Trazos y Retazos / Hablando de mujeres… y traiciones

Por César de Jesús Ortega Salgado

Noviembre 10 del 2020

“Hablando de mujeres y traiciones, se fueron consumiendo las botellas”… Entonaban en el rincón de la cantina, pero no cualquiera y si muy exclusiva, considerando que era parte de la casa de un amigo íntimo de un pretenso a la candidatura y después a la ansiada gubernatura del estado, que al calor de dorados tequilas añejos, rones originalmente caribeños y de azules caminantes whiskies importados, el anfitrión y sus distinguidos invitados, comentaban la agenda política local; cuando de repente fijando los ojos el casi candidato, en el mar bermejo de la bahía paceña, exclamó “¡En la madre, no puede ser!”

Imagínense esta misma escena en diferentes escenarios y con todos los aspirantes hombres que usted conozca; a lo mejor no en la cantina de la casa, sino en la cocina, la sala, la terraza; tal vez con otras bebidas desde agua, café, así como como las democráticas cervezas, tequilas, rones y whiskies de batalla, pero eso sí, ojos fijos en el techo, la pared, el jardín o la alberca con la invariable exclamación “¡En la madre, no puede ser!”

Desde luego que la diversidad de conversaciones y exclamación final en esas mesas, se debe a que las mujeres son el tema de hoy en materia de las agendas política y social porque, así como fue de trascendente en 1953 el otorgárseles el derecho constitucional al sufragio femenino, reconociéndoseles igualdad en la participación política, han continuado la lucha por sus derechos a participar en la toma de decisiones del país, ahora las reglas cambian por disposición del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Sucede que en pleno desarrollo del proceso electoral 2020-2021 en el que se elegirán a quienes gobiernen entidades federativas, legislen como diputados en las cámaras federal y 27 locales, así como administren ayuntamientos en 28 estados, el (INE) aprobó el acuerdo mediante el cual se establecen lineamientos para lograr la paridad de género en las candidaturas a los 13 gobiernos estatales, determinándose 7 para mujeres y 8 para hombres.

En total estarán en disputa alrededor de tres mil 200 cargos de elección popular, entre gobernadores, diputados, tanto federales como locales, alcaldes, regidores y síndicos municipales; un mil 600 mujeres al abordaje de cargos que hace apenas unos años, se reducirían a una tercera parte de esta bien ganada mitad, es decir un poco más de 500.

Justo es puntualizar que la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, previo al acuerdo de paridad de género, envió al INE atenta misiva para advertirle que se extralimita en sus funciones al tratar de “legislar” sobre el punto, mismo razonamiento del que evidentemente difirieron consejeras y consejeros, considerando que no estaban legislando, sino adoptando medidas afirmativas que contribuyen a concretar en los hechos, el mandato constitucional de la reforma de 2019 realizada por una legislatura paritaria producto de medidas también afirmativas y por tanto, de igual manera en esta contienda electoral y subsecuentes, deberán ser en condiciones de equidad, certeza, transparencia y legalidad, mandatándose una paridad en todos los niveles de gobierno.

A partir de la adopción de la primera medida de acción afirmativa para mejorar la distribución de candidaturas a favor de las mujeres en 1993 y sucesivamente con reformas legales se ha avanzado en garantizar la presencia de las mujeres en órganos de decisión, para que en 2019 se reformen los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Constitución mexicana para garantizar que la mitad de los cargos de decisión política en los gobiernos federal, estatal y municipal y en los poderes de la Unión Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Así como organismos autónomos sean para mujeres, conocida como paridad transversal.

Específicamente, los partidos estarán obligados a garantizar la paridad en las candidaturas a los distintos cargos de elección popular, de acuerdo con el artículo 41 constitucional y la aplicación plena de la reforma de paridad para los cargos electivos se llevará a cabo por primera vez en el proceso electoral 2020-2021.

Esas imaginarias mesas narradas en el proemio, no resultan tan descabelladas considerando que nuestro estado por la proporcionalidad de electores que representamos en el contexto nacional, hace suponer que, no es Baja California Sur valorada como prioritarias por los partidos nacionales, pero sí lo es para el Partido Acción Nacional, considerando que aquí son gobierno y muy bien valorado ante la ciudadanía, así como partido dominante de oposición a MORENA de acuerdo a los últimos resultados electorales del 2018; por lo que aún está la moneda en el aire para saber si tendremos candidata o candidato a la gubernatura.

Sin embargo, la nominación de una candidata al gobierno del estado deberá representar refrescar realmente la clase política y poner en el examen si bien no final, si contundente a las mujeres, para obtener la calificación ciudadana que les haga ganar los siguientes cargos de elección popular sin ninguna clase de cuestionamientos o dudas del elector.

Debemos los ciudadanos tener en cuenta el desempeño de las responsabilidades, de todas formas, con candidatas o candidatos al gobierno estatal, lo que han realizado en los últimos años las mujeres sobre todo alcaldesas, senadoras, diputadas federal y locales, síndicas, regidoras de todos los partidos, además de quienes tienen o han tenido responsabilidades partidarias en la administración pública o en el sector social, profesional, académico, empresarial, porque de que hay mujeres valiosas, eso sí no está en duda.

…“Las horas más hermosas de mi vida, las he pasado al lado de una dama, pudiéramos morir en las cantinas y nunca lograríamos olvidarlas, mujeres ohhh mujeres tan divinas no queda otro camino que adorarlas”.

Noticias del Día

Deja un comentario