Con acciones de control larvario se refuerza combate al dengue tras las recientes lluvias

Es fundamental que al interior de las viviendas se eliminen criaderos artificiales del mosco transmisor de la enfermedad. La nebulización es una estrategia que se aplica prioritariamente tras el paso de lluvias intensas

Septiembre 12 del 2020

Mediante las visitas domiciliarias que efectúan sus brigadas de control larvario en colonias con alta densidad poblacional, la Secretaría de Salud del estado refuerza el combate al dengue, Zika y chikungunya tras las recientes lluvias que se presentaron en la zona sur de la entidad, las cuales generan encharcamientos que sirven de criaderos artificiales para el mosco transmisor de esas enfermedades.

Hasta este momento, la base del trabajo preventivo es eliminar estancamientos, por mínimos que estos sean, y colocar larvicida en los depósitos que son utilizados para almacenar agua de uso diario, a fin de evitar que las crías del zancudo evolucionen a su etapa adulta, en la que pueden infectar a los seres humanos con estos virus, dijo el jefe del Departamento de Prevención y Control de Enfermedades, Samuel Ritchie Espinoza.

La nebulización o fumigación forma parte del esquema estatal de control y mitigación de estas enfermedades, pero explicó que es una estrategia que prioritariamente se aplica tras el paso de lluvias intensas, para lograr una mejor utilidad del recurso, que es limitado, y para evitar que el abuso de esta medida genere una resistencia del mosquito hacia los insecticidas.

En este sentido convocó a los ciudadanos para que contribuyan con la prevención de estos padecimientos mediante la aplicación del esquema “lava, tapa, voltea y tira” en sus viviendas, que consiste en lavar y tapar todos aquellos objetos que se usan para acumular agua, como botes, cubetas, cisternas o tinacos. Así como voltear y desechar artículos como tambos, cacharros, botellas e incluso corcholatas, que al retener líquidos pueden favorecer la reproducción del zancudo.

Para apoyar esta labor, las brigadas de control larvario acuden a colonias donde se tiene identificada mayor actividad del insecto. Con la autorización de los propietarios, los trabajadores de la salud ingresan a las viviendas para aplicar pastillas de larvicida en sus depósitos de agua y para explicar las medidas que deben seguir para inhibir la presencia del mosco. Los brigadistas usan equipo de protección personal para evitar contagios por Covid-19 y acuden debidamente uniformados y con identificación oficial de la institución para dar certeza a la población, finalizó Ritchie Espinoza.

Noticias del Día

Deja un comentario