Dos tripulantes de cruceros desembarcaron por necesidad humanitaria: COEPRIS

Una mujer de 28 fue trasladada a un hospital privado de Cabo San Lucas por presentar síntomas respiratorios. En La Paz, descendió un hombre de 41 años para recibir atención médica privada por apendicitis; el paciente ya se encuentra en la embarcación

Abril 07 del 2020

En respuesta a las solicitudes de ayuda humanitaria para atención médica que recibió de la naviera Holland America, la Secretaría de Salud a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), autorizó el desembarque de una tripulante del crucero Oosterdam y otro del navío Westerdam, los cuales se encuentra anclados frente a costas de Los Cabos y La Paz, respectivamente.

En el caso del navío OOSTERDAM, se accedió al descenso de una mujer de 28 años que presentó complicaciones respiratorias severas. Aunque la embarcación posee un responsable médico, no cuenta con equipo especializado para brindar ese nivel de atención, explicó la comisionada Blanca Pulido Medrano, al señalar que el desembarque de la paciente se dio este cinco de abril en el puerto de Cabo San Lucas, con estricto apego a las medidas de bioseguridad para evitar riesgos por transmisión de infecciones respiratorias.

La mujer de origen estadounidense, fue ingresada a un hospital privado, donde continúa en tratamiento. Su reporte es de delicada, pero estable y tiene la notificación de que en breve será trasladada a una institución médica de Florida, en los Estados Unidos, mediante una ambulancia aérea que la naviera designó para tal efecto, añadió.

De igual manera, la COEPRIS autorizó también el cinco de abril, el descenso de un tripulante del crucero Westerdam; un hombre de 41 años de edad, de origen indonesio quien presentó una sintomatología crítica asociada con apendicitis. Ante el reporte, personal médico de la institución estatal acudió al navío para verificar que no tuviera un cuadro respiratorio y una vez corroborado esto, se procedió al descenso en el puerto de La Paz, solamente de ese tripulante.

El paciente fue atendido en un hospital privado de esta capital, donde tras revisión médica, se concluyó que presentaba un cuadro de colon inflamado. Se le otorgó tratamiento y de inmediato regresó a la embarcación.

En ambos casos, se siguieron los protocolos de vigilancia y control para evitar riesgos a la salud de los sudcalifornianos, comentó Pulido Medrano, al indicar que los dos navíos cuentan con autorización para fondearse en costas sudcalifornianas en posición cuatro, esto es con la condicionante de no tener autorizado el desembarque de personal.

Noticias del Día

Deja un comentario