AMLO se equivoca de nuevo, compara a estudiantes con delincuentes

Gilberto Bonilla Rodríguez @koimetherion

Julio 20 del 2020

Nuevamente las redes sociales se han llenado de comentarios negativos para el presidente de la República, lo anterior, luego de la pifia cometida en su gira por el estado de Colima el pasado 17 de julio del presente; en la cual señala que los que más daño le han hecho al país son los que se han ido a estudiar en el extranjero.

“Está como el asunto de los que van a estudiar al extranjero. El hijo del padrino, según la novela de Mario Puzo, estudió en el extranjero, lo mandaba el padrino a que estudiara. Y así, los que más daño le han hecho al país son los que supuestamente tienen más conocimiento sobre el manejo de la economía, son los que han acabado con el país”.

Luego de los comentarios emitidos, periodistas, analistas y usuarios en general se abalanzaron en contra de los comentarios emitidos por López Obrador, ya que sus palabras calaron hondo en aquellos que han tenido la fortuna de estudiar algún postgrado o especialidad en el extranjero.

Sin embargo, vale la pena puntualizar que, en los dichos del presidente hay dos errores; uno, el más evidente para algunos, es que, ninguno de los hijos de Vito Corleone estudió en el extranjero, pero sí acudió a la Universidad de Dartmouth.

El desconocimiento de la obra la hacen patente cientos de usuarios de la red de Twitter, al dejar en claro las imprecisiones del mandatario, uno de ellos Alejandro Hope, columnista de El Universal lo hace saber a través de su cuenta de twitter.

Otros, como Fernando Belaunzarán miembro del PRD, además de citar dicha imprecisión, señaló que es notable el desprecio y desdeño al deseo de preparación y experiencia por parte de López Obrador; “lo grave es su desprecio por el conocimiento, la preparación y la experiencia. Identificar con la corrupción a quienes estudian en el extranjero es ruin. Mala justificación de su militarización”.

Por otro lado, el error que no le perdonan al presidente, es el que haya dicho que aquellos que se han ido a estudiar fuera son los que más daño le han hecho al país, ya que algunos usuarios señalan que no es posible que el presidente de una nación hable de esta manera y que haga suponer que el prepararse o especializarse sea un error o que representen un peligro para México.

La activista Cecilia Soto, hizo público su descontento con los dichos del presidente y puso sobre la mesa el que opinarán de esto miembros del gabinete como el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera o de la Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colin, quienes ostentan sendos títulos obtenidos en prestigiadas universidades del exterior.

El disgusto de los cibernautas y tuíteros va mas allá pues el presidente rebaja a grado de delincuentes a aquellos estudiantes que hacen un esfuerzo por abandonar el terruño en la búsqueda de una mejor preparación; valdría la pena preguntar ¿Qué tipo de ciudadanos pretende López Obrador que seamos en México?

Vale la pena recordar que, esta alusión a la novela de Mario Puzo, no es la primera vez que la utiliza, ya que, en 2018 a unos días de haber llegado al cargo, López Obrador habló de que en su equipo iba a entrar gente honesta a ocupar los cargos.

«Desde luego, no se puede generalizar, pero hay unos que estudian hasta en universidades del extranjero, son hasta doctores, y van a allá a aprender malas mañas”. 

El menospreciar los estudios universitarios, la experiencia y el conocimiento no es algo nuevo para López Obrador, ya que en 2019 postuló hasta en 5 ocasiones a un joven que estuvo involucrado en el área de logística y seguridad en la campaña hacia la presidencia, sin embargo, este joven fue rechazado en cuatro ocasiones, hasta que por fin logró llegar a la  titularidad de la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente, este joven es Ángel Carrizales, quien fue rechazado como representante de la Comisión Reguladora de Energía por carecer de preparación, de igual forma fue rechazado cuando fue propuesto como consejero independiente de Petróleos Mexicanos y también cuando fue aspirante a la Comisión Nacional de Hidrocarburos; en todas estas postulaciones fue refutado por el senado al no cumplir con el perfil ni con la experiencia necesaria.

En su defensa, López Obrador señaló que, sus funcionarios debían tener 90 por ciento honestidad y 10 por ciento de experiencia, méritos que, según el presidente, Carrizales tenía.

“¿Y saben qué es lo que más me importa, más que la experiencia? La honestidad. Ya para irnos entendiendo mejor, porque hay quienes tienen mucha experiencia, están graduados hasta en universidades del extranjero, tienen hasta doctorados, pero son deshonestos, y a nosotros lo que más nos importa es la honestidad”, indicó.

Es decir que a López Obrador le importa muy poco la preparación, ya que para él es mas valiosa la honestidad, es decir prefiere funcionarios honestos pero inútiles; posiblemente de ahí la animadversión hacia quienes van al extranjero.

Para cerrar con broche de oro su discurso en Colima, López Obrador no desperdició la ocasión ya que, aprovechó el momento para aventar un “buscapiés” y lanzó un dicho más…

“Hay uno de ellos que yo le llamo el padre de la desigualdad moderna, que fue presidente y estudió en Harvard, ahí les dejo de tarea que investiguen quién fue”, remató López Obrador.

Declaraciones como esta no deberían extrañarnos, asombrarnos si, pero extrañarnos, no; solo basta recordar, que ya se ha peleado con otros profesionistas, recordemos que ha llamado deshonestos a doctores, ingenieros y periodistas… y me pregunto, ¿acaso López Obrador quiere regresar a una etapa de obscurantismo en México, donde nadie tenga capacidad de raciocinio y crítica al orden establecido; donde todos le obedezcan y acaten todas y cada una de sus ocurrencias? Si, lo se, da miedo tan solo de pensarlo…

Noticias del Día

Deja un comentario