BALCONEANDO / ¿QUÉ VENDRÁ DESPUÉS?

Por Alejandro Barañano

Mayo 18 del 2020

Definitivamente ante la enorme y casi instantánea transformación que el Coronavirus está causando directamente en nuestras vidas, la mejor actitud -desde mi punto de vista- es la humildad y no la resignación. Pero parece que no todos están de acuerdo.

Si algo asombra hoy en día, más aún que la propia situación que vivimos, es la conducta de muchos dirigentes y gobernantes que producen una enorme vergüenza ajena, confirmando con creces lo que muchos nos temíamos.

Desde Boris Johnson hasta Trump; desde Bolsonaro hasta López Obrador en México, mismos que se han dedicado a realizar actos de contrición por su nula previsión, y aun así se siguen pontificando como si el desenlace de esta pandemia dependiera solo de su probada incompetencia.

Y lo digo porque la crisis del Coronavirus ya es mundial. A la fecha se ha informado de más de 4 millones 650 mil casos de Covid-19 en más de 190 países y territorios, produciendo más de 312 mil 188 muertes y un millón 700 mil personas recuperadas. ¡Cifras alarmantes!

Todos esos números siguen subiendo y hoy por hoy la situación está imparable. ¿Y cómo llamamos a esto? Aunque el nombre oficial que le da la Organización Mundial de la Salud es “brote de enfermedad por Coronavirus -Covid-19”, preferiría llamarla por lo que es: una catástrofe humanitaria de una velocidad y gravedad mundial sin precedentes.

Sin embargo, hay algo inaudito, pues esta pandemia no es algo inesperado.

Los epidemiólogos y los expertos en virus sabían que podía ocurrir y hubo muchas advertencias de científicos y de personas muy relevantes con una enorme capacidad global de trasmitir ese aviso; pero ningún dirigente ni institución política estatal o supraestatal se hizo eco.

Encerrados en sus burbujas del corto plazo, parece que tenían previsto ningún plan de contingencia para una crisis de la dimensión actual, y si alguno llega a afirmar que lo anterior es mentira, entonces diremos que quienes mienten son ellos. Es igual a que si algún erudito de la economía dice ahora, apoyándose como siempre en cualquier recurso histórico anterior, también se le puede desmentir.

Pero a todo lo anterior algo más pues agregarse, pues aunado a la catástrofe humanitaria y de aquello de salvar vidas, el detonante y el asunto principal, lo esencial será lo que sigue: el desastre económico inducido por lo que es urgente detener la pandemia, ¿pero y si no se consigue? ¿Qué mundo y qué economía va a venir después? Esa es la gran duda.

En todo esto podría darse una conclusión, y que no es otra que si alguien consigue sacarnos de esta crisis definitivamente serán los científicos y los profesionales de la medicina, las farmacias y toda la extraordinaria gente de los sistemas de salud que se está dejando el alma en el intento, poniendo su vida en peligro, sin olvidar a todos los demás.

Aun con ello no tenemos ninguna certeza de cómo va a evolucionar esta pandemia. De lo que único que podemos estar seguros es que quien nos sacará adelante no serán economistas como algunos creen, por lo que los invito a manténganse aislados; a mantenerse sanos no solo por ustedes sino por todos nosotros, pues estamos todos en el mismo barco; por lo que quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

Con la finalidad de revisar el plan con el cual se pretende la reactivación económica y turística de los Pueblos Mágicos, el presidente municipal de La Paz, RUBÉN GREGORIO MUÑOZ ÁLVAREZ, participó en una reunión virtual que fue encabezada por el secretario de Turismo federal, MIGUEL TORRUCO MÁRQUEZ. . . Tan así que trascendió que en este encuentro se planteó la estrategia para la reactivación del turismo en el municipio y particularmente en TODOS SANTOS. . . Los restauranteros organizados de BAJA CALIFORNIA SUR, esperan que los gobiernos locales sean quienes los apoyen para superar la crisis económica en la que están sumidos, porque a lo que ven del gobierno de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ya no esperan mucho, esto después de que el oriundo de MACUSPANA dijera que si las empresas se van a la quiebra será responsabilidad de los empresarios. . . Y del pusilánime de “EL PUCHAS”, o sea VÍCTOR MANUEL CASTRO COSÍO mejor ni hablamos, pues entre sus achaques, su poco aguante, mucha edad y cansancio crónico que arrastra, donde lo pesque el bicho ese que llaman CORONAVIRUS se lo carga la “tía de las muchachas”. . . ¡HE DICHO!

Noticias del Día

Deja un comentario