Micrópolis / ¡Se va El Puchas!

Marzo 12 del 2020

Ante la ineficiencia, falta de resultados y de promesas y acciones incumplidas en lo político como en lo social, el decaído Víctor Castro Cosío, pende de un hilo en el encargo que le confirió el Presidente de la República, circunstancia que es probable que AMLO ya tenga en su escritorio, informes reales de la falta de operación y acción política de El Puchas, como se le conoce, o como dice mi Colega Alejandro Barañano, “como lo dicen sus amigos y uno que otro igualado”, en donde no le ha dado resultados en los asuntos relativos a los becarios, al programa de apoyo a adultos mayores, de los programas de bienestar, los apoyos para los ninis, entre otros muchos que hay, por lo que no se duda que la fecha de su remoción sea en breve, pero no pasa de abril.

Otro asunto que no olvida AMLO, fue cuando el profe fue responsable de orquestar en la primera visita presidencial a Cabo San Lucas, dado que no ponderó que el gobernador Carlos Mendoza Davis, quien fue atacado impunemente por las hordas manipuladas por El Puchas, supuestamente para “quedar bien con su jefe político”, el gobernador resistió esos embates de la rechifla, y creció su imagen ante el Ejecutivo Federal, porque en ningún momento se amedrentó, y estoicamente aguantó a la pleyada, porque en otras entidades del país se miraba que la figura gubernamental ante esas circunstancias, se vinieron abajo.

Desde ahí, empieza el declive de este coordinador de los programas federales, e independientemente de lo anterior, tampoco ha tenido la aceptación del hoy coordinador de la fracción morenista en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, quien por cierto, tiene una historia parecida o igual a la del ex gobernador, Leonel Cota Montaño, porque ambos emigraron, primeramente Monreal y meses después Leonel, del PRI a conformar la colación PRD-PT.

No debe olvidar El Puchas, que la relación existente entre estos dos exgobernadores, data de mucho tiempo atrás, y no es circunstancial, ya que en esos tiempos, asumir la decisión que tomaron, era enfrentarse a la otrora toda poderosa maquinaria priista que se decía, no perdonaba a los traidores. Pero olvidó esa “maquinaria” que el voto lo otorgan los ciudadanos.

Fue precisamente Ricardo Monreal, ya como gobernador de Zacatecas, que su primer evento político al que asistió, fue precisamente a la toma de protesta de su amigo y compañero de batalla electoral en el PRD, Leonel Cota Montaño, pero hay que aclarar que Leonel Cota no tiene que ver nada en la falta de resultados de Víctor Castro en Baja California Sur. Si bien es cierto, el profe Víctor llegó a la alcaldía de La Paz y a la diputación federal por el PRD, nunca fue un alfil político de Cota Montaño o del mismo Narciso Agúndez, por lo que se debe entender que el respaldo político que ha pregonado El Puchas, carece de una total veracidad.

Sin embargo, este personaje, desde que ganó un escaño en el Senado, de manera circunstancial, como él mismo lo ha reconocido, se dedicó a realizar promesas con una serie de personajes de la política choyera, a quienes les daría un cargo federal por contar con una “relación cercana” con el Ejecutivo Federal, con el fin de allegarse adeptos a su supuesto proyecto de que “es el mejor en Morena”, para ser candidato a la gubernatura.

También otro de sus grandes errores políticos, es el de no haber reconocido en su tiempo y en su momento, la figura del coordinador de los senadores, Ricardo Monreal Ávila, cuando este le señalaba que no debía atacar al hoy senador y ex gobernador de Chiapas (emanado del Verde Ecologista) Manuel Velasco Coello, quien por cierto, muchos afirman que es un alfil del mismo ejecutivo federal y amigo personal del líder del senado, quienes la verdad, se habrán de sentir incómodos con la presencia de Víctor Castro, en caso de que este regrese al senado, o en su defecto, ambos influyan para que lo envíen a una representación del partido en cualquier estado de la República donde gobiernen los morenistas o lo trasfieran a un cargo irrelevante dentro de la administración pública federal.

A este político choyero se le suma, la estéril lucha contra el Ejecutivo Estatal Carlos Mendoza Davis, quien por cierto, ha demostrado a propios y a extraños, que su figura ha trascendido en el manejo responsable tanto en materia administrativa como en materia de seguridad, por qué quién no se acuerda al inicio de esta administración, que uno de los grandes problemas era la inseguridad, y el mandatario sudcaliforniano logró consolidar la coordinación de los tres niveles de gobierno para combatir en ese entonces ese lacerante problema de orden social, que a la postre lo ubica, primero, como coordinador de turismo en la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), y hoy en día, es el presidente de esta asociación, luego entonces quien ha crecido y se mantiene en las grandes ligas de la política nacional, es el gobernador de BCS, mientras Víctor Castro sigue adoleciendo de estrategias que le permitan crecer políticamente.

No hay que olvidar, que el Ejecutivo Federal, les dio todo a los coordinadores de los programas de bienestar en los estados, las herramientas necesarias para crecer políticamente; pero estas herramientas las convirtieron en arados, porque están arando en el desierto, sobre todo cuando el mismo presidente, viendo que no daban resultados y que estaban equivocando las formas, emitió un oficio en donde les ordenaba no utilizar los cargos y recursos humanos como financieros de la dependencia, para promover su figura política. Pero da el caso de que en BCS, El Puchas lo desoyó. Y en política, los errores se pagan caro. Por eso, Víctor Castro, SE VA.

Microtemas. Ahora resulta que “madame país”, es decir, la diputada Perla Flores, no solo utilizó recursos financieros del congreso para sus vacaciones familiares en París, Francia, sino que se dio el lujo de viajar en clase premier, olvidándose por completo de la austeridad republicana que tanto pregonan los morenistas y algunos del PES, partido que por cierto, fue en alianza con Morena, y que electoralmente, no existe.

Queriendo tapar el sol con un dedo, como decimos coloquialmente, esta diputada pretendió encubrir sus actos de corrupción con involucrar y poner como carne de cañón a los trabajadores del congreso, a quienes les prometió una seguridad laboral a partir de enero del 2021, cuando curiosamente ella ya no estará. Porque probablemente vaya en la búsqueda de una candidatura, y va a responsabilizar a quienes queden al frente y obvio, se va a victimizar. Nada que ver con los gastos exorbitantes de la ex presidente de la junta de Gobierno y coordinación política, la diputada Milena Quiroga Romero, quien tenía gustos exquisitos y delicados, pero no rayó en esta insolencia financiera.

Deja un comentario