HABLE COMO HABLA | ROBOS Y ASALTOS POR ¿NECESIDAD?

Por Giovanny Carlos Díaz

Abril 24 del 2020

Lo he venido diciendo, aunque a muchos no les guste o, aunque algunos me llamen fatalista, la falta de empleo generará una ola de robos y asaltos. Basta ver la primera nota periodística en la que un padre de familia asaltó al personal de una farmacia para tener dinero y poder comprar leche y pañales para su hijo.

Este robo, desde mi punto de vista, narra la situación económica que empieza para Baja California Sur (BCS), derivado del estancamiento económico que genera el Coronavirus. Es decir, al no haber trabajo, no debe sorprendernos que algunas personas recurran a este tipo de actos para lograr subsistir.

El robo a casa habitación, el robo de autopartes, los asaltos, es algo que está por iniciar y debe evitarse. Entre más preocupación exista en los hogares por la incertidumbre que genera no tener empleo, mayor será el índice de personas que justifiquen este tipo de actos.

Imagine que usted camina por la calle y le rebatan el celular de la mano durante una llamada. Imagine que usted acude a una tienda a surtirse de alimentos y, en el estacionamiento usted es asaltado por esas personas que se ven cada vez más pidiendo dinero. Parece alarmista lo que le cuento, pero también debemos estar preparados para esto.

A través de redes sociales hice un sondeo de opinión. Las respuestas de la gente no fueron del todo halagadoras. Por ejemplo, en Twitter, pregunté: ¿Robarías para darle de comer a tus hijos? El 32.7% dijo que sí lo harían. Digo, ¿qué no hace uno por los hijos? Desde mi punto de vista, estas personas no se detendrían para quitarle algo a Usted con tal de alimentar a su familia. O sea, existe un porcentaje de personas que justifican el robo en determinado momento.

El 41.1% de los participantes dijo que preferirían vender -o empeñar- alguna pertenencia antes que robar. Estas personas, en caso de no tener algo que vender podrían o no delinquir. Es un número de votantes flotantes entre hacerlo o no.

Un 14.9% de los participantes dijeron que pensarían robar si se vieran en una situación similar; y sólo un 11.3% dijo que no robaría en ninguna circunstancia.

Si sumamos a los que dicen que sí robarían y a los que lo pensarían, estamos hablando de que un 47.6% de las personas que participaron son un riesgo latente ante una posible crisis.

En Facebook, por ejemplo, con la misma pregunta, la mayoría más del 80% de los participantes en el sondeo dijeron que preferirían vender algo antes que robar, así el robo se “justifique”.

Desde mi punto de vista, aunque guardando proporciones, justificar el robo es justificar la rapiña. Es decir, se trata del instinto de supervivencia conjugado con muchos sentimientos más.

En Los Cabos, un hombre intercambiaba los sombreros que vende por comida; fue una nota periodística que circuló recientemente. Este hombre da muestra de alternativas de supervivencia en este momento de crisis en el cual nadie pensaría en comprar un sombrero antes que comer.

Pido una disculpa a quienes crean que mi análisis es muy simple. Podría ser así, pero el objetivo es otro: entender que la crisis económica, aunque nosotros no la padezcamos, nos tienen como víctimas en reposo si el empleo o los alimentos escasean. Asimismo, mi análisis es para motivar a los gobiernos a generar programas de apoyos reales e inmediatos para evitar pánico en los hogares por la falta de alimento y el incremento de personas contagiadas por Covid-19.

Lo anterior, sin dejar para que la clase empresarial requiere de estímulos para mantener los sueldos lo más alto posible, porque sabemos que será imposible mantenerlos como estaban.

Después de esto, espero, entendamos que la verdadera crisis la podemos evitar nosotros mismos al ser empático con el resto de la población: ayudar al que necesita, donar alimento y/o aportar dinero a alguna familia necesitada. Es cierto, todos estamos padeciendo o vamos a padecer, pero si no aprendemos a compartir y a ver por los demás, le juro que la primera parte de este escrito no tardará mucho en empezar.

Espero sus comentarios en soy@giovannycarlos.com

Noticias del Día

Deja un comentario