El Derby de las elecciones

Por Salvador Castro Iglesias

Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

Este aciago 2020 en el que hemos vivido penalidades por la pandemia del COVID19, los mexicanos y en este caso los Sudcalifornianos, nos hemos despedido de amigos, familiares y conocido, que se fueron al más allá presas de ese condenado virus letal que aún hoy en día amenaza nuestras vidas.

Aún así los tiempos avanzan y ya casi tenemos en puerta las próximas elecciones Estatales y los pre-candidatos se alistan como en las clásicas carreras de caballos para salir disparados a buscar el voto popular y así ocupar un puesto de elección.

Ello no es cosa menor, algunos pretensos ya tienen años preparándose para esta carrera y otros recién comienzan (eso sí, con muchos bríos) buscando la manera de colarse en la mejor posición posible.

¿Qué los tiempos electorales aún no son? No importa, algunos pre-candidatos ya comienzan a aparecer en encuestas patito que los ubican como los mejores, los más preparados, los cuasi únicos en el gusto y preferencia del electorado.

Por ahí andan dando vueltas por el arrancadero, atosigando a los espectadores con el cuento de que la “encuesta va” y que, si las preferencias están ya definidas por fulano o zutano, como si el respetable no tuviera materia gris suficiente para decidir en las urnas a los que serán sus Gobernantes.

Los teléfonos no dejan de marcar para preguntarnos si votaremos por tal o cuál, folletos que ya comienzan a inundar nuestras casas, fotos llamativas de algunos pretensos en donde humildemente entregan con sus manitas llenas de amor, tomates, chiles o raquíticas despensas a quienes por necesidad las necesitan.

Lo peor de todo, es que en el arrancadero podemos ver a algunos diputados locales que cínica y descaradamente, pretenden obtener el voto de los Sudcalifornianos cuando es bien sabido por todos, el pésimo desempeño que han demostrado en los hechos al frente del antes Honorable Congreso Local.

Sin pena ni gloria andan por ahí pidiendo el voto para ellos, con una evidente falta de memoria o pensando tal vez que los votantes son tontos y volverán a confiar en ellos.

Por otro lado tenemos también en el arrancadero a caballos de pura sangre, bien puestos y gallardos como el Profe. Víctor Castro Cosío de la cuadra de Morena y por el otro a Pancho Pelayo del PAN quienes aparentemente darán la pelea en esta carrera mientras que los demás los seguirán tratando de alcanzarlos y llegar al menos a la meta.

Las apuestas están al alza y las porras, simpatizantes y demás alistan sus asientos para observar el desempeño de esta carrera sexenal que promete, promete muchos discursos, pedradas a diestra y siniestra, trapitos ventilados al sol, y ojalá también propuestas encaminadas a convencer al respetable.

Así que en lo que termina este año solo nos queda esperar a los tiempos oficiales y ver si las llamadas alianzas van o no van, si queda fulano(a) o zutano(a), porque también las mujeres van por su parte y obvio esperan estar en el arrancadero de las próximas elecciones.

Por lo pronto nos queda esperar, con paciencia, sin pleitos ni enojos y con nuestra credencial (que no se vende, ni se entrega) para que a partir de enero del 2021 comience esta esperada carrera por la sucesión Estatal y poniendo el corazón en la mano para que ganen los mejores, todo ello en beneficio de nuestro Estado, nuestras familias y por supuesto nuestros hijos y nietos. Nos leemos más adelante …

Noticias del Día

Deja un comentario