Debe gobierno federal regresar el estímulo fiscal a gasolina y diésel marino: Rigo Mares

Es un error que el gobierno federal intente justificar su decisión a través de argumentos como la baja recaudación.

Junio 13 del 2020

Cd. de México. “La decisión de la SHCP de eliminar los estímulos fiscales a la gasolina ribereña y el diésel marino, es un duro golpe al sector pesquero y acuícola conformado en su gran mayoría por pequeños y medianos productores, para los cuales el combustible representa hasta el 70% de los costos de operación”, señaló el diputado federal Rigoberto Mares Aguilar sobre el Acuerdo por el que se dan a conocer los estímulos fiscales a la gasolina y al diésel en los sectores pesquero y agropecuario para el mes de junio de 2020, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de mayo de 2020.

El legislador federal anunció que presentó un punto de acuerdo para exigir al gobierno federal y a la SHCP que, no se cancelen estos estímulos y que se garantice la aplicación permanente de los mismos por ser indispensables para que los pescadores y acuacultores, continúen con las actividades de su sector prioritario para la seguridad alimentaria.

Es un error que el gobierno federal intente justificar su decisión a través de argumentos como la baja recaudación, el costo que representan los estímulos, la baja en los precios del crudo y la entrega de otros apoyos a los pescadores.

El gobierno federal pierde de vista que el sector pesquero y acuícola se encuentra en desventaja con los competidores internacionales, pues aún con la disminución de los precios del crudo, los combustibles son más caros en México donde el precio promedio del diésel por litro es de $18.73 pesos, mientras que en Estados Unidos es de $5.96 pesos y en Ecuador es de $6.07 pesos, mencionó Mares Aguilar.

“En ese sentido los estímulos a la gasolina y el diésel son indispensables para que los pescadores y acuacultores operen las embarcaciones y granjas acuícolas, sobre todo en el complejo entorno económico en que nos encontramos por causa de la pandemia, en el que cualquier incremento de precios afecta la continuidad de un sector que ya está en crisis y requiere todo el apoyo para realizar sus actividades”, señaló el legislador albiazul.

Ante ello, es claro que los 7,200 pesos que se entrega anualmente a los pescadores no cubren sus necesidades más elementales, ni pueden justificar la eliminación de los estímulos, por lo que solicitamos al gobierno federal que recapacite y garantice la permanencia de los estímulos a los combustibles para el sector pesquero y acuícola y además genere estrategias de recuperación para el sector que ha resultado muy afectado por la contingencia sanitaria.

“Al ser un tema de gran importancia para Baja California Sur, voy a estar muy pendiente de las respuestas que se emitan, espero que las autoridades federales sean sensibles a la afectación que genera su decisión y se solidaricen con cientos de familias sudcalifornianas que dependen completamente de estas actividades para subsistir”, finalizó el legislador federal.

Noticias del Día

Deja un comentario