Micrópolis / La hipocresía de Esteban Ojeda… y compañía

Febrero 11 del 2020

Ayer, al escuchar a un político de cepa, como lo es Don Porfirio Muñoz Ledo, al hacer fuertes declaraciones en contra de la hipocresía tanto de los titulares de las secretarías de Gobernación como de Relaciones exteriores, al denunciar la inoperancia y el engaño en la que están sumidos un sinfín de extranjeros provenientes de Centro América -principalmente-, quienes han sido presa fácil de los enganchadores y timadores para obtener su asilo político en México, al calificar la existencia de un vacío de gobernabilidad, probablemente, estas fuertes declaraciones de un diputado de Morena como lo es Muñoz Ledo, va a causar mella en el equipo del presidente de la República.

En nuestro país, hay cerca de 80 mil centroamericanos que están solicitando su asilo político, y a la presidente de la Comisión de Migración de la Cámara de diputados, le informaron de las tropelías están cometiendo tanto los elementos de la Guardia Nacional como el personal de Migración, y simplonamente pretendiendo emular a López Obrador, comentó que “las escaleras, en Migración, tendrán que barrerse de arriba para abajo”, pero a más de un año, no pueden seguir culpando al pasado, es decir, si va a barrer las escaleras de arriba para abajo, tendrá barrer desde la Secretaría de Gobernación como la de Relaciones Exteriores, porque sus titulares son los responsables directos de atender y combatir esta corrupción que ella misma señala. Y esto viene a cuenta, porque el 3 de febrero, un diputado local también de Morena, presentó una iniciativa para reformar la ley en la materia con el objeto de cambiar de Procuraduría General de Justicia del Estado a Fiscalía General de Justicia, y al mismo tiempo de titular de la misma.

Hay que recordarle a este diputado -Esteban Ojeda Martínez, títere del profesor Víctor Castro Cosío, coordinador federal del Programa de Bienestar en el estado- que en la Ciudad de México, que es una de las más pobladas del mundo y con el mayor índice delictivo del país, su Congreso llevó a cabo este cambio de nombre pero no del titular de la dependencia, Ernestina Godoy Ramos, por los compromisos políticos que tiene con la gobernadora Claudia Sheinbaum, por lo que se le recomienda a este diputado, que aprenda a respetar los principios de legalidad y de asuntos políticos.

Bien claro lo dejado asentado el gobernador Carlos Mendoza Davis, al reconocer el trabajo que en materia de seguridad ha desarrollado el Lic. Daniel Anaya de la Rosa, Procurador General del Justicia en el Estado, por lo que señaló que el cambio de funcionarios en este caso específico, será responsabilidad de la próxima administración y por ende, de la XVI Legislatura.

¿Qué negros intereses mueven al diputado Esteban Ojeda Ramírez, para hacerle caso al delegado federal y representante del gobierno de la República en la entidad? ¿Quién no se acuerda que en el 2019, este diputado fue inmiscuido en el asunto del tráfico de influencias a efecto de favorecer a su cuñada, para que en exclusiva fuera la proveedora de insumos de equipos de computo y muebles de oficina como de papelería para el congreso local, violando las leyes fiscales, cuando fungía como presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación política, como lo fue la diputada Milena Quiroga Romero, también del partido de Morena? Asunto este, que a la fecha se encuentra en la congeladora de una resolución legislativa y administrativa, y probablemente, penal.

A lo mejor el coordinador federal de programas en contubernio con sus alfiles diputados Esteban Ojeda, Milena Quiroga y Homero González Medrano, pretenden dar un madruguete en la impartición de justicia, que a ellos beneficie al cambiar al hoy titular de la PGJE, para que el asunto del conflicto de interés quede en la impunidad. Tienen que aprender de lo que dijo Don Porfirio Muñoz Ledo, relativo a la hipocresía y al dolo con que están actuando estos diputados locales de Morena, para beneficio propio, porque no únicamente se trata de la procuración de justicia sino también de un fiscal electoral, esto con el fin de quitarse del camino a sus enemigos (internos) que no son afines al proyecto político del titiritero Víctor Castro Cosío, quien se siente ya, candidato a la gubernatura por Morena, porque la dirigencia local del partido, no lo avala, por eso la idea de ese fiscal, para eliminar al que aún sigue siendo dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional en el estado, Alberto Rentería Santana, quien por cierto, derrotó al mentado Puchas en un proceso interno para elegir a la dirigencia estatal, derrota que hasta la fecha, el mentor no ha podido superar.

Esta iniciativa muestra la desesperación de este grupo político comandado por Víctor Castro Cosío, para controlar los órganos de decisión de Procuración de Justicia y en materia electoral, a todas luces se ve que quieren impulsar a personajes a estos cargos afines a su ambición política.

Para ser que a este diputado Esteban Ojeda como al grupo político que pertenece, se les olvida, que Baja California Sur, ha tenido el reconocimiento de las autoridades federales en materia de seguridad, de una verdadera coordinación interinstitucional que ha traído paz y seguridad social a los sudcalifornianos, por lo que no se entiende, por qué trastocar lo que está funcionando bien, valga la redundancia, porque como dice conocido refrán, más vale conocido -en este caso por sus resultados- que nuevo por conocer.

Sin ánimo de comparar a un político político con un aprendiz de político, como lo es el diputado Esteban Ojeda, quien al igual que a los señalados por Don Porfirio Muñoz Ledo, esta iniciativa está revestida de la hipocresía con la que pretenden hacer modificaciones a la ley en la materia para modificar y cambiar a la PGJR por una Fiscalía General de Justicia, en donde ellos, en el Congreso habrán de elegir a este nuevo titular, pero por lo que se observa, y por las negras intenciones de este grupo político, dudamos que el cambio vaya a beneficiar a las mayorías, como ya lo hemos visto en el caso de la Ley de Movilidad, que siempre buscaron proteger los intereses de unos cuentos.

Estos ñoños de la política, deben aprender de lo que ayer declaró uno de los principales líderes morales de este movimiento que con hipocresías, ocurrencias y hacer modificaciones a cualesquier ley para beneficio propio, por lo que no pueden, ni deben legislar.

Deja un comentario