Micrópolis / Cena de “negros”

Enero 16 del 2020

Interesante debate se dio el pasado martes 14 de enero durante la sesión de la Permanente del Congreso local, en donde la diputada morenista Milena Quiroga, vio burro y se le antojó viaje, en razón querer hacer suya que en la Cámara de Diputados (federal) se haya “bajado” la iniciativa las reformas a la Ley Federal de Pesca para aperturar a la pesca comercial de la especie del Dorado, cuando esta, es exclusiva de la pesca recreativa y deportiva, la que genera un sinfín de beneficios económicos no solo para Baja California Sur sino para varios estados Costeros de la República Mexicana, cuando en octubre pasado los diputados Ramiro Ruiz Flores y Carlos Van Wormer Ruiz, de la fracción “Juntos Haremos Historia por Baja California Sur”, hicieron una proposición como punto de acuerdo para exhortar a los legisladores federales no aceptar la presunta iniciativa del diputado Federal Ruiz Arias (qepd), la cual fue aprobada por el pleno local.

Ante esta propuesta de los diputados Ruiz Flores y Van Wormer Ruiz, se sumaron voces de protesta de connotados especialistas en materia turística como lo es Don Cliserio Mercado, experto en torneos internacionales de pesca deportiva, de empresarios hoteleros y turísticos, de autoridades en la materia como los Secretarios de Turismo, Economía y Sustentabilidad y el de Pesca, Luis Araiza López y Andrés Córdoba Urrutia, respectivamente, y hasta a nivel nacional, con la Asociación de Secretarios Estatales de Turismo (Asetur), quienes demandaron el que no se reforma el Artículo 68 de la Ley de Pesca, en donde se pretendía liberar la especie mariana del Dorado a la pesca comercial.

Ante estos reclamos de entidades federativas que dependen del turismo, que en el caso particular de Baja California Sur, genera una derrama económica anual de más de 1,500 millones de dólares, la presencia de más de medio millón de turistas y es fuente de trabajo de más de 25 mil familias sudcalifornianas, además de los indirectos, como la hotelería, el comercio en general, la industria gastronómica, artesanos y hasta los prestadores de servicios de transporte, entre otros, la presiones surtieron su efecto, y hace tres días, se dio conocer que dicha iniciativa quedaba fuera de la agenda legislativa federal, la cual inicia el primero de febrero próximo.

Lo que no se vale, es que esta diputada -Milena Quiroga-, quiera colgarse la medalla, dando a conocer que sus pares morenistas, hayan bajado las pretendidas reformas a la Ley de Pesca, ya que en la realidad, cuando estaba más álgido el debate desde octubre pasado hasta los primeros días de este año, esta legisladora local y sus pares de Morena, ni pio dijeron. Repito, vieron burro… y se les antojó viaje.  

Hay que reconocer, que fueron los diputados locales de la Fracción Juntos Haremos Historia por BCS, quienes iniciaron este movimiento en favor del respeto a esa ley, pensando en el bienestar no solo de esas 25 mil familias que dependen directamente de la pesca deportiva del dorado, sino también de los miles de trabajadores de la industria turística como del comercio en general, que lograron que esta embestida, que fraguaron con muy negros intereses particulares y de dudosa procedencia para beneficiar a “quién sabe quién”.

Los legisladores de esta fracción, fueron respaldados en esa protesta, por los ocho diputados que conforman el grupo “de los 12”.

Otro tema interesante, que se dio en dicha sesión, fue la postura de la diputada Elizabeth Rocha Torres, en donde ella manifestó su posicionamiento en relación “las deficiencias de la mal lograda política pública de ocurrencia” del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), tras la decisión del gobierno federal de sustituir al Seguro Popular, ya que lo consideró como un  programa populista, clientelar y demagogo, acusando a los diputados morenistas (locales) al señalar que intentaron justificar “esa ocurrencia presidencial” con escasa información y de falta de argumentos, como en lo particular lo manejó el diputado Humberto Arce Cordero, quien defendió la postura del gobierno federal, con esto se da uno cuenta, de que a estos morenistas no les interesa en lo más mínimo, la salud de los sudcalifornianos, sino quedar bien con el que siempre y dudosamente, tiene otros datos.

Con la bandera ventajosa y mentirosa, de que el INSABI, funcionarios federales anunciaron que “todos los ciudadanos mexicanos que no tengan servicios médicos, serán atendidos de manera gratuita en todos los hospitales públicos del país, cuando en la realidad, no hay gratuitidad universal de los servicios médicos a quienes no son derechohabientes del IMSS o del ISSSTE, porque no existen reglas claras para la operación de esta nueva ocurrencia sexenal.

Como bien lo dice la diputada Rocha Torres, basándose en el dicho popular “lo que empieza ml, termina mal”, cuando señala no solo de la inexperiencia sino también del equivocado nombramiento del director general del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar, que carece de los conocimientos que debe tenerse en este cargo en los asuntos del sector médico del país. ¿Qué acaso no hay especialistas en administración hospitalaria en el país?

Por eso dice la diputada Elizabeth, que le duele, el “como lucran con falsedad en sus declaraciones los funcionarios de la mal llamada cuarta transformación, porque aquí a este congreso estatal, vienen las madres y enfermos a pedir ayuda para pagar sus tratamientos, mientras estos funcionarios anuncian una falsa cobertura universal, tal vez solo por ganar adeptos, a costa de vidas humanas”.

Y refirió que a nivel nacional, se han tomado testimonios de pacientes que hoy pagan más del doble de lo que pagaban con el seguro popular y mencionan los pacientes que los hospitales solo argumentan que se les amplió la carga de atención y no se les otorgó presupuesto para la atención.

Por ello aprovechó su participación en esta sesión de la Permanente, para felicitar al gobernador del Estado, maestro Carlos Mendoza Davis, por la decisión de rechazar la firma del convenio de adhesión y colaboración del INSABI de Baja California Sur, ya que esto atentaría contra la salud de cientos de miles de ciudadanos; lo anterior hasta en tanto no se emitan las reglas de operación del programa y que se garantice que beneficia en realidad a los sudcalifornianos y a todos los mexicanos.

En esta sesión planteó un exhorto por parte de esta legislatura al Maestro en ciencias Carlos Mendoza Davis, a mantener su acertada postura de rechazar la firma del convenio de adhesión a la implementación del Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, hasta en tanto se garanticen beneficios reales para los ciudadanos de Baja California Sur.

Dada la importancia como lo señalamos en la entrega anterior de Micrópolis, publicada este 14 de enero titulada “Con la salud… no se juega”,  que todos los sudcalifornianos nos sumemos a esta demanda exigiendo reglas claras para la operación del INSABI, sin distingo de partidos o gobiernos.

Un comentario sobre “Micrópolis / Cena de “negros”

  1. Yo a la primera persona que recuerdo que empezo a pegar de grito en los medios y en el congreso federal fue a la senadora Ruth García Grande, a las semanas de eso empezaron su faramalla los diputados de aqui. Es decir, todos se cuelgan la medallita al final de cuentas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .