresa demoscópica lo pone como candidato de la alianza PAN-PRI.PRD. Sin embargo, en los otros datos, una empresa encuestadora Pelayo tiene una aceptación del 34.2 contra 33.6 del profe. Otra encuestadora, al panista le da 37 por ciento y al morenista solo el 33 por ciento. Una más, a Pancho Pelayo le da un porcentaje de aceptación del 35.1 por ciento contra 26.7 del Moreno-PT, Y la última del 10 de enero, al comundeño le lleva una amplia ventaja con un 40.5 por ciento contra el maestro Castro con apenas el 30.7 por ciento.

Si vemos estos resultados, de empresas encuestadoras de corte nacional, ponen en tela de duda, y con amplios márgenes de veracidad, a la empresa encuestadora que presentó el dirigente estatal de Morena el pasado jueves 14.

Otro ejemplo más, en este última de candidatos a la gubernatura, el priista Antonio Manríquez Guluarte, quien anda agitando las tranquilas aguas de la alianza PAN-PRI-PRD-PRS-PH, en ninguna de las encuestas aparece con un ni siquiera con un porcentaje mínimo de aceptación, lo que nos lleva a confirmar, que nada tiene que hacer para pretender ser candidato a la gubernatura por esta alianza en contra de Morena y el PT.

Y si de resultados vamos, en La Paz, en donde hay varios candidatos, Alberto Rentería afirmó, que Morena PT arrasará en las próximas elecciones. Sin embargo, la candidata que quieren imponer en este municipio, la diputada Milena Quiroga Romero, el porcentaje de aprobación es muy bajo, pues no rebasa el 15 por ciento a su favor. Y en el caso del priista y dos veces candidato a la gubernatura y uno al senado, Ricardo Barroso Agramont, los resultados no lo favorecen, vaya, ni siquiera tiene el 10 por ciento de aceptación de la ciudadanía. Y quienes llevan la delantera en prácticamente con un empate técnico son; el diputado federal Rigoberto Mares Aguilar y el ex candidato a la alcaldía de La Paz, Marco Alméndariz Puppo, quienes van a la cabeza con el 30 y 32 por ciento respectivamente.

Y para darle sabor al caldo, en Comondú, el triste, penoso, bochornoso y corrupto papel del alcalde Walter Valenzuela Acosta, es prácticamente el culpable de que la candidata favorita de Morena, Miriam Berber, lleva todas las de perder, y no pregunten por qué, es obvio.

En fin, los morenistas y los aspirantes de este partido, deben sentirse engañados, utilizados y manipulados por el actual dirigente de Morena en la entidad, luego de dar a conocer los resultados de una encuesta dirigida, focalizada y cuchareada, no solo es vergonzoso sino indignante. No por algo la alcaldesa de Los Cabos, Armida Castro Guzmán pidió la cabeza de este dirigente, al que acusó de manipular los resultados de las encuestas para favorecer a sus predilectos amigos y amigas. Y en ese mismo sentido, Manuel Cota Cárdenas, hizo lo propio para que se retire Arnoldo Rentería, porque con él en el partido, la democracia no se practica. Y tanto que cacaraquearon en campaña y en estos dos años de que este si es un partido donde imperan los valores de honestidad, transparencia y democracia, pues resulta que todo eso, es falso. Y así, van a ir a la campaña, pues si para elegir candidatos hacen trampa, ya se imaginarán lo que dirán en campaña: engañar a la gente, porque son especialistas, y si no, ahí tienen de muestra un “pequeño botón”, el presidente de la República, a quien le han contabilizado que de cada 10 compromisos con el pueblo, solo cumple uno, y eso… a medias. La ciudadanía ya no está para tolerar y soportar, a aquellos que lleguen seleccionados mediante una tómbola, porque pues ahí tenemos claros ejemplos en el Congreso, que por cierto, esos diputados de Morena, la del PT y sus aliados sin partido, deben devolver los 37 millones 440 mil pesos que cobraron por los 10 meses de inanición legislativa provocaron desde el 27 de marzo, y que por ciento, no han repuesto esa sesión y siguen cayendo en desacato. Esos salarios, no los justificaron, y tendrán de devolverse a las arcas estatales para que se destinen a la compra de vacunas, medicamentos o para equipos de protección para el personal médico y de enfermería de todos los hospitales en el estado.

Noticias del Día

Un comentario sobre “Micrópolis / Morena, Rentería y su juego perverso

  1. Se nota que la nota, valga la redundancia, fue hecha por un panista. Se muestra una falta de veracidad al asumir como ciertas algunas suposiciones en el sentido de amañamiento de la encuesta difundida por Morena.
    Habla de candidatos como P. Pelayo, el protegido del gobernador y un tal Puppo, como seguros ganadores, cuando lo único que son: cartuchos quemados.
    En fin, los conservadores estan ardidos, y así seguiran porque a pesar de sus mentiras, Morena está en la preferencia de los sudcalifornianos.

Deja un comentario