Micrópolis / ¡A que diputaditos!

Enero 04 del 2021

Pensaron que se saldrían con la suya. Se imaginaron que eran todopoderosos, pero cuando su comportamiento legislativo ha sido pésimo y denigrante para los sudcalifornianos, también un veto, significa la calificación a su “trabajo”, porque no respondieron a las necesidades de la población, vaya ni de sus propios representados. Eso sí, quisieron sacar tajada del presupuesto del 2021, queriéndose asignar varias decenas de millones de pesos para hacer obra pública para realizarla en plena campaña política a costas del erario, enmascarando así sus turbios manejos y haciéndose las víctimas, que por cierto no les queda, cuando manejaron un Congreso solo para saciar sus intereses económicos, y sí no, hay que escudriñar en las arcas legislativas, donde varios millones de pesos fueron utilizados para satisfacer su ego. Y ahora resulta que son muy amigos del dirigente de su partido, cuando éste, siempre se quejó de estos diputados de Morena quiénes desde el inicio, ni lo tomaron en cuanta, vaya desfachatez.

No solo mintieron, robaron y traicionaron al electorado que creyó en ellos. Ni fueron los motores de ese cambio prometido. Traicionaron la confianza de los votantes. Ha sido, en pocas palabras, la peor legislatura en la historia política del estado, por eso no tienen calidad moral para criticar lo que ha hecho el gobernador Carlos Mendoza Davis, por haber vetado la ley de ingresos y el presupuesto de egresos que pretendían imponer en contra de los intereses de la población sudcaliforniana.

Los diputados de morena, para desenmascararlos, del presupuesto del 2021, habían hecho su apartadito, para mover varias decenas de millones de pesos, dizque para hacer obra pública, cuando su labor no es ejecutiva sino legislativa. El objetivo, era aplicar esos recursos en medio de la campaña política que vive el estado rumbo a las elecciones de junio próximo y así favorecer a los abanderados de morena. Por eso su dolor, porque le estaban quitando esos y otros recursos al que debería destinarse al sector salud de las familias y porque impedía apoyar a la economía familiar en esta pandemia provocada por el coronavirus; porque ponía en riesgo la seguridad pública, esa que se ha ganado a base de una estrecha coordinación entre los tres niveles de gobierno para combatir a la delincuencia organizada y disminuir los índices de homicidios dolosos, sector por el que BCS está ubicado en segundo lugar, como el mejor estado del país.

Esas decisiones de política pública, como lo afirmó el Ejecutivo estatal el pasado 31 de diciembre, debe responder a una necesidad social y nunca a un interés electoral, como lo pretendían manejar los diputados de morena y sus aliados sin partido.

Basado en la Constitución política estatal, en el artículo 64 fracción XXXI, párrafos segundo y tercero, donde señala, que “por cualquier circunstancia no llegaré a aprobarse la Ley de Ingresos y/o Presupuesto de Egresos del Estado”, se aplicaran los que se hay aprobado y publicado con la fecha más reciente en el Boletín del Gobierno del Estado de Baja California Sur”, por ello, el gobernador cumplió con este requisito para vetar esta decisión de los diputados de morena. A la que se agrega, también vetará las reformas aprobadas a la Ley de Coordinación Fiscal. Por lo que el presupuesto que se aprobó en el 2019 para el 2020, se va a ejercer el mismo para el 2021, con una reducción de casi 1,600 millones de pesos.

Las justificaciones para vetar esa ley, sobran, porque el Congreso pasó por alto el derecho de las y los sudcalifornianos a recibir servicios de calidad por parte de su gobierno estatal. Sin cumplir con lo que la ley dispone; sin ningún tipo de estudio y análisis en materia de planeación, programación, presupuestación y evaluación; en un claro acto de intromisión en la esfera de competencia del Ejecutivo y, con absoluta irresponsabilidad, abandona a la gente y a sus necesidades al reducir en 60% el capítulo 3000 del presupuesto relativo a los servicios generales de las dependencias del Poder Ejecutivo.

Nos hemos dado cuenta a lo largo de estos dos años perdidos por el congreso local, que poco saben analizar, o realizar una investigación o estudio que los llevará a mejorar las leyes actuales o proponer otra, por eso afirma el Ejecutivo que lo que hicieron fue, una reducción irracional, que se realizó sin el más mínimo esfuerzo de análisis, estudio o investigación, porque impacta directamente a conceptos indispensables para la atención de la población mediante el funcionamiento adecuado de las dependencias de la administración estatal.

