Micrópolis / A Morena, se le hace bolas el engrudo

Enero 11 del 2021

Es cruenta la lucha que se vive al interior del partido Morena. Primero, los desencantos por los resultados de supuestas encuestas para “elegir” precandidatos a la gubernatura en varios estados del país. Y en Baja California Sur, no se niega la cruz de esa parroquia, por lo que veamos sucede en Los Cabos. Por una parte, los militantes del Partido del Trabajo, no quieren que el abanderado de la alianza con Morena, sea el profesor Oscar Legss Castro. Por parte de los militantes de Morena, tampoco quieren que el candidato de ambos partidos, sea el doctor Ernesto Ibarra Montoya. Y en medio de ellos, ya registró sus aspiraciones de participar como precandidata a la alcaldía en calidad de reelección, la alcaldesa Armida Castro Guzmán. Y en La Paz, a la “niña”, a la preferida de la dirigencia del partido como del precandidato a la gubernatura, ya le saltó una liebre muy brava, por lo que a este partido, se le hace bolas el engrudo. No se diga de las precandidaturas a las diputaciones federales, donde Alberto Arnoldo Rentería Santana, antes de manifestar su deseo de ser uno de esos aspirantes a ese cargo, por decencia y decoro político, debió y debe renunciar a la dirigencia de su partido, porque no está jugando al parejo de los que si aspiran al mismo cargo, porque eso se llama… deshonestidad.

Como en Morena, no hay por dónde empezar, porque así están de desorganizados y divididos, trataremos primero el asunto del dirigente estatal de Morena, el “capitán piloto aviador”, por aquello que estuvo cobrando sin trabajar en fertinal desde el 3 de diciembre del 2018 hasta que supuestamente lo despidieron a mediados del año pasado y que seguía apareciendo como dirigente del partido en el estado, aunque él haya dicho que “si renunció”, pero en el Instituto Estatal Electoral seguía registrado como tal, y eso es lo que cuenta, no el dicho de Rentería, pero que como tal, ya mostró su aspiración de ser candidato de Morena a la diputación federal por el 02 distrito electoral federal. Sin embargo, lo hizo en momentos nada adecuados para su partido que vive un tremendo -ahora sí que- torbellino de ambiciones encendidas, por que todos quieren estar en la tómbola de los regalos, perdón, en la tómbola de las “nominaciones”, porque del resultado de las encuestas, nadie les cree, para designar a los candidatos a alcaldes como a diputados locales, pero lo que si es un hecho, es que él, ya aseguró candidatura a la diputación federal y no creo que haya alguien que se la pueda arrebatar.

Es decir, Alberto Rentería ya aseguró candidatura. Aparte del profe Víctor Castro Cosío, que se supone ya superó la crisis de la devaluada encuesta que lo nominó, según Mario Delgado, dirigente nacional del partido, es Rentería. Pero el profe Víctor Castro, no puede estar tranquiló, ya interpusieron demandas ante las instancias correspondientes para revertir este resultado aquí como en varios de los 15 estados donde se dieron a conocer los resultados de supuestas encuestas que nadie conoció, y nadie supo cuándo se realizaron ni bajo que mecanismos, además de que sus resultados nunca se conocieron. Falta para que esté seguro el profe Castro Cosío, que se supere la judicialización de la “elección” por medio de “encuestas”, porque en el caso de Baja California Sur, 6 de los 8 aspirantes, no quedaron conformes, y son quienes precisamente traen su propio movimiento al interior de Morena, porque no están de acuerdo en los personajes que están surgiendo como aspirantes a los distintos cargos de elección popular.

