Mensaje del Gobernador «Situación actual del COVID-19 en B.C.S.»

Amigas y amigos: con la llegada de diciembre, también llegan las tradicionales fiestas; sin embargo, no existen aún las condiciones sanitarias para que las celebremos. Es necesario seguir cuidándonos para evitar echar por la borda todo lo que hemos avanzado. Las y los invito a ver mi mensaje:

Mensaje del Gobernador Carlos Mendoza Davis

* Situación del Covid-19 en BCS

* Medidas de seguridad en salud

Amigas y amigos:

Ha llegado el mes de diciembre y con ello las tradicionales fiestas que celebramos en compañía de nuestros seres queridos.

El fin de año viene acompañado de festejos y celebraciones, pero también de grandes reflexiones: evaluación de lo que hicimos; lo que quedó pendiente y lo que nos proponemos hacer en el siguiente año.

Valoremos lo que como personas, y también como sociedad, hemos avanzado.

Hemos logrado mucho, hay que defenderlo.

Reflexionemos sobre lo conseguido en los últimos cinco años, que nadie nos diga que no se puede:

Nuestra economía es líder en crecimiento nacional con 6.1% de tasa promedio anual.

Lo logramos porque generamos confianza. Porque atraemos inversión privada.

Se registró la más alta inversión pública en la historia de nuestro estado: 16 mil millones de pesos en obras que llegan a las diversas colonias y comunidades.

El número de habitaciones totales en el estado llegó a 28 mil. 1 de cada 4 se construyeron en estos últimos cinco años.

Somos líderes nacionales en generación de empleo y la segunda entidad con menor pobreza de todo el país

291 mil estudiantes tienen beca, uniformes, útiles o transporte escolar gratuito.

Todas las escuelas tienen techumbre.

Tenemos instalaciones deportivas y culturales de primer nivel.

Remodelamos el malecón de la paz.

Pronto generaremos energías limpias y verdes con la llegada del gas natural y la energía eólica.

Se construirá la anhelada planta desaladora de Los Cabos.

Recuperamos nuestra tranquilidad. Juntos vencimos a los violentos. Somos hoy uno de los estados más seguros de México.

Las cifras hablan de resultados.

Defendámoslos.

Las perspectivas económicas son y serán favorables, en la medida que no perdamos el rumbo y sigamos generando las condiciones óptimas para el desarrollo.

Incluso, en el manejo de la pandemia, con el apoyo de todas y todos, hemos acertado.

Hoy, tenemos más hospitales y mejor equipados. Más médicos y enfermeras disponibles.

Somos el segundo estado que más pruebas covid aplica en la población.

Somos la entidad con la menor tasa de letalidad en el país.

Desde el mes de junio que comenzó la reapertura, se han recuperado 9 mil empleos formales. El 65% de los que se perdieron desde el inicio de la pandemia.

La actividad económica, con un gran esfuerzo de todas y todos, está ya en franca recuperación.

No echemos por la borda lo avanzado.

Es momento de redoblar el esfuerzo. Mantenernos en guardia. Cumplir con nuestra responsabilidad.

Sin embargo, como siempre ha sido entre nosotros, hoy también seré muy claro con ustedes: no existen aún las condiciones sanitarias para que celebremos en las fechas venideras como habitualmente lo hacemos.

Por el contrario, hacerlo, implicaría graves riesgos para nuestra salud y la de nuestras familias.

La tendencia en el mundo y, desafortunadamente, en nuestro país, es que con la llegada del invierno, los contagios por Covid-19 van a la alza. Justo acabamos de registrar el número más alto de contagios en un día en el país, más de doce mil.

En nuestro estado, el Comité de Seguridad en Salud, que me honro en presidir, ha advertido un incremento considerable en el número de contagiados en los últimos días, revirtiéndose la tendencia a la disminución que habíamos venido observando. De llegar a tener 15 contagios diarios en promedio en nuestro estado hace apenas unas semanas, ahora registramos 50 cada día.

Como lo reiteré al inicio de la pandemia hace ya más de nueves meses: es necesario evitar a toda costa que se incrementen los contagios y que los hospitales rebasen su capacidad de atención. Si no lo logramos, nos veremos obligados a pasar a niveles más restrictivos en nuestro sistema de alertas sanitarias Covid, con las lamentables consecuencias que, especialmente en lo económico, habrá de acarrear para todas y todos los que aquí vivimos.

Y está en nosotros evitar que el luto llegue a nuestra navidad. La salud es primero.

Hemos recomendado en todo momento y de manera repetida guardar la sana distancia. Usar siempre cubre bocas y que lavemos de manera constante nuestras manos.

Adicionalmente, el pasado viernes el Comité de Seguridad en Salud prohibió formalmente todo tipo de eventos sociales y festejos decembrinos tales como la celebración a la virgen de Guadalupe, posadas, navidad, fin de año y día de reyes.

