BALCONEANDO / “SIN PERTENENCIA”

Por Alejandro Barañano

Me queda claro que por la forma cómo se desarrollan los acontecimientos -y su entorno personal- el todavía “superdelegado” de Programas de Bienestar en la entidad, Víctor Manuel Castro Cosío, se encuentra brutalmente desfasado, pues no calienta un espacio verdadero y el que ocupa, le ha quedado demasiado grande.

A pesar de ello “El Puchas” -como le dicen sus allegados y uno que otro llevado- no es ajeno a las turbulencias mediáticas y al golpeteo que se está dando al interior de Morena, y que por lo que se ve no dejará un solo títere con cabeza.

El estilo burdo del maestro jubilado es inconfundible, pues le gusta armar “guerritas” poniendo a sus disque hombres de confianza al frente de la lucha, por lo que rara vez pelea cuerpo a cuerpo como debiera, aunque siempre porta sobre su abultado pecho ostentosos galardones de los combates que dice haber ganado. O sea, simples pamplinadas que le gusta presumir.

Su supuesta estrategia -sí es que la tiene- no solo está mal planeada sino incluso mal dirigida, pues desde hace muchos tiempo atrás, ha estado abriendo frentes irreconciliables con medio mundo en vez de construir bajo unidad.

Quienes conocemos a Víctor Manuel Castro Cosío sabemos que es muy proclive a alentar divisiones y a poner zancadillas entre sus mismos correligionarios y a todo aquel que se deje; mostrando con esto que no sabe “tejer finito” y con la sensibilidad y olfato que exige la política hacía fuera, además de que posee un discurso acartonado y una imagen por demás diluida y totalmente desdibujada.

Así, y en el mismo tenor, ha estado realizando alianzas de dulce, chile y manteca tanto con panistas, priístas, perredistas, verde ecologistas y otros más, pero a la fecha no ha logrado ninguna definición clara de política ni ideológica, sino más bien meros pragmatismos obsoletos producto de la descarnada lucha por el poder.

En todas esas alianzas de las que hemos hablado -absolutamente en todas-, ha corrido siempre el riesgo de ser rebasado por la derecha o por la izquierda, tal y como se aprecia con el enjuague morboso que trae entre manos con Homero Davis Castro, quien quizá porque no, podría ser el verdadero agraciado de todo esto.

Por eso su proceder -el del “Puchas”- no sorprende a nadie pues demostrado está que no ha aprendido nada -o no quiere aprender- del oficio de la política, pues su notoria terquedad de conducirse tal y como lo ha venido haciendo hace más de dos décadas ya no le funciona ni impresiona a nadie, salvo a uno que otro de sus contados seguidores que goza en la actualidad.

En síntesis, urge que a Víctor Manuel Castro Cosío lo ayuden a conducirse, que se decida abrir los ojos a su triste realidad, que lo orienten para que sume y no para que reste. Ocupa el ex maestro de secundaria ya jubilado que alguno de sus vasallos con los que se rodea le actualice su discurso para que voltee a todos lados. O sea, en pocas palabras, que lo apoyen a ser y no solo parecer político; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

COMO EN BOTICA

Bien lo dijo en su editorial del periódico EL FINANCIERO el periodista PABLO HIRIART. . . Y como muestra de ello podríamos tomar el mensaje emitido de ayer domingo por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, donde muchos esperaban que dejara de lado la visión tan corta que posee tiene para hablar de frente sobre los problemas mundiales, y que también dejara de ser el principal politiquero del México para convertirse de una vez por todas en un estadista, en un presidente a la altura de las necesidades. . . Parece que no se da cuenta que ahora es cuando se necesita saber como se apoyara a familias que perderán sus empleos, como se ayudarán a las miles de empresas que fueron obligadas a pagar salarios completos y a cerrar operaciones, y no solo eso, empresas son obligadas a liquidar sus obligaciones fiscales cuando en otros países NO SE CONDONARON, simplemente se aplazaron, PERO AQUÍ NADA. . . El presidente nativo de Tabasco, dejó pasar una gran oportunidad no para regalar o perdonar impuestos, no, sino para apoyar a miles de familias que seguirán sumidas en la incertidumbre ante la peor crisis que ha pasado la humanidad. . . Coincido: “México hoy parece que se encuentra en el peor momento y en las peores manos”. . . ¡HE DICHO!

Noticias del Día

Deja un comentario