Regresará el Festival del Vino Misional de Los Comondú, en 2021: Comité Organizador

Prioritario mantener la salud de los habitantes de Los Comondú, al ser población vulnerable en su mayoría.

Gilberto Bonilla Rodríguez @koimetherion

Noviembre 02 del 2020

Con el propósito de salvaguardar la integridad de la población de San Miguel y San José de Comondú, así como de San Isidro y La Purísima, en el municipio de Comondú, B.C.S., el Comité Organizador del Festival Artístico, Cultural, Gastronómico y Cata de Vino Misional, tomó la determinación de suspender la realización de este evento que se efectuará el 13, 14 y 15 de este mes de noviembre, que en este 2020 llegaría a su edición número X.

Al respecto el presidente del Comité Organizador, Bertoldo Velasco Silva, reconoció que, como cada año, este Festival se convierte en el escaparate perfecto para la venta de los productos que se elaboran en San José y San Miguel de Comondú, sin embargo, este año, a consecuencia de la pandemia por Covid-19, el mismo se tendrá que posponer, medida ante la cual, se trata de privilegiar el cuidado de la salud.

“Se va a suspender este año por motivos de la pandemia, de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, no se pueden realizar reuniones, fiestas o aglomeraciones y para evitar que la población de esa región de BCS no se contagie con este virus, es preferible cuidarlos y posponer el festival para el próximo año”, señaló Velasco Silva.

Explicó que, estas dos localidades están aisladas y justamente su condición apartada de las ciudades con mayor población, les ha permitido mantenerse libres de contagio, y al ser en su mayoría población en situación de riesgo, es preferible no realizar el festival, con el único objetivo de cuidarles.

De igual forma, destacó que, este festival ha venido a reactivar la economía de estos dos poblados, ya que, además del vino misional en aquellas latitudes se producen una diversidad de dulces regionales de papaya, guayaba, mango, toronja, panocha de gajo, caña de azúcar entre otros, además de la producción de ganado caprino que se “exporta” a estados como Nuevo León o Jalisco; elaboración de quesos y machaca tradicional en piedra, además de una gastronomía endémica, con sabores especiales y muy característicos, que no se asemeja a la sazón de ningún otro lugar; todo de manera artesanal y con ingredientes cien por ciento orgánicos, en los cuales no interviene ningún proceso de industrialización.

El presidente del Comité, recordó que a este Festival acuden productores de diferentes puntos de la geografía estatal, sin embargo, solo los vinos misionales son los que participan de la cata, con la posibilidad de hacerse de alguno de los premios que se entregan y los demás solo participan en la muestra vitivinícola.

Como ya se comentó al principio, este festival lleva nueve años de realizarse, tiempo durante el cual, un grupo de personas, preocupadas por la conservación de las tradiciones populares, se han sumado al noble esfuerzo de la familia Velasco Tafoya y amigos, lo que ha dado como resultado que someliers de talla nacional e internacional vengan y den fe de la calidad de los vinos que en Los Comondú se realizan, pero sobre todo, que más turistas locales, nacionales e internacionales dan cuenta de las bondades que brinda este oasis en medio del desierto, lo que sin lugar a duda le ha dado un segundo aire a San José y San Miguel de Comondú.

Por otro lado, vale la pena resaltar que, además de todos los productos orgánicos que elaboran, también cuentan con actividades ecoturísticas, como la visita del oasis, los recorridos por los prismas basálticos, las pinturas rupestres, los paseos por el pintoresco pueblo, que, aunque sea una sola avenida, en el caso de San José, las casas son construidas al estilo misional, pero sobre todo el cariño y cercanía con la que sus pobladores atienden a todo aquel que los visita. Velasco Silva apuntó que, por ahora, lo mas importante es preservar la salud de los habitantes de aquella región, que si bien es cierto, el dinero es necesario es mas importante preservar la salud de los pobladores de los Comondú como de San Isidro y La Purísima, quienes son el alma viviente y latente de las costumbres y tradiciones de estos centenarios pueblos misionales y sobre todo, de cada uno de los productos que han engalanado la mesa de todos los que, en algún momento se han fugado al menos por unos días a este pequeño pedazo de Macondo sudcaliforniano.

Noticias del Día

Deja un comentario