Micrópolis / ¡Diputados mañosos!

Enero 06 del 2021

Como bien lo señalamos en la entrega pasada del lunes 4 de enero en este mismo espacio, los 10 diputados de morena y sus aliados sin partido, con su Ley de ingresos y presupuesto de egresos para el presente año, pretendían ejercer nada más y nada menos que 300 millones de pesos, para obras y acciones a cambio de apoyos electorales. Es decir, aplicarían esa millonada para ellos hacer obra pública en los 13 distritos que dicen representar, cuando su labor no es ejecutora sino normativa. Lo peor del caso, es que con el petate del muerto, están engañando a la ciudadanía de que dicho dinero se aplicaría en obra social, lo que no dijeron, es que lo utilizarían para obras en plena época de campaña electoral para favorecer a los abanderados de morena a los distintos cargos de elección popular, o en su defecto, en su reelección como diputados, de ahí su enojo sobre el veto de dicha “aprobación”, porque se les cayó el teatrito.

Esta información fue confirmada ayer, por el otro bloque de diputados que no aprobaron dicha ley, la cual fue vetada por el gobernador Carlos Mendoza Davis, el pasado 31 de diciembre, fecha en que se vencía el plazo para publicar la ley en el Boletín Oficial del Gobierno Estatal (BOE), y no se publicó, porque atentaba a las acciones en materia de salud, educación, seguridad e infraestructura urbana en todo el estado.

Los diputados de morena se quisieron pasar de listos con dicha ley, porque pretendían ejercer, cada uno de ellos, 23 millones de pesos en cada uno de sus respectivos distritos locales electorales, sin tener una fundamentación técnica de las obras, ni de las necesidades de cada población, y realizarlas, mañosamente en plena etapa del proceso electoral para favorecer con el voto a su partido en las elecciones del primer domingo de junio próximo.

Los mentirosos, tramposos, mañosos y traidores del pueblo diputados locales de morena, PT y sus aliados sin partido, señalaron erróneamente, que, en el presupuesto para el ejercicio fiscal 2021 que ellos aprobaron, únicamente recortaron los gastos de difusión y de la oficina del Ejecutivo, sin afectar temas como salud, educación y seguridad pública, lo cual es totalmente falso y solo pretenden confundir y engañar a la sociedad sudcaliforniana, coincidieron en señalar en una carta abierta a la población los diputados: José Luis Perpuli Drew, y Elizabeth Rocha Torres (del PAN); Perla Guadalupe Flores Leyva, Lorenia Lineth Montaño Ruiz y Rigoberto Murillo Aguilar (del PES); Anita Beltrán Peralta (de PRI) y Maricela Pineda García (del PRD).

Con el veto total del Poder Ejecutivo a esa Ley, así como a las reformas de la Ley de Coordinación Fiscal, garantiza una atención eficiente a la pandemia del Covid-19, educación, seguridad pública y todos los rubros que se atienden con el Presupuesto de Egresos Estatal, toda vez que, al no haber sido este publicado, antes del 01 de enero de 2021, se aplica el presupuesto anual de 2020, que ascendía a $18,402,212,144 (dieciocho mil cuatrocientos dos millones, doscientos doce mil ciento cuarenta y cuatro pesos). El cual, en su momento se aprobó de manera mayoritaria por el pleno de Diputadas y Diputados, a finales del año 2019, por lo que su aplicación tiene legitimidad, constitucionalidad y legalidad. Salvaguardándose así, la operatividad de los Poderes Públicos y Órganos Autónomos del Estado.

Los tramposos diputados de morena, pt y sus aliados sin partido, de haber logrado su objetivo, de que se publicara en el BOE, impactaría negativamente en todas y cada una de las dependencias estatales, porque se reduciría el presupuesto en un 60 po5 ciento, afectando seriamente el recurso destinado al pago del servicio de energía eléctrica, por lo que se tendrían que reducir los horarios de atención al público y de servicios que prestan todas estas dependencias pero más grave sería la afectación a instituciones como la Secretaría de Salud, de Seguridad Pública, de Educación, Subsecretaría de Protección Civil, así como Hospitales, quirófanos e instalaciones de Seguridad Pública, las cuales dejarían de funcionar por la insuficiencia de recursos para cubrir el servicio de energía eléctrica.

