INE reclutará a 1.4 millones de ciudadanos para poder instalar 164,500 casillas en 2021

 94.98 millones de electores que podrán hacer valer su derecho a votar. La legitimidad política de una elección comienza con la selección del funcionariado de casilla: Martín Faz. Incluye medidas para garantizar la salud, tanto de capacitadores y supervisores electorales como de la ciudadanía

Agosto 08 del 2020

Cd. de México. El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la Estrategia de Capacitación y Asistencia Electoral para el Proceso Electoral Federal y Locales 2020-2021, la cual contiene el conjunto de lineamientos generales y directrices para cumplir con la integración de mesas directivas de casilla y garantizar el derecho al voto de la totalidad de las y los mexicanos.

El proceso electoral 2020-2021, representa un reto inédito en la historia de la democracia mexicana, puesto que se estima un universo de 94.98 millones de electores que podrán hacer valer su derecho a votar; asimismo, el voto de las y los mexicanos será recibido en más de 164,500 casillas y, se prevé contar con la participación de más de 1,400,000 ciudadanas y ciudadanos que, previo a ser doblemente insaculados, capacitados y designados, fungirán como funcionarios/as de las mesas directivas de casilla.

Al presentar el proyecto, el presidente de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica, Martín Faz, explicó que la estrategia tiene como objetivo garantizar que, durante la Jornada Electoral del año 2021, la autoridad electoral, constituida en las mesas directivas de casilla, recaiga en ciudadanas y ciudadanos seleccionados por sorteo que estén previamente capacitados para recibir y contar los votos de sus vecinas y vecinos.

“La sencilla idea de que sean los propios ciudadanos quienes reciban y cuenten los votos de sus vecinos, es una de las más importantes garantías de certeza en los resultados electorales. Una buena elección en términos técnicos, pero también en términos de legitimidad política comienza con la selección del funcionariado de casilla”, dijo.

La participación, responsabilidad y compromiso de quienes integren las casillas, así como de quienes faciliten los domicilios para su ubicación, añadió el Consejero Faz, permitirá ejercer el derecho a elegir a sus autoridades y representantes a casi 95 millones de ciudadanos y ciudadanas.

La estrategia incluye medidas para evitar contagios por COVID-19

Ante la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia ocasionada por el Covid-19, la estrategia aprobada incluye medidas para garantizar la salud, tanto de capacitadores y supervisores electorales, quienes se encargan de reclutar y capacitar a las y los funcionarios de casilla.

A ese respecto, la Consejera Norma De la Cruz señaló que el fortalecimiento de los protocolos sanitarios diseñados para atender cada una de las etapas de la capacitación electoral y de las demás actividades institucionales que impliquen la reunión de personas, atienden al “compromiso del INE de asegurar que el ejercicio de los derechos político- electorales no pongan en riesgo el bien principal de la salud y la vida de las personas”.

Tales medidas consisten, entre otras, en privilegiar la modalidad virtual de capacitación electoral.

Asimismo, derivado de las repercusiones de la pandemia por Covid-19, en las personas adultas mayores de 60 años, como medida excepcional y temporal, y en caso de que subsista dicha emergencia sanitaria, se exceptuará a dicho sector poblacional del procedimiento de reclutamiento y selección de supervisores y capacitadores electorales.

Ante esta situación, la Consejera Dania Ravel explicó que esta medida no se trata de un caso de discriminación, toda vez que la discriminación es una exclusión no justificada, que constituye una diferencia arbitraria, que redunda en detrimento a los derechos humanos.

“En este caso, estamos haciendo una exclusión, consecuente con la definición de distinción. Al respecto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado que no toda diferencia en el trato hacia una persona o grupo de personas es discriminatoria, siendo jurídicamente diferentes la distinción y la discriminación, ya que la primera constituye una diferencia razonable y objetiva”.

Todas las personas, añadió Ravel, son propensas a contagios de Covid-19; no obstante, las consecuencias del virus no son las mismas para todos, con base en lo que han señalado las y los expertos en materia de salud, quienes han determinado que las personas mayores se encuentran más vulnerables ante el virus ocasionado por Covid-19.

La estrategia contempla también el seguimiento al “Protocolo para la Inclusión de Personas con Discapacidad como funcionarios de las Mesas Directivas de Casilla”, cuyo propósito es la integración de la ciudadanía a la vida democrática del país, eliminando cualquier sesgo discriminatorio derivado de alguna discapacidad.

Adicionalmente, en la capacitación electoral se difundirá el “Protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar a las personas trans el ejercicio del voto en igualdad de condiciones y sin discriminación en todos los tipos de elección y mecanismos de participación ciudadana”.

El acuerdo aprobado establece que en la formulación de los contenidos de los materiales de capacitación electoral, así como en la aplicación de la Estrategia de Capacitación y Asistencia Electoral para los Procesos Electorales Locales 2020-2021, deberá considerarse el núcleo duro de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023; asimismo, se deberán incorporar elementos de concientización para atender y erradicar  la violencia política contra las mujeres en razón de género, la igualdad sustantiva, así como el respeto a los derechos humanos de las mujeres en el ámbito político y electoral.

Noticias del Día

Deja un comentario