Lo hemos dicho, el que hayan llegado al congreso, primero electos en su partido mediante una tómbola de la suerte y después arrastrados por el torbellino de Morena y de AMLO, llegaron al congreso personas incapaces de representar una “honestidad valiente”, se promover el cambio hacia una transformación y combatir la corrupción, cuando al interior esta se dio a sus anchas imperando la impunidad, la soberbia y el olvido de sus electores, al que pretenden visitar para volverles a pedir el voto a su favor o para sus amigos del partido, cuando en ese lapso, nunca visitaron su distrito ni tampoco informaron de su “trabajo legislativo”.

Los diputados de morena, fueron manipulados varias veces. Una, por el diputado con el cual llegaron aligados el PES. Les lavó el cerebro y después los abandonó. Pero regresó, y les volvió a dar atole con el dedo, y se lo tragaron, así fue como el representante que no popular de Ramiro Ruiz, hizo de las suyas. Por eso, bien se dice que no tuvieron la capacidad de realizar un análisis o un estudio o investigación de cualesquier Ley, porque carecen de lo más elemental que es la capacidad sino la humildad para representar dignamente a la población.

Pero de este diputado después lo analizaremos, puesto que así como fue un dedo acusador no solo de los compañeros de partido con los que llegó sino también de morena a quienes denunció, le daremos un trato especial sobre los viajes de él, y su familia a distintas partes del país, pero con dinero del congreso, con dinero de los contribuyentes. Bien dice el dicho, para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta, pero este diputado, también hizo de las suyas, y ahora se dice candidato a diputado federal por Movimiento Ciudadano. Y de su gente, también trataremos esta historia.

Lo cierto, es que el veto que el gobernador hizo de esa Ley de Ingresos y del presupuesto de egresos del presen año, ha sido aceptado por la mayor parte de los líderes sociales, políticos y empresariales del estado, no así los lloriqueos de los diputados de morena.

Por eso aplauden la decisión del gobernador de haber vetado esa ley que perjudicaba a la población sudcaliforniana en momentos críticos cuando el presidente, ni siquiera sabe contar cuántas dosis de la vacuna anticovid necesita el pueblo de México, pues ha dicho que tiene aseguradas mediante una inversión de 30 mil millones de pesos, la compra de “120 mil dosis” de dicho antígeno, cuando en realidad se necesidad 240 millones de dosis, tomando en cuanta que se deben aplicar dos veces por cada individuo.

Un ejemplo más del daño que haría la decisión del congreso de esta ley, lo constituye el pago del seguro catastrófico que ante la cancelación del FONDEN, se convierte en la única previsión que se tiene ante la llegada de algún fenómeno meteorológico que nos impacte y cause daños. Se afecta de igual manera el pago de servicio de energía eléctrica, de agua potable, servicio telefónico e internet, arrendamientos, capacitaciones, gastos de transporte de atletas de alto rendimiento y entrenadores.

Aunado a estas afectaciones, se pretendía asignar un 2% adicional a las participaciones que se asignaron a los municipios en el en el presupuesto de 2020, sin considerar que Baja California Sur es actualmente la entidad que mayor porcentaje de participaciones federales entrega a sus municipios a nivel nacional.

Lo que decíamos líneas arriba: la pretensión de los diputados implicaba disminuir a la administración pública estatal aproximadamente 400 millones de pesos que limitarían, entre otros, la prestación de servicios en materia de salud, mantenimiento de la seguridad pública y el sostenimiento de la educación en nuestra entidad.

Hemos escrito que en materia de atención al problema de la pandemia como de la reactivación económica, el gobierno del estado ha actuado de manera rápida y en consecuencia, de ello dan cuenta las empresarias calificadoras al ubicar a la entidad, como la segunda más importante en el país en la atención de estos rubros, por eso, el gobernador afirmó, que “tenemos la razón legal y la tranquilidad moral para frenar el abuso, impedir el fanatismo y defender el Interés público que siempre prevalecerá sobre el interés electoral. El poder ejecutivo estatal no actúa por interés partidario ni se aleja de la gente”. 

Ni tampoco permitirá que “esta arbitraria decisión del legislativo afecte la vida y la salud de las y los sudcalifornianos, con lo cual se podría generar una crisis humanitaria. No aceptamos que más personas enfermen. Tenemos que actuar de la mejor manera posible, con todos los recursos disponibles frente al reto sin precedentes que enfrentamos”. A qué diputaditos de morena, pensando en pequeño, solo para sus intereses personales y partidarios, y no para los 720 mil habitantes de este estado.

Noticias del Día

Deja un comentario