Además, se prohibió también el uso de pirotecnia y las celebraciones especiales de temporada como los desfiles náuticos. Tenemos que evitar a toda costa la concentración masiva de personas. Es por el bien de todas y todos.

En estas fechas de celebrar regalemos lo más preciado a quienes más queremos, especialmente a nuestros adultos mayores que son tan vulnerables al Covid: salud, vida.

Celebremos sí, pero en nuestra casa, con nuestra familia, solo aquella con la que compartimos techo, nuestro núcleo, nuestra burbuja de seguridad.

Digámosle a nuestros padres, hermanas y hermanos, tíos, primos, sobrinos, amigas y amigos que por esta ocasión los festejos serán diferentes. Que nos cuidaremos y protegeremos los unos a los otros. Celebraremos a distancia en lo físico para cuidarnos y con esta generosidad y responsabilidad estaremos acercando nuestros corazones como nunca. Seremos amorosos, pero también solidarios.

Pidamos a quienes tradicionalmente nos visitan en estas fechas, ya sean locales o foráneos, que en esta ocasión no lo hagan, que permanezcan en su hogar, que los conserven seguro y lo cuiden. Que nos permitan hacer lo propio con el nuestro.

A quienes visitan nuestro estado como turistas, démosle la bienvenida e invitémosles a que lo disfruten, pero de manera responsable. Queremos que regresen sanos a sus lugares de origen, pero también queremos estar sanos nosotros. Solidariamente compartamos la responsabilidad para que Baja California Sur siga siendo ejemplo nacional en el manejo de la pandemia.

Evitemos salir de la burbuja protectora que constituye nuestra familia con la que compartimos la casa. Y si por alguna razón tenemos que abandonarla temporalmente, tomemos todos los cuidados y precauciones posibles en la salida y, más aún, en el regreso. Evitemos reuniones de cualquier tipo. No compartamos bebidas ni tomemos alimentos al centro de la mesa o en formato de buffet porque el riesgo de contagio es muy grande.

Amigas y amigos:

Estos duros momentos han sacado lo mejor de nosotros mismos.

Nos hermanamos. Nos llenamos de solidaridad, de compasión, de empatía.

El virus es un enemigo poderoso al que enfrentamos, aún cuando no lo podemos siquiera ver.

15 mil sudcalifornianas y sudcalifornianos han sido contagiadas de COVID. De ellos, 715 lamentablemente han fallecido. Mi solidaridad y condolencias sentidas a todas y todos sus familiares y amigos. Por ellas y ellos que han partido, que se nos adelantaron, nuestra responsabilidad compartida es evitar más contagios, más fallecimientos, tantos como nos sea posible. Depende de todas y todos. De lo que hagamos y también de lo que dejemos de hacer.

Las medidas recomendadas y adoptadas por el Comité de Seguridad en Salud, no serán efectivas si no asumimos cada uno el compromiso moral y la responsabilidad de cumplirlas.

Claro está que no es posible que haya un supervisor que verifique y supervise el cumplimiento de cada persona. No hay autoridad en el mundo con esa capacidad. El cuidado y seguimiento y, por ende, el éxito como sociedad en la lucha contra el Covid tiene que emanar de la convicción de todas y todos de que debemos poner lo que a cada quien corresponde en este esfuerzo, de que si no cumplimos no es a la autoridad a la que engañamos, sino a nosotros mismos. Que con el engaño no nos traicionamos nosotros sino a quienes más queremos.

Aún así, sabedores que reside en cada uno de nosotros la decisión de cumplir, de ser responsables y solidarios, queda abierto a la sociedad del número de teléfono 800 BCS COVID, para que se puedan denunciar todos aquellos casos de incumplimiento a lo que se ha dispuesto y recomendado. Al mismo número deben de comunicarse todas aquellas personas que pudieran presentar los síntomas ya de todos conocidos para ser atendidos por personal especializado.

Refrendemos el compromiso: me protejo para protegerte. Nos cuidamos mutuamente.

El invierno será difícil, debemos estar preparados para enfrentarlo. Mantengamos la esperanza. La vacuna se encuentra cada vez más cerca. Lo que hoy vivimos, por complicado que parezca, lo vamos a superar, pero no adelantemos vísperas.

Cuidémonos en el fin del 2020 y el arranque del 2021, para garantizar la permanencia del mejor futuro que hoy ya vivimos.

No abandonemos el rumbo, es el correcto.

Recuerden: responsabilidad y solidaridad es el nombre del juego.

Baja California Sur cuenta con todas y todos nosotros. Cumplámosle a nuestra tierra.

Muchas gracias y de corazón en estas fechas tan importantes, muchas felicidades.

Noticias del Día

Deja un comentario