Micrópolis / La cátedra de un estadista

Febrero 25 del 2020

El que sabe, sabe, y viene a colación del documento en donde entre líneas, el gobernador Carlos Mendoza Davis, cuando asumió la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores, mejor conocida como la CONAGO, el pasado viernes 21 de febrero, ante el ejecutivo federal enfatiza, que tal organización es una Conferencia plural y vibrante, que demanda realizar un esfuerzo de diálogo permanente con la federación, ya que a la fecha, esta carece de valores fundamentales como son; la cooperación y el respeto que requiere este país.

Lo versado, se fundamenta en que nuestra democracia se nutre de diversos puntos de vista, probablemente se podrá disentir, pero en ella se pueden encontrar las coincidencias para servir a México. En este entorno, el gobierno federal se ha caracterizado por no escuchar ni atender otras voces que no sean las suyas, y es lamentable que por esta circunstancia, la nación se encuentre totalmente dividida, ya que México es uno solo y nos hacen entender que existen dos México diferentes, probablemente se tenga la razón, sin embargo, no se vale que el desarrollo de una región traiga el atraso o el abandono por sobre otros.

No es viable que el crecimiento económico sea ninguneado o desvalorizado, porque no es otorgando prebendas como se puede llegar a una economía en donde exista un equilibrio de los factores de la producción, es decir, es en ir a la búsqueda de los equilibrios regionales para mejorar los ingresos de lo que hoy o ayer, menos tienen.

Como bien lo dijo el gobernador Mendoza Davis, “es así un marco global que, más que favorecer, presiona al progreso nacional. Ante ello, la historia, la razón y la política, nos dan la fórmula para superar los desafíos, mediante la unidad nacional, la audacia y el federalismo”.

Bien definió Carlos Mendoza el origen del federalismo en México, ya que la Constitución Política de 1857, fue la primera Carta Magna en donde Benito Juárez García junto con Ignacio Comonfort y otros más versados de esa época, plasmaron las garantías individuales de los mexicanos, como la libertad de expresión, la libertad de asamblea, entre otras, se reafirmó la abolición de la esclavitud y eliminó la prisión por deudas civiles. ¿Qué acaso el Benemérito de las Américas no es el ícono del Ejecutivo Federal?

Al parecer se le olvida esas enseñanzas de ese grupo de liberales en donde aceptaban los disensos y le apostaban por los consensos. Un ejemplo reciente en este asunto fue, la Asociación de Gobernadores Panistas (conocida como GOAN), cuando llegaron a un acuerdo aprobatoria con el gabinete federal de salud para conciliar la inclusión de estos (9 estados) en el INSABI; al parecer, cuando se da la reunión con el ejecutivo federal, no lo aceptó, lo que nos deja mucho en qué pensar si los secretarios de estado están para conciliar o ser simples comparsas, porque carecen de poder en la toma de decisiones.

También Mendoza Davis señaló la importancia de reformar el Artículo 116 Constitucional, para que la CONAGO, tenga el peso constitucional, y las decisiones que estos tomen, tengan el poder de aplicarse, y sus efectos sean de observancia nacional para que no queden en simples propuestas, como ha sucedido hasta la fecha. Para ello, convocó al Congreso de la Unión para considerar esta Reforma Constitucional. Queda la duda si el ejecutivo federal, en aras de dar continuidad a esta propuesta, la pudiese presentar como una iniciativa preferente, porque sabemos que su partido tiene mayoría en el Congreso de la Unión, y sí se suman a esa propuesta los diputados que hoy considera de oposición, no tendrá ningún obstáculo para que sea aprobada por una contundente mayoría.

Otro de los temas que abordó el mandatario sudcaliforniano en esa ceremonia donde asumió la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores -no sabemos si fue o no del agrado del Ejecutivo federal-, al referirse sobre los lamentables hechos que a últimas semanas le han estado doliendo y han llenado de tristeza a un sinfín de hogares mexicanos, como son los feminicidios, por ello Mendoza Davis convocó a todos los gobernadores, a todos los fiscales y Procuradores del país, para que, conjuntamente con el gobierno federal, se homologue el tipo penal para combatir el feminicidio y se abatan la impunidad, la violencia y esta plaga que está cundiendo a lo largo y ancho del país, propuesta que sus homólogos la hicieron suya y se suman a: ni una más ni a una menos, como lo expresara el propio Ejecutivo estatal.

A su vez, también propuso que, a partir de tres ejes, la CONAGO trabajará, como parte de su agenda como presidente, el acordar para crecer qué distribuir; se entiende esto, que sin crecimiento no hay generación de riqueza y al no generarse esta, no hay nada que distribuir y es, lo que actualmente está pasando en México, donde no hay crecimiento ni hay riqueza que distribuir. Aunado a ello, afirma que se requiere forzosamente que este país tenga un crecimiento real y efectivo, para que este sirva para terminar o aminorar la pobreza extrema que abate a 9.3 millones de mexicanos.

Destacó también, la necesidad de llevar a cabo una actualización del pacto fiscal, es decir, que los grandes consorcios aporten lo que deben ingresar a las arcas de estados, municipios y federación, lo que por ley corresponde. Es decir, no existe argumentación legal para obligar a que los usuarios, por citar un ejemplo en la zona federal marítimo terrestre, no cubran las consabidas contribuciones porque existían lagunas en donde se escudaban para no pagarlos. Bien lo dijo, el director general de esta dependencia Hernández Vela el pasado sábado 22 de febrero en su reciente visita a La Paz. Este ejemplo, es para poner orden con esos contribuyentes de alto poder adquisitivo para que cumplan con sus obligaciones fiscales como cualquier ciudadano, donde tan solo en La Paz, la evasión es de casi 200 millones de pesos.

Al generarse este tipo de ingresos, traería beneficios directos a la población, como en la atracción de inversión, la generación de empleos formales, y permitirán a su vez, la atención en la mejoría de los servicios públicos. Bien lo específica el Presidente de la CONAGO cuando afirma que, invitó a los gobernadores y al ejecutivo federal, a acordar “crecer para llevar prosperidad a cada hogar mexicano. Debemos desatar la energía de cada estado, de cada región, para traducirla en crecimiento, el crecimiento en empleo y el empleo en igualdad. Lo he dicho y lo reitero: el crecimiento sin distribución es simple acumulación. Pero también la distribución sin crecimiento es repartición de la carencia. Salgamos del falso dilema de que México o crece o se desarrolla. Debemos, y se puede, crecer con desarrollo”.

Y remata, al señalar al Ejecutivo federal, que es vergonzante que en México sobrevivan 9.3 millones de mexicanos en una lacerante pobreza extrema, por lo cual implica poner en el centro de la política el rostro de los mexicanos que no merecen vivir de esa manera.

Este documento leído ante el ejecutivo federal, nos da la visión que si se logra el 50 por ciento, en estos próximos 6 meses, el rumbo de México habrá de cambiar para beneficio de un sinfín de mexicanos que están a la espera ansiosa de resultados, porque a la fecha, y no porque se tengan otros datos en estos 14 meses de gobierno federal, lo que le ha caracterizado de la no unión nacional al confrontar a los llamados conservadores con los liberales para no dar resultados, pero es imprescindible señalar que, un gran transformador del país como lo fue Benito Juárez, privilegió el diálogo a la sinrazón.  

Deja un comentario