Propuestas de mejora para el sector pesquero del Municipio de La Paz, BCS.

*Héctor Nolasco Soria, 1Antonio Díaz Rondero y 1Josefina Cota Cota

Introducción

El municipio costero de La Paz, Baja California Sur, limita al Norte con el de Comondú, al Sur con el de Los Cabos, al Oeste con el océano Pacífico y al Este con el golfo de California. Se sitúa en los paralelos 23°40′ y 28° latitud norte y los meridianos 109° y 115° longitud oeste. Cuenta con cinco delegaciones: Los Barriles, Todos Santos, Los Planes, San Antonio y Los Dolores, con 50 subdelegaciones y 1 044 localidades (Centro de Información Municipal del H. XIII Ayuntamiento de La Paz 2011). El índice de marginación es bajo en los municipios de Baja California Sur, en relación con el contexto nacional; sin embargo, los grados de subdesarrollo de las localidades pesqueras indican que existe marginación en la pesca de pequeña escala (Tovar-Lee et al 2015).

En México, la pesca de pequeña escala es importante para el sector primario, puesto que genera cerca de 65 por ciento de la producción de pescados y mariscos destinada al consumo humano directo (Arreguín y Arcos 2011). Además, representa una actividad económica de gran relevancia; emplea a 85 por ciento de los pescadores y a 90 de las embarcaciones registradas en el país; constituye la mayor fuente de ingreso, y es frecuente que sea el único oficio para los habitantes de las comunidades costeras no dedicadas al turismo. En el Municipio de La Paz, como ocurre en Baja California Sur, se practica mayoritariamente la pesca rivereña de pequeña escala, cerca de la costa, debido a la limitada autonomía de las embarcaciones.

El sector está formado aproximadamente por 4,500 pescadores, organizados en 250 sociedades cooperativas de producción pesquera y 6,700 permisionarios privados y pescadores libres. Las embarcaciones menores son aproximadamente 2384 unidades (de 21 y 24 pies de eslora, con motores fuera de borda de 75 y 90 caballos), con una capacidad promedio de 500 Kg (Ramírez 2009). Las artes de pesca más utilizadas son anzuelo, buceo con compresor, red de malla de cuatro pulgadas, trampas y atarraya. Se identifican aproximadamente 29 los grupos de especies marinas de interés comercial y alimenticio, 22 son captura de escama (jurel, la cabrilla, el pargo, el huachinango, el cochito y tiburón, entre las principales). Los otros grupos de especies incluyen almeja catarina, langosta, almeja chocolata y ostión (Tovar-Lee et al., 2015).

En las comunidades pesqueras de Puerto Chale (el menos subdesarrollado de este grupo), Flor de Malva 1, 2, 3, las principales capturas son de langosta, almeja catarina, camarón, corvina y lisa principalmente, con nulo valor agregado al hacer la venta en playa y sin aplicar ningún proceso de transformación (secado, salado, envase, enlatado). El Datilar, El Conejo y La Bentonita capturan langosta, lenguado, garropa, mantarraya, ostión y calamar. En Punta Lobos las capturas son langosta, huachinango, cabrilla, cazón/tiburón, estacuda, garropa, pierna y calamar. Las comunidades pesqueras de Punta San Evaristo, El Portugués, El Coyote, Las Ánimas y El Huizache realizan pesca de pequeña escala en la costa noroeste de la bahía de La Paz, con captura de pargo, jurel, cabrilla y cochito. En pichilinge se encuentran las comunidades pesqueras de los Azabaches, El Pulguero y Los Muertos, con capturas son almeja chocolata, sardina, macarela, cabrilla, dorado, cochito, jurel, perico, bacoco y chopa. Las comunidades pesqueras de El Sargento, La Ventana y Agua Amarga, son las que tienen mejores condiciones para el bienestar y para la práctica de la pesca de pequeña escala, con capturas principalmente de cabrilla, huachinango y jurel. Así mismo, las comunidades pesqueras de Boca del Álamo, La Línea, La Trinidad, Los Algodones, San Isidro y Los Barriles, capturan jurel, huachinango, cochito, cabrilla y pargo (Tovar-Lee et al 2015). Las especies de pico son recursos destinados de manera exclusiva a la pesca deportiva. Respecto a la pesca deportiva las especies más frecuentes en las capturas (hasta el 95-98%) son el marlín, pez vela y dorado.

