BALCONEANDO / ¡ESTRATEGIAS PROPIAS!

Por Alejandro Barañano

Junio 10 del 2020

Entre la encrucijada de cuidar a la población del contagio por el virus del Covid-19 o salvar a los sectores económicos de la crisis que repercutirá en las familias por la caída del empleo, el gobierno que encabeza Carlos Mendoza Davis se ha dado a la tarea de implementar acciones inmediatas con un plan de gran visión.

Además, ante tal situación, existe otra disyuntiva complicada por el titubeo del Gobierno de México de abrir o extender el cierre de empresas no esenciales debido a que la propagación de la enfermedad que mantiene en alerta roja a todo el territorio nacional.

Por ello, el mandatario sudcaliforniano ha decidido adoptar sus propias estrategias para resolverse las emergencias sanitaria y económica, dando mayor credibilidad a su gestión ello a pesar de la desobediencia social que en ocasiones se ha presentado y por la confusión alentada desde las altas esferas de la administración pública nacional.

Y lo digo porque se ha convertido en un enorme brete la alternativa de reabrir o mantener cerradas las actividades económicas pues ambas decisiones traen consigo riesgos para la vida de todos. Osea, reactivar trae implícita la probabilidad de más propagación y decesos por Coronavirus, pero tener paralizadas las empresas implica anular medios de subsistencia de las familias.

Como prueba de su preocupación pero a la vez de su empuje, Carlos Mendoza Davis dio a conocer -a primera hora de ayer martes- que había decidido para reactivar la economía y devolver a las familias sudcalifornianas su tranquilidad y su bienestar, poniendo en marcha un programa de apoyo en favor de la actividad económica empresarial esto en coordinación con Nacional Financiera.

Durante su mensaje el jefe del Ejecutivo precisó además que se trata de créditos a través de la banca comercial que están dirigidos a empresas formales o personas físicas con actividad empresarial con una antigüedad de por lo menos un par de años ante el Sistema de Administración Tributaria, los cuales deben tener domicilio fiscal en Baja California Sur para así hacerse acreedores a montos de hasta 500 mil pesos con un tasa de interés fija del 13.9 por ciento anual, y con un plazo de hasta 60 meses ello con medio año de gracia, participando además todos los contribuyentes que tributan en el Régimen de Incorporación Fiscal.

Palabras más o palabras menos, el gobernador sostuvo que se está haciendo un esfuerzo conjunto con la institución financiera para estimular y restablecer la economía en la media península que ha sido lastimada por la pandemia, y para ello habrá acceso a créditos y otros servicios de desarrollo empresarial, buscamos con ello evitar el cierre de negocios y minimizar la pérdida de empleos.

Con esta medida adoptada queda claro que atender la emergencia por el Covid-19 es una prioridad, pero que a la par de las acciones que se realizan en materia sanitaria se está implementando planes sustentados para la recuperación económica, pues se busca -dijo Carlos Mendoza Davis durante el mensaje emitido- que una vez superada esta contingencia se recobrará la estabilidad financiera y laboral con pasos firmes y seguros para que Baja California Sur transite hacia el camino del éxito y la prosperidad.En contraparte, y en lo que compete al Gobierno de México, podemos decir que no hemos visto por ninguna parte que el delegado Víctor Manuel Castro Cosío, o los diputados federales o senadores representantes de MORENA o coaligados a ellos, hagan algún pronunciamiento al respecto, más bien parecen estar totalmente enfocados en la grilla barata que en los asuntos que verdaderamente importan; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. .

Noticias del Día

Deja un comentario