¡Traicionó Jesús Camacho Osuna a pescadores de BCS!

De manera entreguista a la diputada federal de Morena, Claudia Yañez, para “apoyarla” para reformar la Ley de Pesca y con ello liberar el dorado a la pesca comercial.

Por Bertoldo Velasco Silva

Marzo 01 del 2020

De una manera totalmente entreguista a la tramposa y mañosa diputada de Morena Claudia Yañez Centeno, el presidente de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras, José Jesús Camacho Osuna, traicionó a sus representados en el mismo evento que le reventó en la cara a la legisladora federal en el supuesto foro del pasado jueves, porque pretendía reformar el artículo 68 de la Ley de Pesca y Acuacultura para liberar a la pesca comercial el dorado, cuando 18 representantes de organizaciones de le pesca ribereña de la entidad, se opusieron rotundamente a reformar dicho articulado.

Es decir, mientras estos 18 representantes sudcalifornianos defendían el pez dorado, el presidente de la Federación Mexicana de Cooperativas pesqueras planteaba lo contrario y se ponía a las órdenes de la legisladora federal de morena, que precisamente ese mismo día, le fue desconocida la iniciativa para reformar dicho articulado, por el mismo presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, Eulalio Juan Ríos Fararoni, y quien a su vez, no avaló ni a su colega ni mucho menos dicho foro.

En este sentido, en el pasado foro que fue suspendido por falta de equidad en su desarrollo efectuado en el salón verde de la Cámara de Diputados denominado “Voces Diversas convergencias posible” organizaciones pesqueras ribereñas de Baja California Sur representadas por Humberto Arias Espinoza, con el apoyo de 18 organizaciones cooperativas, entregó un documento a la Comisión de Pesca en donde expresaba el sector ribereño y artesanal, su total rechazo a la liberación del dorado, puesto que estos pescadores no tienen capacidad técnica para realizar su captura, por lo que abrirlo a la pesca comercial no es la solución a sus problemas.

Lo reforzó el dirigente de la Cooperativa Forjadores de Puerto San Carlos, Humberto Arce Espinoza, al señalar en dicho foro, que los trabajadores de la pesca ribereña requieren la diversificación de pesquerías, pero no es una sola especie o el propio Dorado, el que va a venir a solucionar sus problemas, precisamente por la complejidad para capturarlo. “Hemos encontrado coincidencias entre todos los cooperativistas en el estado, y nos sumamos en una misma voz pescadores ribereños, pesca deportiva y prestadores de servicios turísticos, en contra de la liberación del Dorado”, expresó el dirigente cooperativista.

Asimismo, José Flores Higuera, presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras (FEDECOOP) zona centro, en reunión con el presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, Eulalio Rios Fararoni, hizo énfasis que los pescadores de Baja California Sur no ven al dorado como una pesquería factible para ellos, que la intentona por liberar la pesquería del Dorado la defienden los grandes armadores y propietarios de grande embarcaciones, quienes tienen capacidad para saquear especies con redes agalleras sumamente depredadoras del mar, con lo que además, acabarían con una especie que es aprovechada por la pesca deportiva-recreativa, generadora de divisas y atracción de visitantes que la practican.

Flores Higuera, enfatizó en este encuentro en la Comisión de Pesca que, los pescadores ribereños van unidos en contra de la liberación del dorado y haciendo un sólo frente con los pescadores deportivos, hoteleros y prestadores de servicios, porque representa la supervivencia de una especie que por años ha dado un impulso prioritario en la actividad turística de Baja California Sur, actividad, dijo, que por años les ha permitido vender sus productos de escama y mariscos, apoyados por la industria turística, motor principal del crecimiento económico de Baja California Sur.

Asimismo, Mario Leal, presidente de la Cooperativa Pesquera de La Ribera, expresó que abrir esta pesquería, es acabar con el dorado, con lo que rompería con una cadena alimenticia en el mar que también podría llevar a que muchas de las especies de escapa se retiren de las aguas sudcalifornianas y con ello, afecte otras pesquerías tanto para los pescadores ribereños, como en el sector de la pesca deportiva.

Asimismo, el director técnico de la Asociación Sudcalforniana de Pesca (ASUPESCA), el Biólogo Carlos Narro, hizo énfasis ante esta Comisión de Pesca que, técnicamente abrir a la pesca comercial el dorado, significaría acabar con la especie y con ello, la de otras pesquerías, como el mismo marlin, el pez espada, pues forma parte de la cadena alimenticia de los picudos.

Deja un comentario