La disputa por el congreso

  • Los doce diputados destituidos
  • Quieren arrinconar al Gobernador

Por Federico Gastélum Mayoral

Pues no cabe duda que en medio de la crisis sanitaria que se vive aquí en el estado y en todo el país, el partido de Morena no se ha parado en pintas para ejercer el control del Congreso y que la XV Legislatura se ha sumergido en una lucha intestina por el control de este que en la actualidad se encuentra presidido en su mesa directiva por la diputada Daniela Rubio del partido humanista y que en el mes pasado se le trató de impedir que tomara protesta del periodo que le corresponde del mes de Marzo a Junio de este año, en el que fuera electa desde el año pasado para este ciclo, por los mismos diputados que ahora la quieren desbancar.

Y digo que se le intentó desbancar porque en una “sesión” clandestina, en que solo participaron 9 diputados de Morena y 4 de otros partidos, a principios de Marzo “acordaron” en nombrar a una presidenta (por eso de la libertad de genero) comandados por el ahora ex diputado Ramiro Ruiz, con tal de que fuera un diputado(a) de Morena que presidiera a ese hasta hace poco Honorable Congreso.

La finalidad en todo esto se vislumbra el intento de arrinconar al gobernador del Estado ya con vistas a maniatarlo en la elección del próximo año, en el que por cierto ya se delatan los temores del partido de Morena en sufrir un descalabro en esas elecciones dada la poca cohesión que existe entre ellos y el derrumbamiento de su máximo líder moral en la presidencia que no atina una en defender a nuestro país de la pandemia del Covid-19 ahora y el fracaso ya dibujado en lo que sería la estrategia de rescate económico de lo que sería una recesión sin precedentes para llevar a nuestra economía a una contracción de más del 8% , cosa de la que no tengo memoria hubiera ocurrido en las 5 anteriores décadas, pero además de una serie de contradicciones y fallos en el ejercicio público de esa administración en la que ya no se le adivinan casi ningún acierto en lo futuro.

Aparte de esto, la actual presidenta del H. Congreso Daniela Rubio, emitió un dictamen en el que destituye a doce diputados morenistas de ese Congreso por el presuntamente pretender legislar bajo la férula de otra Mesa directiva paralela a la ya existente y “hacer” leyes como la de la Reforma del Poder Judicial del Estado, el de otra Ley de Movilidad distinta a la anterior que no se llevó a cabo el año pasado, y otras sobre el ejercicio del gasto público en contra del interés del ejecutivo, asi como leyes sobre la misma organización del Poder Legislativo, mismas que fueron enviadas al ejecutivo para su publicación. Bueno el asunto es que como el gobernador no les hizo caso, estos diputados fueron a demandar al ejecutivo ante la SCJN bajo el pretexto de “controversia constitucional” o conflicto de poderes misma que fue desechada hace cosa de unos días.

Ya hasta el extremo de mentir o mal informar los morenos y sus nuevas versiones de “periodistas”  en las redes sociales dan como un triunfo la resolución de la SCJN en el sentido de no existir controversia en ese Congreso, al que consideran como que si deben obligar al Ejecutivo a publicar, cosa que obviamente es improcedente, puesto que el Ejecutivo no está para estar publicando en automático las leyes que le manden. El caso es que ahora existen ocho dizques diputados que ya han sido sustituidos en sus tareas y que no reciben sueldo del Congreso. Pero ellos insisten en que la que se debe ir es otra diputada, y pues el resultado es que ahora no existe un Congreso debidamente constituido que puede llevar a una parálisis de gobierno.

Noticias del Día

Deja un comentario