Perla Flores: “que me descuenten de mi sueldo el dinero de los boletos de avión

Por Bertoldo Velasco Silva

Emulando a su par destituido de sus funciones como diputados locales, Rigoberto Murillo Aguilar, Perla Flores Leyva, tras ser evidenciada por adquirir dos boletos de avión, en su viaje de vacaciones a París, Francia, en primera clase, dio a conocer a través de un escrito, que regresará dicho dinero mediante “módicos pagos en un término de cuatro quincenas”.

Como se recordará, la señora Perla Flores Leyva, en su momento aún diputada local, tras ser evidenciada por el pago de esos boletos con recursos del Congreso, negó el hecho, y posteriormente adujo que todos los diputados “tenían un presupuesto asignado de 200 mil pesos anuales para compra de boletos de avión”, y días más tarde, consideró con no era “ilegal ni inmoral” esa acción, y que dichos viajes los pago de su tarjeta de crédito a 12 meses y sin intereses, y que “no sabía cómo la empresa o agencia de viajes, había enviado ese cobro a la dirección de finanzas”, para que a ella, le devolviera el congreso ese dinero en efectivo.

Con tantas excusas, omisiones, mentiras, ahora se conoce que la diputada destituida de sus funciones, presentó, el pasado 17 de marzo, un documento donde solicita a la dirección de finanzas, le sea descontado de su sueldo y en cuatro quincenas, los 113 mil pesos, cuyo montó equivale al precio de dos boletos de avión a París, Francia, cubiertos en septiembre del año pasado.

Esta misma diputada destituida de sus funciones, llegó a señalar que esa “gasto que hizo”, para el viaje de su esposo e hijo, no podía tipificarse como delito, por ello señalamos que más bien pareciera hacer lo mismo que el también diputado destituido de sus funciones, Rigoberto Murillo Aguilar, cuando con documentos probatorios recibió de la Dirección de Finanzas un cheque por 337 mil pesos, que después mandó a un propio a canjearlo por efectivo una institución bancaria y firmar de acuse de recibido el efectivo, para después decir que era mentira, que él no había “extraviado” ese dinero, y después que de su sueldo le fuera descontado tras solicitar un préstamo a la caja de ahorro de los trabajadores del Congreso, para después, a casi un año declarar, “me obligaron a firmar los documentos” (la póliza y el recibo de acuse del efectivo).

Ambos personajes pertenecen al desaparecido Partido Encuentro Social.

Lo que no comprendemos ahora, es cómo podrá pagar, en “módicas quincenas”, ese dinero del erario para un viaje de placer al país galo, hecho en julio del 2019, volando en clase premier o primera clase, si ya no percibe sueldo alguno como diputada, puesto que fue destituida de sus funciones.

Noticias del Día

Deja un comentario