Las pruebas por Covid-19, se aplican con base en la definición operacional de casos sospechosos

Al momento se han tomado 25 muestras, de las cuales 23 fueron negativas y dos están en estudio

Marzo 21 del 2020

Con base en los lineamientos que ante la contingencia por el nuevo coronavirus ha emitido la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria, en Baja California Sur, al igual que en todas las entidades federativas, se realiza la aplicación de pruebas por Covid-19 a las personas que cumplen con los criterios establecidos por la definición operacional de casos sospechosos.

Esta definición establece que deben tomarse muestras a las personas que presenten fiebre y tos, asociadas a dificultad para respirar, dolor de cabeza, cuerpo o articulaciones, y que en los últimos 14 días haya tenido contacto con pacientes sospechosos o confirmados por el nuevo coronavirus o que tengan antecedente de viaje a países con transmisión comunitaria, indicó el secretario del ramo en la entidad, Víctor George Flores.

Al retomar ayer viernes la sesión permanente del Comité Estatal de Seguridad en Salud, que se desarrolló con la presencia de autoridades de IMSS, ISSSTE, Fuerzas Armadas y SEDIF, George Flores explicó que la aplicación de la prueba, se apega a estos criterios específicos para optimizar la búsqueda focalizada de casos sospechosos, con la perspectiva de lograr una identificación más oportuna que permita iniciar protocolos de prevención y control.

Cuando se detecta una persona que cumple esta definición operacional, se le toma una muestra bucogofaríngea con base en medidas de bioseguridad, para que sea analizada en el Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP) que es la única institución acreditada en el estado para llevar a cabo este estudio de amplificación secuencial de ADN. En tanto se reciben los resultados, el paciente es aislado domiciliariamente para evitar posibles contagios, al tiempo en que se realiza un estudio de contactos.

Son procesos que las instituciones del sector salud en el estado desarrollan con puntualidad, a fin de retrasar el arribo de la enfermedad a la entidad y en su caso de cortar cadenas de transmisión cuando esta ya se presente. Con un enfoque preventivo, las instituciones médicas ya cuantificaron su capacidad instalada, ya delinearon sus procesos de reconversión hospitalaria, al tiempo que articulan estrategias para evitar la saturación de servicios hospitalarios para las fases siguientes fases de la contingencia, con la perspectiva de tener una mejor capacidad de respuesta al desafío del nuevo coronavirus y con esto reforzar la protección de los sudcalifornianos, puntualizó. 

Deja un comentario