Micrópolis / CMD, en el top ten de gobernadores

Julio 24 del 2020

Como Cada mes, Roy Campos al frente de Consulta Mitofsky trae la encuesta en la que se mide el nivel de aprobación de los gobernadores al frente de las 32 administraciones estatales que componen nuestro país, es así como llega a hasta nosotros este ejercicio demoscópico, donde ubica al gobernador Sudcaliforniano, Carlos Mendoza Davis, como en el tercer lugar, entre los gobernadores panistas y el sexto entre los 32 ejecutivos estatales.

En dicha encuesta, dentro de los primeros 10 se encuentra Carlos Mendoza Davis,  con un 56.8 por ciento de aprobación, en sexto lugar, lo que lo coloca entre los gobernadores sobresalientes quienes ostentan un nivel por encima del 50 por ciento de aprobación, vale la pena destacar que, ya son varios meses en los que Mendoza Davis ostenta esta posición, fruto de la buena administración del uso de recursos transparentes, de la preservación de un clima de seguridad, luego de que la media península viviera días muy obscuros.

Esta calificación se debe también a la forma en que ha enfrentado un tema por demás delicado como lo es el Covid-19, pero también de la participación decidida que mantuvo cuando estuvo al frente de la Conferencia Nacional de Gobernadores y de la cual, recientemente ha pasado la estafeta al gobernador de San Luis Potosí; posición por demás importante desde donde hizo un llamado enérgico pero respetuoso al presidente de la república para solicitar una participación determinante en el combate de la pandemia; seguramente, estos y otros actos le han valido al mandatario sudcaliforniano que mantenga tal nivel de aprobación entre la población sudcaliforniana.

Mendoza Davis se encuentra solamente por debajo del gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal con 67.7 por ciento; el gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz Coppel, con un 66.3 por ciento; en tercer lugar se encuentra el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez con un 63.2 por ciento, en cuarto quien dirige los destinos de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum con un 57.7 por ciento; en quinto lugar el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme con un 57.5; y por debajo del Mendoza Davis, se encuentra Rutilio Escandón de Chiapas con un 55.2; en octavo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro con 54 por ciento; en noveno se encuentra Claudia Pavlovich con un 53.6 por ciento; mientras que el décimo lugar lo ocupa con un 52.3 por ciento Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo.

Entre los datos que se deprenden de esta encuesta, sobresale que son los gobernadores del Partido Acción Nacional los mejor evaluados con un promedio de aprobación del 46.5 por ciento; en segundo lugar los gobernadores de Morena, con un 43.3 por ciento de aprobación, seguidos por los gobernadores del Partido Revolucionario Institucional con un promedio del 41.1 por ciento de aprobación por sus gobernados.

En este tenor, destaca que, Carlos Mendoza ocupa el tercer lugar de un total de diez mandatarios de extracción blanquiazul.

Por otro lado, los 5 peor evaluados son los gobernadores de Puebla, Estado de México, Veracruz, Colima y Morelos, en el caso de Miguel Barbosa, quien hace unas semanas sufriera un terrible desplante de parte del presidente de la República en un acto oficial, se alza apenas con 32 por ciento; mientras que el priista, Alfredo del Mazo obtuvo un 29.7 por ciento; en el trigésimo lugar, se encuentra uno mas de los olvidados de López Obrador, el morenista Cuitláhuac García con un 28.9 por ciento; en el puesto numero 31 se encuentra el gobernador de Colima, Ignacio Peralta con apenas un 28.1 por ciento; el último lugar le corresponde al ex futbolista, Cuauhtémoc Blanco, con apenas un 15.5 por ciento, el cual de mayo a junio presenta un descenso de 1.3 por ciento.

Como lo hemos apuntado antes, si bien es cierto que, estos resultados no son definitivos, menos aún definitorios, si presentan un panorama y sirven también como un termómetro ante la relativa cercanía de los próximos comicios, los cuales sin lugar a dudas, resultarán interesantes, sobre todo porque se deberán realizar de una manera distinta a la que estamos acostumbrados, ya que estarán enmarcados por una crisis de salud que impedirá las aglomeraciones, por lo que, las campañas proselitistas y por ende, los pretensos, deberán buscar una manera distinta de llevarlas a cabo y levantarse con el triunfo de las próximas elecciones.

Noticias del Día

Deja un comentario