El 2020 y sus retos

  • La nueva cruzada fiscal; solo para el sector productivo         
  • Cascada de aumentos de precios
  • El factor García Luna; PRI-PAN los damnificados

Por Federico Gastélum Mayoral

Pues bien, si muchos nos preguntábamos cómo sería en realidad la nueva era de gobierno de la 4T, ahora esta pregunta debió haber sido contestada para los observadores del acontecer nacional, en el pasado año, en el que nos dimos cuenta de las capacidades y déficits del nuevo presidente, en el que bien fueron notables no solo las cualidades personales de AMLO, así como de su equipo de trabajo. Ya para muchos nos queda claro que el tema de la seguridad pública y el de la diplomacia internacional, no es ni con mucho, precisamente su fuerte.

En pasadas entregas hicimos un recuento de los tremendos defectos de los que adolece el nuevo gobierno, pero que no empata con el todavía alto nivel de aceptación que tiene entre la población en general, ni nos han llevado estos errores que en realidad haya cometido, a crisis económicas que nos lleven a la pérdida del patrimonio familiar ni a la pérdida de ingresos de quienes ya gozaban de un trabajo estable, excepto claro de puestos en la alta burocracia del gobierno o de sectores como el de las policías federales y en las delegaciones de los Estados. Claro, si ha habido recortes presupuestales que han dejado a muchos sectores en la indefensión como han sido los que se hacían al sector agrícola y en el sector salud, al cual le ha escatimado mucho en sueldos y en suministros, así como la falta de inversión en infraestructura. El año que justo ha pasado, es el año de menor inversión que en obra pública federal ha tenido (hospitales, escuelas, carreteras, etc) que se puede decir ha roto un record histórico en menor  obra,  ha pero eso sí, se han iniciado mega proyectos ( Santa Lucia, Tres bocas, Tren Maya, etc) que llegan a ser 25 de ellos, pero que aún se pueden considerar como solo eso, como  para ver resultados en digamos al menos cuatro años.

Pues bien, no es sino hasta este año, el 2020, en que ya podemos decir que en verdad el actual gobierno tiene un diseño fiscal y estratégico que le es propio, que ya no ha sido heredado de la pasada administración, pero el asunto es de que le ha puesto un mayor acento a la recaudación fiscal -lo que ha aumentado la desconfianza del sector privado-, que a la consecución de resultados en el corto y mediano plazo. Veremos si eso traerá un mayor dinamismo en la economía, o de plano nos iremos al franco estancamiento.

Lo que resulta claro ahora, es que AMLO tiene un plan muy a largo plazo y que no sería compatible a un crecimiento económico de al menos el 2% anual, pero que no lo considera necesario, ya que cree contar con un respaldo de sus electores, a pesar de sus magros resultados. El reto en este tema, sería concretar en beneficios a la población todos los “ahorros” obtenidos de los presuntos desvíos del erario que por corrupción se daban en el ámbito de la administración pública (sic).

Ahora, con los aumentos en el IEPS que se dieran a productos como refrescos, pan Bimbo, gasolinas, refrescos y cigarros, además de otros incrementos que ya se están registrando en el maíz, tomate, cebolla, chile, frijol y otro tipo de legumbres y hortalizas que son parte de la canasta básica, tal como lo anuncia la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) y que irían del 5% al 30%,  no es ninguna buena noticia para el combate a la inflación estos aumentos, que ya dan por un hecho que sería mayor a la del 2019 (4%), sobre todo, tomando en cuenta la volatilidad que imperara por el ambiente de guerra que estamos prestos a vivir, y proveniente de la cotización de las monedas. Mantener a raya a la inflación será todo un reto para este 2020.

La Prospectiva electoral para el 2021

Hasta hace unas semanas, aunque difícil, podía preverse una relativa recuperación en partidos como el PRI y el PAN, como una especie de efecto rebote, más sin embargo, surgió este caso del ex secretario de seguridad publica Genaro García Luna, con una larga carrera en el área de seguridad a través de  sexenios anteriores, en el que se evidencia la enorme corrupción y colusión de estas policías con los carteles de la droga en México, que García Luna será enjuiciado en una corte de los E.U., más ahora que se ha declarado inocente, con lo que iniciará un largo alegato sobre en qué momentos y situaciones seguiría este personaje una lucha honesta y derecha contra estas organizaciones, y sobre todo, de probársele el origen ilegal de su fortuna, el que pudiera probar que sus jefes no estarían al tanto de sus presuntos enjuagues, a pesar de haber existido múltiples denuncias en su contra.

Muy difícil será que el ex presidente Felipe Calderón, y en menor medida, Vicente Fox pudieran no ser involucrados en esta enredada madeja que seguramente, no dejará bien parados a esos personajes, y puede que hasta el último presidente, Peña Nieto. De pronunciarse sentencias y exhibirse pruebas en este que será un complicado juicio, le dará un tremendo espaldarazo al dicho del presidente López O., y dejará sin cartas que jugar a sus opositores en las justas que se avecinan. Esperemos que la verdad sea conocida y se dé algo de justicia; cuando menos del otro lado de la frontera, porque aquí ya sabemos en nuestro país como es que masca la iguana.

Deja un comentario