Bien decimos al inicio de esta entrega, tan solo en el municipio de Los Cabos, entre una dirigencia estatal de morena misógina que solo ha privilegiado los acuerdos cupulares entre Narciso Agúndez Montaño -quien como lo dijera el propio presidente de la República Andrés Manuel López Obrador “No quiero saber nada de ese hampón, porque no se nos olvida que en el 2006, se vendió a Felipe Calderón, y esa traición, no la podemos olvidar, por eso no queremos nada de los Agúndez”-, y el precandidato a la gubernatura han decidido que sea varón el candidato, que surja entre Oscar Legss Castro (de quién pesa una demanda penal que lo puede inhabilitar, por varios delitos, uno de ellos por falsificación de documentos y firma) y Rigoberto Arce Martínez por Morena, que en una lucha interna, el que salga “vencedor” de la famosa encuesta, enfrentará en otra elección similar al doctor Ernesto Ibarra Montoya, que ya es precandidato del PT, impuesto por los Agúndez. Y ello ha provocado que los militantes de uno y otro partido, no los quieren como candidatos. Es decir, los del PT, no quieren al de Morena y los de este, no quieren a los del PT. Van bien, pero bien divididos.

Sin embargo, en este municipio se les apareció el problema, porque la alcaldesa Armida Castro Guzmán, lleva preferencia por encima del asunto de la equidad de género, y por mucho que a sus espaldas la dirigencia local de su partido la haya hecho a un lado en ese acuerdo misógino, pues ya levantó mano y quiere la reelección. Y para ello, ya tiene un equipo jurídico para defender sus derechos político electorales.

Y en La Paz, no cantan mal las rancheras los morenistas, pues si la preferida de la dirigencia estatal de Morena, la diputada Milena Quiroga Romero, de triste papel como diputada local, la quieren imponer como candidata a la alcaldía de La Paz, pues que le brinca también el joven Manuel Cota Cárdenas, peleando también, sus derechos políticos, ya que se veía claramente la imposición de la preferida de la secretaria general del partido como del candidato a la gubernatura. Y pues si a esos niveles no hay acuerdos para aplacar las aguas y serenar tempestades, pues brincan los que sienten lastimados sus derechos políticos o por favoritismos, e imposición como se quiere ver en ambos municipios.

En Comondú, a pesar de que tienen con quién para disputar la alcaldía, a Morena no le alcanza para retener ese ayuntamiento debido al malogrado papel del doctor Walter Valenzuela Acosta, como alcalde, pues desde que inició su administración, al igual que su presidente de la República, ha gobernador por ocurrencias y con una falta total de capacidad para administrar un Ayuntamiento, al cual tiene hundido, pues tiene casi 8 quincenas que no les cubre los salarios de los policías y a otro tanto de empleados municipales, y como consecuencia de ello, y según él para salir a flote, tiene que despedir a 225 de ellos. Ah pero eso sí, anda “invirtiendo” en el Partido Verde Ecologista de México, al enviar al que era uno de sus asesores en la administración, Max Montes, para que lo dirigiera a nivel municipal, con la triste esperanza de que lo haga candidato a diputado federal por el 01 distrito. Aspiración que no creo que se la merezca ni a través de ese, como de otro partido político, por muy necesitado que se encuentre.

En Morena, las cosas no están caminando como decía su dirigente estatal, Arnoldo Rentería. Aún no aparecen, para su tranquilidad, los efectos de aquellos que no aceptaron “la encuesta” para “elegir” precandidato a la gubernatura. Estos, están esperando el mejor momento, y por supuesto que ninguno de los que perdieron, andan muy contentos, por el contrario, ni siquiera se han sumado al proyecto del profesor Víctor Castro, y si dicen que la suma de la senadora, Lucía Trasviña Waldenrath es buena, solo pregúntense cuántas inasistencias tiene a las sesiones legislativas. Y sabrán que este tipo de legisladores al igual de Ricardo Velázquez, el suplente del profe Víctor Castro, no han hecho nada por el estado, y si esas son sumas, pues no lo creo. Por ahí veremos caminando los proyectos de los inconformes, pero dudamos que con ellos, haya unidad en el partido.

Se podría decir, que en Morena se practica la democracia, pero lo cierto es que no es verdad. Por eso hay mucha decepción, porque su principal temor no es ir una encuesta, sino al resultado de esta a través del maldecido y odiado DEDAZO.

Y si no, ya lo veremos.

Noticias del Día

Deja un comentario