Distribución geográfica de Localidades Pesqueras del Municipio de La Paz (Tomada de Tovar-Lee et al 2015).

Diagnóstico de la problemática

En general el nivel de subdesarrollo de las comunidades pesqueras del Municipio de La Paz es alto, debido a la falta de actualización tecnológica, restricciones en el acceso a servicios para el bienestar humano (deficiencias en educación, salud, sanidad, servicios de agua, drenaje, luz eléctrica, alumbrado y vivienda), situaciones de comercio desleal, bajos ingresos y a conflictos ambientales, entre otros. La región tiene situaciones de pobreza extrema, las prácticas de captura son inadecuadas y hay mal manejo en la administración de la producción. Se identifica el poco apego que tienen los pescadores por su territorio. Los grados de subdesarrollo se relacionan con las capacidades que tienen estos conjuntos para mantener en operación las actividades de la pesca de pequeña escala; las ubicadas al norte del municipio muestran mayor grado de subdesarrollo pesquero; las comunidades con alto y muy alto subdesarrollo incluyen: Puerto Chale, Las Ánimas, San Isidro, Puerto Dátil,  Punta San Evaristo, Los Muertos,  El Huizache, El Pulguero, Los Azabaches, El Coyote, Flor de Malva, El Conejo, El Portugués, Flor de Malva III, Flor de Malva II, El Datilar. Se requiere de la modernización y adecuación de los equipos y artes de pesca, así como con la trasferencia tecnológica de la Instituciones de Educación Superior (IES) y Centros de Investigación (CI), y estrategias de manejo integrado para administrar esta pesquería. La visión del desarrollo para el sector pesquero en Baja California Sur es la reconversión productiva hacia la acuacultura.

Propuestas de política pública

1.         Aplicar un Programa de reconocimiento del valor del territorio pesquero por los pescadores. 6 Talleres para pescadores.

2.         Generar un programa de mejora de las prácticas de captura, manejo, incremento del valor agregado y en la administración de la producción pesquera. 6 Talleres para pescadores.

3.         Promover la modernización y adecuación de los equipos (2500 Lanchas y motores) y artes de pesca (2500 Redes), así como con la trasferencia tecnológica de las IES y CI. 6 Programas de modernización tecnológica pesquera con fondos de financiamiento de equipos de pesca.

4.         Atender las comunidades pesqueras de alto grado de subdesarrollo para erradicar la pobreza extrema. Programa de fortalecimiento del desarrollo y bienestar de 16 Comunidades pesqueras con alto índice de subdesarrollo.

5.         Generar un Programa de Capacitación y proyectos demostrativos para la reconversión pesquera hacia la acuicultura (almeja generosa para la zona Pacífico norte del municipio, cherax, jurel para La Paz-La Ventana), cofinanciados por los sectores beneficiarios y por el FOMIX Municipio de La Paz-CONACYT. 6 Talleres de capacitación.

1Comité Técnico AGENDA PARA EL DESARROLLO SOCIAL Y ECONÓMICO DE BAJA CALIFORNIA SUR (Coordinado por la AMECTIAC, A.C).

*Academia Mexicana de Ciencia, Tecnología e Innovación, A.C., Presidente

Investigador Titular de CIBNOR

Referencias

Arreguín Sánchez, F., y E. Arcos Huitrón. 2011. La pesca en México: estado de la explotación y uso de los ecosistemas. Hidrobiológica 21 (3): 431-462. 

Centro de Información Municipal, H. XIII Ayuntamiento de La Paz. 2011. Cuaderno de información municipal: datos, cifras y mapas. http://lapaz.gob.mx/cim/ (abril-mayo de 2013).     

Tovar Lee, Nezahualpilli, Salvador Lluch Cota, José Isabel Urciaga García (2015). Subdesarrollo en las localidades pesqueras del municipio de La Paz, Baja California Sur, Región y sociedad vol.27 no.63 Hermosillo may./ago. 2015

Ramírez Rodríguez, M. 2009. Pesquerías de pequeña escala en el noroeste de México. En Recursos marinos y servicios ambientales en el desarrollo regional, compilado por J. Urciaga- García, L. F. Beltrán Morales y D. Lluch Belda, 157-176. La Paz: CIBNUR.

Deja un comentario