Esto, no lo dijeron los diputados de morena y sus aliados sin partido, porque les afectaba en su imagen tan vilipendiada por su ineficiencia, su falta de capacidad, su nula actividad legislativa y su pésimo actuar como legisladores, y que con dicho presupuesto, pretendían levantar banderas para hacer frente a su vapuleado partido que a la fecha y como gobierno federal, no ha levantado en el ánimo de toda la población afectada ante la cancelación de programas federales y el nulo apoyo a los sectores primarios como a la atención adecuada a la pandemia provocada por el coronavirus y en la reactivación económica para evitar lo que fue, el cierre de empresas y la pérdida de 12 millones de empleos en el país y en BCS de casi 24 mil trabajos formales. Un partido, alicaído, precisamente por su falta de resultados, y que querían levantarlo a base de mentiras a la población como de acciones tramposas para hacerse de recursos, que según estos “legisladores” harían obra pública en pleno proceso electoral.

También, y tampoco lo informaron de las consecuencias negativas que tendría su “aprobado presupuesto basado en la austeridad republicana y para acabar con los gastos suntuosos del poder ejecutivo”. Bueno, pues ahí van sus gastos “suntuosos”; se estaría reduciendo en un 60% el monto de los recursos destinados a arrendamientos de las unidades y vehículos tipo patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública, con la correspondiente afectación para atender las funciones de vigilancia y respuesta inmediata a la población. También afectaría en la atención a daños y afectaciones provocadas por fenómenos naturales como en la época de huracanes, con lo cual se dejaría totalmente desprotegida a la población ante una eventual llegada de esos meteoros, sobre todo ahora que su presidente, el inquilino de palacio nacional, por sus fueros, despareció el Fondo Nacional de desastres, mejor conocido como Fonden.

A que mañosos y mentirosos diputaditos de morena y sus aliados in partido, incluyendo la del pt. ¿Pues qué pensaban con su presupuesto “republicano”? ¿Afectar aun más las posibles acciones para mejorar las carreteras estatales y municipales, la infraestructura hidráulica, urbana, se bienes e infraestructura hospitalaria, como del sector educativo, luego de que su presidente ordenó al congreso de la unión, disminuir la aportación de recursos al estado por más de 1,500 millones de pesos para este año?

Eso, se llama ¡TRAICIÓN A LOS SUDCALIFORNIANOS!

Pero la cosa no queda ahí. La pandemia afectó seriamente la economía estatal y sobre todo al sector turístico. Y si en el 2019, la presencia de visitantes de casi 4 millones de ellos, llegaron a disfrutar de los destinos sudcalifornianos, para el presente año, y aun con todas las medidas sanitarias, no creo que lleguen ni siquiera al millón de ellos. Pero los diputados se limaron las uñas y pretendían presupuestar 130 millones de pesos de la contribución del Aprovechamiento al turista, contemplándolo en la ley de hacienda estatal, y que dichos recursos se destinaria a la contingencia sanitaria. Precisamente por esa ignorancia supina de esos diputados, no analizaron la situación económica presupuesto ingresos fantasmas, porque no llegarían a la entidad los 4 millones de turistas, por lo que otra vez, engañando al pueblo, querían sacar raja política para “ajusticiar” al gobernador de insensible cuando se estaba destinando esa cantidad al sector salud.

Pero esta es la realidad con respecto a esa contribución de aprovechamiento al turista: “si se recaudan 100 millones más del aprovechamiento al turista, este se destine a la atención al Covid-19, pero lo real es que, en términos económicos, es incierto que se pueda captar esa cantidad, debido a que la propuesta solo contemplaba captar 12 millones, por la caída de las visitas del turismo”. ¿De dónde sacan esos diputaditos 130 millones de pesos? Es lo que pasa cuando llegan al congreso personas “electas” mediante una tómbola y mediante un voto no razonado. Aquí están las consecuencias.

Por eso no nos equivocamos al señalar que ese “presupuesto 2021 autorizado por esos diputados”, con el cual y no lo dudamos, lo pretendían utilizar como una política electoral en medio de este proceso, donde precisamente por estas pifias legislativas, la nula capacidad de entendimiento, de razonamiento y de conocimiento de estos diputaditos, no son más que patadas de ahogado, porque ven clara su derrota en los próximos comicios, y más si estos se buscan la reelección, lo cual me daría mucho gusto, porque ahora si tendrían que recursos su respectivo distrito electoral, en donde la gente no los conoce, porque como diputados, nunca regresaron ni a dar las gracias y mucho menos a dar resultados.

Y esa, será la loza que cargaran no solo ellos, sino quienes, por Morena, busquen un cargo de elección popular.

Y como diría la plebe, ¡se tuvo que decir… y se dijo!

Noticias del Día

Deja un comentario